EL-SUR

Viernes 27 de Noviembre de 2020

Guerrero, México

Grafico  

Exigen en marcha fin a un conflicto agrario en el Alto Balsas

Marchan vecinos de San Agustín Oapan para exigir solución al conflicto con Tecuiciapan Reclaman 3 mil 130 hectáreas de tierra y responsabilizan a los tres órdenes de gobierno del problema. Hay un grupo armado atrincherado en la preparatoria popular con la complicidad de las autoridades, señala el comisario Marcelino Aguilar Zacarías Cervantes San Agustín Oapan, … Continúa leyendo Exigen en marcha fin a un conflicto agrario en el Alto Balsas

Zacarías Cervantes San Agustín Oapan, Tepecoacuilco

Noviembre 21, 2020

Niños y niñas indígenas nahuas de San Agustín Oapan marcharon el jueves, al lado de un contingente formado mayoritariamente por mujeres, para exigir la intervención del gobierno para resolver el conflicto por 3 mil 130 hectáreas que, dicen, es con un grupo de San Miguel Tecuiciapan que está atrincherado con armas en la preparatoria popular Foto: Lenin Ocampo Torres

Marchan vecinos de San Agustín Oapan para exigir solución al conflicto con Tecuiciapan

Pobladores de San Agustín Oapan marcharon este jueves en esa comunidad del municipio de Tepecoacuilco para exigir solución al conflicto agrario con San Miguel Tecuiciapan Foto: Lenin Ocampo Torres

Reclaman 3 mil 130 hectáreas de tierra y responsabilizan a los tres órdenes de gobierno del problema. Hay un grupo armado atrincherado en la preparatoria popular con la complicidad de las autoridades, señala el comisario Marcelino Aguilar

Zacarías Cervantes

San Agustín Oapan, Tepecoacuilco

Pobladores nahuas de San Agustín Oapan, municipio de Tepecoacuilco, en su mayoría niños y mujeres mostrando palos y machetes, encabezados por su comisario municipal, Darío Marcelino Aguilar y acompañados por autoridades municipales y agrarias de pueblos vecinos marcharon este jueves para exigir a los tres órdenes de gobierno solución al conflicto agrario entre San Agustín Oapan y San Miguel Tecuicipan.
Los comuneros y vecinos de San Agustín Oapan reclamaron en su marcha a sus vecinos de San Miguel Tecuiciapan la entrega de 3 mil 130 hectáreas y responsabilizaron a los tres órdenes de gobierno de que el conflicto no se haya resuelto.
En la marcha participaron más de mil personas. Comenzó en la entrada del pueblo y terminó en el centro donde las autoridades del pueblo y de localidades vecinas ofrecieron una conferencia de prensa, para hablar del conflicto agrario.
El comisario Marcelino Aguilar aclaró que el diferendo agrario no lo tienen con todo el pueblo de San Miguel Tecuiciapan, sino con un grupo armado de ese lugar que mediante la violencia quiere apoderarse de las tierras, y que se mantiene atrincherado en la preparatoria popular incendiada el 5 de noviembre pasado, con la complicidad de los tres órdenes “del gobierno maldito, corrupto y ambicioso”.
Insistió en que el conflicto ya fue resuelto mediante una sentencia del Tribunal Unitario Agrario número 51 (TUA-51) de Iguala de fecha 1997, en la que se reconoció que las 3 mil 130 hectáreas en pugna corresponden a San Agustín Oapan, pero que el grupo armado se niega a entregárselas a esta localidad.
Agregó que el 5 de noviembre cuando resurgió la violencia algunos comuneros de San Agustín Oapan fueron hostigados cuando se trabajaban en sus tierras, y en respuesta la gente de este pueblo fue a tratar de recuperar la zona, pero enseguida fue atacada a balazos en un hecho que dejó dos heridos, entre ellos a él al recibir un balzo en la rodilla.
Darío Marcelino participó en la protesta con muletas debido a la herida que sufrió, y dijo que ya se está recuperando.
Los pobladores de San Agustín Oapan recibieron el respaldo de las autoridades de sus dos anexos, San Juan Tetelcingo y Analco, la segunda del municipio de Mártir de Cuilapan (Apango).
Así mismo, participaron autoridades de otras localidades como Tula del Río y San Juan Totolcintla, municipio de Mártir de Cuilapan. Así como de Ahuelican, municipio de Eduardo Neri (Zumpango).

