EL-SUR

Lunes 15 de Julio de 2024

Guerrero, México

Principal  

Madres que buscan a sus hijos marchan en Cdmx, Acapulco y Chilpancingo

Frente a Palacio Nacional, en la Costera y en la capital de Guerrero exigen al presidente López Obrador que no minimice la desaparición forzada de personas Critican la inacción del gobierno en las búsquedas y que no se da seguimiento a las investigaciones Madres del país también rechazan a la nueva comisionada y demandan la renuncia del fiscal Gertz Manero Oficina de la ONU-DH llama a autoridades de México a escuchar a las madres buscadoras

Mayo 11, 2024

Madres que buscan a sus hijos marchan en Cdmx, Acapulco y Chilpancingo

 

Frente a Palacio Nacional, en la Costera y en la capital de Guerrero exigen al presidente López Obrador que no minimice la desaparición forzada de personas. Critican la inacción del gobierno en las búsquedas y que no se da seguimiento a las investigaciones. Madres del país también rechazan a la nueva comisionada y demandan la renuncia del fiscal Gertz Manero. Oficina de la ONU-DH llama a autoridades de México a escuchar a las madres buscadoras

 

 

 

Ciudad de México, Chilpancingo y Acapulco, Guerrero, 11 de mayo de 2024. Miles de mujeres no tuvieron motivos para festejar el Día de las Madres, y en su lugar protestaron en todo el país por sus hijos desaparecidos este 10 de mayo.

Madres y familiares salieron a manifestar su enojo y frustración en Ciudad de México, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Zacatecas, Sinaloa, Tamaulipas, Chiapas, Veracruz, Puebla, Guanajuato, Michoacán y Quintana Roo, en lo que denominaron como la Marcha Nacional de Madres Buscadoras.

Frente a Palacio Nacional, mujeres de distintos colectivos reprocharon al Presidente Andrés Manuel López Obrador su indiferencia ante la tragedia que viven y los cambios en la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

Bajo la consigna de que el 10 de mayo no es una fecha para celebrar, sino una jornada de lucha, las llamadas Madres Buscadoras marcharon del Monumento a la Madre al Zócalo, en donde desarrollaron un mitin. El contingente lanzó consignas como “Te cambio mi voto por mi hijo desaparecido”.

“Le traemos otros datos, ésta es la realidad que vivimos las madres mexicanas, nosotras no tenemos nada que celebrar y usted reconozca que nos falló, no nos ha cumplido, exigimos nos ayuden a buscar a nuestros hijos”, señaló una de las manifestantes.

Distintos colectivos se agruparon dentro de la denominada Jornada Nacional de Unificación de Familiares de Personas Desaparecidas y con un micrófono y una bocina plantearon sus quejas y demandas.

“Que la Fiscalía General de la República deje de obstaculizar la consolidación del Banco Nacional de Datos Forenses, que asuman con dignidad su responsabilidad en la búsqueda de las personas desaparecidas, la investigación a los responsables, así como dejen de utilizar el tema para fines electorales, son personas, no números.

“Rechazamos la imposición de la actual Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas (Teresa Guadalupe Reyes), la cual ha desmantelado lo poco que se había construido. Exigimos la destitución del Fiscal General de la República (Alejandro Gertz) ante su evidente incapacidad para procurar justicia. Se ha convertido en un procurador de impunidad”, leyó una integrante.

La mañana de ayer, en Palacio Nacional, López Obrador celebró con mariachi y son jarocho el Día de las Madres, les mandó felicitaciones y simbólicamente les regaló un ramo de flores.

Tras el festejo, realizado en el espacio de la conferencia matutina, el Presidente salió a las 10:00 horas de Palacio Nacional para realizar una gira por el sureste del País, por lo que no estuvo presente cuando llegaron las manifestantes.

 

Se replica en varias ciudades la Marcha de Madres Buscadoras

 

Un contingente de poco más de 100 personas, la mayoría mujeres y madres, salió de la Glorieta de los Niños Héroes, rebautizada como “La Glorieta de las y los Desaparecidos”, para protestar por las personas desaparecidas en Guadalajara, Jalisco, de acuerdo con Mural.

El grupo marchó hacia el Centro Histórico y llegó al Palacio de Gobierno a las 10:44 horas, donde colgó mantas y gritó consignas contras las autoridades.

