EL-SUR

Lunes 06 de Julio de 2020

Guerrero, México

Espectáculos  

“Trato de ser un buen soldado del cine”, dice el mítico director alemán Werner Herzog

Filmó en Japón con técnicas de guerrilla su nueva cinta Family romance, LCC, que se estrenará gratis por streaming el 3 de julio. En entrevista, desecha hacer una película sobre su vida o escribir sus memorias

Mario Abner Colina / Agencia Reforma / RedacciónCiudad de México

Junio 30, 2020

 

Werner Herzog es un mito del cine.
Recorrió Europa a pie, arrastró un barco por una montaña para su película Fitzcarraldo, liberó 10 mil ratas en una ciudad para su Nosferatu y se amenazó de muerte con su actor fetiche, Klaus Kinski.
Además ha filmado en todos los continentes y se ha enfrentado a la inclemente jungla del Amazonas peruano (Aguirre: La ira de Dios), al gélido ártico (Encuentros en el fin del mundo) y a volcanes activos (Hacia el infierno). Y eso sería reducir su currículum de más de 70 películas.
La historia del director y escritor alemán, piensan muchos, es digna de un libro, una película, una serie. Pero él desea que las miradas se enfoquen en su cine. Su propia historia se volvió su enemiga, piensa.
“No escribiría mis memorias, no, nunca”, dice en una videollamada. “No me gusta orbitar alrededor de mí mismo. No ocurrirá jamás. La gente me dice: ‘Tu vida debería ser una película’. No, no debería. No me gusta”.
Enamorados de su aura aventurera y su voz pausada y ronca, Tom Cruise y Jon Favreu lo invitaron a actuar en Jack Reacher (2012) y la serie The Mandalorian (2019), del universo Star Wars, respectivamente.
Alguna vez llamado “el director más importante del mundo” por Francois Truffaut, Herzog acometió los compromisos con curiosidad, pero también con distancia.
“En estos momentos la atención va más hacia mi propia persona que hacia mis películas. Tengo que ser cuidadoso al actuar en papeles como Jack Reacher o The Mandalorian, porque eso apunta lejos de mi obra esencial”, comenta el realizador, de 77 años, en entrevista.
“Yo no sabía de qué trataba Mandalorian. Favreau me invitó con mucho entusiasmo. Vehementemente es admirador de mi trabajo y le gusto como actor”.
La experiencia, dice el oriundo de Munich, le satisfizo y conectó con sus propios credos fílmicos: huir de las pantallas verdes, efectos hechos con computadora, y contar sólo con aquello que ven los ojos.
Acostumbrado a viajar siempre, Herzog está recluido en su casa en Los Ángeles. Desde allí, menciona, escribe, lee y prepara nuevas películas.
Infatigable, el año pasado hizo tres: un documental sobre el escritor Bruce Chatwin, otro sobre el ex líder soviético Mijail Gorbachov, y Family romance, LLC. Estrambótico, el último filme sólo podía ser rodado por él.
El título hace referencia a una compañía que renta substitutos emocionales a sus clientes. Sus intérpretes, entonces, pueden fingir ser padres perdidos, o paparazzi que fotografían modelos.
Si en su propia escuela, Rogue Film School, enseña que el cine debe encararse a manera de guerrilla, él dio el ejemplo en las calles de Tokio. Por ejemplo, filmó a escondidas, sin permisos, evadiendo a las autoridades.
“Nunca hice daño a nadie, no retrasé el tráfico, y no filmé rostros que no debía. Fui un buen huésped en Japón, a pesar de que no acepté todas las reglas”, se justifica.
Herzog no acepta que le llamen artista, sino que dice ser sólo un soldado del cine.
“Trato de ser un buen soldado del cine. Eso significa coraje, lealtad, autosuficiencia, iniciativa. Significa mantener una postura que muchos han abandonado”.
Y cuando se le pregunta cómo cree que será recordado cuando haya muerto, no duda.
“No me importa. Ni siquiera estaré por aquí para verlo”.

Familiares en renta

En Japón, el tiempo dedicado a los afectos suelen ser los retazos de una vida real cada vez menos real. También existe un camino intermedio que ofrece la posibilidad de arrendar una novia, un novio, una esposa o un abuelo para asistir a fiestas u otras instancias totalmente platónicas. Este servicio, también ofrece paparazzi que acosan al cliente para aparentar fama o interés.
También se puede acceder al reemplazo de un padre ausente, o un hijo fallecido para pasar las fiestas de fin de año o las vacaciones.
La realidad de estas agencias de compañía es registrada por Herzog en Family romance, LLC, su más reciente documental que se estrenó en el Festival de Cannes de 2019 y que comenzaría su distribución en mayo pasado, de no ser por la pandemia que cerró los cines del mundo.
El próximo viernes 3 de julio el mundo aislado en sus casas tendrá la oportunidad de ver una función especial de Family romance, LLC durante 24 horas a través de la plataforma de streming mubi.com. La proyección estará disponible sólo para 150 países, incluido México, y sumará un conversatorio con el propio Werner Herzog, quien también realizó la fotografía del film.
Family romance, LLC y la conversación con su autor podrán verse sólo por 24 horas el viernes 3 de julio previa inscripción en mubi.com/Herzog.