Una marcha encabezada por niños y mujeres con palos y machetes

Encabezó la marcha un contingente de niños y mujeres con palos y machetes con una manta en la que se leía: “Entrega física de los terrenos de acuerdo a la sentencia. Somos campesinos y artesanos, hoy exigimos nuestros derechos”.
En tanto en pancartas se leyerpm exigencias como: “San Agustín Oapan exige justicia”, “Gobierno culpable por más enfrentamientos”, “no soltaremos nuestras tierras”.
También gritaban consignas como: “Queremos nuestras tierras”, y no queremos represión exigimos solución”.
En la conferencia de prensa el comisario Marcelino Aguilar reseñó y dio lectura a documentos que indican que San Agustin Oapan fue el primer pueblo que se fundó en la región y dueño legítimo de las tierras. Destacó que incluso desde 1590 cuando Tecuiciapan era apenas una localidad de unos 40 habitantes y Oapan ya de 400, los primeros acudían a pedir apoyo a la gente de Oapan cuando eran atacados físicas y en su patrimonio por los soldados que pasaban por el camino real.
“No arriesgaríamos nuestro pellejo para defender un pedazo de tierra que no es de nosotros, si lo defendemos es porque nuestros antepasados hicieron que esas tierras fueran de ellos, somos nietos de ellos y seremos hombres y mujeres dueños de esas tierras, jamás será de nadie, porque será de Oapan, cueste lo que cueste”, advirtió.
Agregó que si esta vez, (el 5 de noviembre) corrió el riesgo de perder la vida, asumirá las consecuencias “y seguiré corriendo el mismo riesgo, por mi pueblo daré mi alma, mi espíritu y mi vida, pero esas tierras jamás serán de ellos”, arengó.
Leyó el memorándum 450 del 22 de febrero de 1972 del Archivo General de la Nación, que hace referencia a otro documento de fecha 14 de septiembre de 1716 que reconoce como “natural” al pueblo de San Agustín Oapan, y lo reconoce como “dueño legítimo” de las tierras porque la comunidad ya existía “desde tiempos inmemorables”.
Entonces preguntó: “¿Quien tiene la razón; quienes son dueños legítimos de la tierra desde hace cientos de años, o unos cabrones que nos están invadiendo?”.
Explicó que el conflicto debió terminarse con la sentencia definitiva del 26 de noviembre de 1997 y ratificada el 26 de febrero del 2015 por el TUA-51de Iguala, cuando la comunidad de San Miguel Tecuiciapan reconoció que las tierras en conflicto son de San Agustín Oapan y permitió el cumplimiento de la ejecución de la sentencia y la realización de trabajos topográficos para la entrega de las tierras a San Agustín Oapan.
Recordó que esa vez, el TUA-51 hizo entrega formal de las 3 mil 130 hectáreas en presencia de las dos comunidades en conflicto, pero reprochó que la comunidad de San Miguel Tecuiciapan enseguida desconoció el acuerdo.
Y recriminó que fue desconocido “porque en México y en Guerrero hemos sido sujetos de los malditos gobiernos corruptos que han imperado en nuestra nación, y gracias a estos gobiernos hay sangre de por medio en muchos conflictos territoriales en pueblos de Guerrero”, agregó que uno de ellos es el de San Miguel Tecuiciapan
Pero aclaró que San Agustín Oapan no está en contra del pueblo de San Miguel Tecuiciapan, “estamos en contra de un grupo armado que ha sujetado al pueblo de San Miguel Tecuiciapan y ese grupo armado se ha sentido dueño de nuestra tierra a base de la fuerza y de la violencia, a base de lo que sea”.
Sin abundar más de él, denunció que este grupo, recurre a la amenaza y a la intimidación que hoy sufre el pueblo de San Agustín Oapan.
Dijo que como autoridad municipal jamás va a inducir a su pueblo a una violencia donde corra peligro su vida, “pero sí soy la autoridad moral para decirle al pueblo de San Agustín Oapan que se tienen que preparar desde los niños, porque hoy nosotros los grandes, no hemos podido resolver este conflicto por la vía legal y pacífica”.
Explicó que prueba de ello es la bala que trae en la rodilla, “esta bala que traigo es por la agresión y la presión que hemos sufrido del grupo armado que se encuentra atrincherado en un edificio que supuestamente es una escuela”.