“Si en años anteriores nos levantábamos preocupados por preparar una rica comida, hoy nos levantamos para una marcha para seguir pidiendo que encuentren a nuestros hijos”, dijo María de Jesús Solís, del colectivo Luz de Esperanza.

“No todas las madres celebran”, portaron mujeres camisetas negras con esta leyenda en otra de las manifestaciones en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

“¡10 de mayo no es de fiesta, es de lucha y de protesta!”, fue una de las consignas con las que arrancó la marcha en Monterrey. Manifestantes solicitaron al gobernador Samuel García una reunión cara a cara, en la que pueda refrendar su compromiso con las familias de los más de 6 mil 500 desaparecidos en Nuevo León.

“Él ya es papá, ya sabe lo que es el amor a una hija o un hijo, creo que debe de ser un poco más sensible con esto”, dijo Lourdes Huerta, Vicepresidenta de Buscadoras de Nuevo León.

A través de redes sociales, la madre buscadora de Sonora Cecilia Flores se solidarizó con las mujeres que salieron a marchar este días por sus hijjos desaparecidos, pero también por madres de hijos injustamente presos y enfermos con cáncer.

“A las madres que lloran en silencio, a las olvidadas, a las que no merecen ser parte de una tabla de datos. A las que marchan, a las que gritan, a las que cantan y protegen a otras madres. A las madres que dan a luz a un país entero. A las madres que escriben y narran, a las que ya no quieren estar perdidas”, escribió en su cuenta de X.

“Una abrazo grande. El amor de madre habrá de cambiar el rumbo de este país”, agregó.

 

Llama la ONU a autoridades en México a escuchar a buscadoras

 

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) llamó a los actores políticos del país a escuchar a las madres buscadores e impulsar una política de Estado en materia de desaparición de personas.

En un mensaje con motivo del Día de las Madres, reiteró su reconocimiento a la tenacidad de las madres que buscan a un hijo o hija desaparecidos.  Remarcó que la desaparición de personas precisa de respuestas puntuales, tangibles, certeras e impostergables.

“En poco más de tres semanas se celebrarán elecciones federales, estatales y municipales en México, por lo que alentamos a todos los actores políticos a escuchar con atención y respeto la voz de las madres buscadoras”, señaló. “

“La unidad de propósitos es indispensable para remontar el gran desafío que enfrenta México en esta materia, mismo que trasciende a actores y ciclos políticos. Se trata de un tema muy doloroso y complejo, que amerita la convergencia de voluntades y abandonar de forma inequívoca toda pretensión de instrumentalizar el dolor de las familias”.

Reivindicó el derecho a la participación de las madres buscadoras en los procesos de búsqueda, investigación, memoria y reparación, y consideró crucial garantizar plenamente su seguridad.

 

Sustituye AMLO la mañanera por un concierto de mariachi y son

 

En el último 10 de mayo que celebra desde Palacio Nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador sustituyó su conferencia mañanera por un concierto de mariachi y son jarocho para conmemorar a las madres mexicanas.

A las 7:15 horas, el Mandatario federal se apersonó en el Salón Tesorería, con un ramo de flores en la mano. Desde el atril, felicitó a las madres en su día y advirtió que no respondería preguntas ni hablaría de política.

“Felicidades a todas la mamás de nuestro país y de otros países, a todas las madres, a las mamás que se nos adelantaron. Pero como vamos a decirlo en una canción hay amor eterno para todas ellas y para las mamás que están con nosotros.

“Esta mañanera comienza con ‘Las Mañanitas’ y vamos a llevar a cabo este homenaje a las madres. Nada de política, nada de preguntas y respuestas, el lunes ya vamos a ponernos al corriente, nos ponemos al día. Hoy es para las mamás, amor, amor, amor”, celebró.

Antes de retirarse confirmó que este viernes viajará al sureste para una gira de supervisión de obras.

 

 

 

 

 

Marchan madres guerrerenses en la Cdmx para exigir la presentación de sus desaparecidos

 

Alrededor de 50 madres y familiares de personas desaparecidas del estado de Guerrero pertenecientes a distintos colectivos, participaron este 10 de mayo en la marcha de buscadoras en la Ciudad de México.

Los colectivos guerrerenses se unieron a la marcha organizada a nivel nacional y que tuvo participación de madres de distintos estados de la República, para partir desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo de la capital del país.

El recorrido transcurrió por la avenida Paseo de la Reforma para posteriormente dirigirse a la avenida Juárez y al hacer conexión con Eje Central, caminaron por avenida 5 de Mayo e hicieron una desviación en la calle Simón Bolívar, para tomar 16 de Septiembre y llegar a la plancha del Zócalo, debido a las obras que se realizan en el centro de la capital.