Aclaró que esa escuela, en referencia a la preparatoria popular que fue incendiada el 5 de noviembre por la gente de San Agustín Oapan, cuando quisieron recuperar las tierras, no es escuela, “porque en una escuela se inculcan valores y buenos principios, y ahí se están preparando a los jóvenes invasores de vuestras tierras y el Gobierno maldito, corrupto y ambicioso, ha sido cómplice de ellos”.
El comisario municipal arengó a los niños, jóvenes y mujeres, para que defiendan sus tierras, “si terminan con mi vida defendiéndolas, defiéndalas ustedes con sus vidas, porque nuestros ancestros dieron la vida por estas tierras y no podemos permitir que unos ambiciosos malditos que codician el dinero se hagan dueños de lo que es de nosotros”.
Otro de los comuneros, advirtió que “el tigre ya abrió los ojos, y cuando éste se decida atacar va a ser por culpa de las autoridades federales estatales y municipales”.
Insistió: “El tigre ahorita está vigilando nada más, no está atacando, el día que se llegue esa fecha, yo creo que las autoridades lo van a lamentar, porque San Agustín Oapan no va a atacar y a responder solito a las agresiones, prueba de ello aquí están los pueblos vecinos que saben que esos terrenos son de San Agustín Oapan”.
Hizo un llamado a las organizaciones y organismos nacionales e internacionales y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que le exijan al Gobierno mexicano que tome cartas en el asunto y que de una vez por todas solucione el problema.
“San Agustín Oapan no quiere sangre, pero los gobiernos del estado, federal y municipal, se ve que le apuntan más a ese camino, prueba de ello el presidente municipal de Tepecoacuilco, Ignacio Ocampo Zavaleta tiene trabajando a las personas que están provocando el conflicto, igual que el Gobierno del estado.
Explicó que esa es la causa que muchas veces se hayan estancado los acuerdos y las pláticas “porque el mismo Gobierno ha sido cómplice de esas personas”.
Insistió que “No queremos agarrar el camino de la violencia, pero si no nos dejan otro camino, por ahí nos vamos, estamos a tiempo de parar esto, los gobiernos federal, estatal y municipal, están a tiempo de parar la violencia”.
Pidió que el gobernador Héctor Astudillo Flores sea el intermediario para que el presidente Andrés Manuel López Obrador y la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero les concedan una audiencia, “para que este asunto ya no se haga más grande y la gente pueda vivir en paz”.
Uno de los pobladores de Tula del Río, Ciro Salgado Cortes, denunció que pobladores de San Miguel Tecuiciapan, fueron a amenazar a los artesanos que venden en el mirador del Puente Mezcala de la autopista del sol.
Dijo que el domingo pasado les fueron a advertir que se salgan porque van a ir a quemar los locales.
Recordó que los locales se construyeron para la venta de artesanías de todos los pueblos del Alto Balsas y que las tierras pertenecen a Tula del Río pero que firmaron un convenio con Caminos y Puentes Federales (Capufe) para que los artesanos pudieran instalarse ahí.
“Es para todos los artesanos de la región del Alto Balsas, incluido San Miguel Tecuiciapan, y no por decisión de un pueblo caprichoso vamos a perder un beneficio de quienes lo están aprovechando”, dijo.
En la conferencia de prensa se informó que en el mirador venden habitantes de la mayoría de los pueblos de la zona pero que los más son de San Agustín Oapan, de donde hay 33 artesanos.
Salgado Cortés, demandó que para resolver el conflicto entre San Miguel Tecuiciapan y San Agustín Oapan, “que el Gobierno del estado siente a los dos pueblos en una mesa y revise documento por documento para que el pueblo que resulte que no tiene derecho a las tierras que los ubique en otros estados “porque en la región del alto balsas queremos paz”.
Durante la conferencia de prensa, las autoridades municipales y agrarias de la región, denunciaron que San Miguel Tecuiciapan tiene conflictos con casi todos los pueblos vecinos y llamaron a las autoridades estatales y federales a resolver el que tienen ahora con Oapan, “antes de que se lamente una violencia mayor”, dijo el comisario de Ahuelican, Mario Sidronio Aguilar.