Durante el recorrido, madres y familiares exigieron al gobierno la presentación con vida de sus hijos y gritaron consignas como, “no somos uno, no somos 10, presidente cuéntanos bien”, “¿Dónde están, ¿dónde están?, nuestros hijos ¿dónde están?”, “la gente nos pregunta y esas quiénes son, somos buscadoras y buscamos con amor”.

Al llegar a la plancha del Zócalo, un grupo de madres se acercaron del lado de Palacio Nacional que está cercado con vallas, colocaron lonas con fotos de los y las desaparecidas, mientras que del otro lado agentes de seguridad se formaron. Las madres colocaron sin mayor problema sus lonas.

 

“El camino más difícil que me ha tocado recorrer”, dice madre buscadora

 

La integrante del colectivo Memoria, Verdad y Justicia, Socorro Gil Guzmán, madre de Jonathan Guadalupe Romero Gil quien tiene a su hijo desaparecido desde el cinco de diciembre de 2018 en Acapulco, dijo, “ha sido el camino más difícil que me ha tocado recorrer, desde que se llevaron a mi hijo, pues mi vida quedó en un alto. Lo único que sabemos hacer es andar buscándolo de un lado para otro”.

Frente a Palacio Nacional, la señora Socorro expuso que le pediría al presidente Andrés Manuel López Obrador que no minimice la desaparición forzada de personas, como fue el caso de sus hijos.

“Que paren la desaparición, que queremos seguridad en las calles, que queremos seguridad para nuestros jóvenes, para nuestros niños, para toda la sociedad en general, que se pongan a trabajar”, exigió.

En un día simbólico como el Día de las Madres, la señora Socorro admitió sentirse triste debido a que no debería estar en una situación como la que vive, y dijo que en caso de ver a su hijo le diría que lo ama y lo extraña.

“Le diría que lo amo, que todo este tiempo lo he extrañado, que me hace mucha falta. Ahora tiene dos sobrinos a los que no conoce, pero ellos sí lo conocen a él porque yo se los muestro todos los días, mis niños lo abrazan. Le diría que lo amo y que no lo voy a dejar de buscar hasta que yo lo encuentre. Si no lo encuentro en esta vida y hay otra vida, en esa otra vida lo volveré a buscar”, externó.

La señora Gloria Hernández es madre de Pablo César Miranda Hernández. Él desapareció en 2007 en Barra Vieja en Acapulco, a los seis meses su hermano Armando lo buscó y desapareció en 2008.

Gloria dijo que en casi 17 años de la desaparición de Pablo no ha tenido una respuesta positiva de las autoridades, incluso dijo que el expediente donde se registró el caso de su hijo no se lo prestan.

“Nunca me han dado respuesta de nada, el gobierno ni nada. Incluso me desaparecieron el expediente de mi hijo, ya no cuento con el expediente de mi hijo, no lo tengo, lo ando pidiendo y no me lo dan, me lo niegan, me dicen que no está”, denunció.

Hernández dijo que los colectivos esperan que el gobierno federal les ponga atención y ayude, pues afirmó que en el momento en que su hijo desapareció, una parte de ella murió.

“Queremos que ya nos ayuden, que nos pongan atención, que se compadezcan de nuestro dolor porque cuando nos desaparecen un hijo, también a nosotras las mamás nos matan en vida”, agregó.

Indicó que en caso de encontrar a su hijo, “pues le daría un abrazo” y que se mantiene en la búsqueda tanto de Pablo como de Armando y que no parará hasta que los logre encontrar.

Lucila López es del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera, originaria de Iguala y madre de Lucila Josefina Fernández López, desaparecida desde el siete de mayo de 2020.

Lucila informó que su hija dejó a su hijo con tres años y actualmente tiene siete, afirmó que su nieto le ha “dado las fuerzas necesarias para seguir buscando a mi hija” y es quien la impulsa para salir adelante.

“Como madre ya no soy la misma de antes, me siento incompleta. Me siento como si faltara una parte de mí, un brazo, una mano, un ojo, que sé yo, así me siento y la lucha es diaria. Yo le pediría el gobierno que mirara nuestra situación”, suplicó.

La señora recordó que ella fue madre justamente un 10 de mayo y que su hija cumple años el Día de las Madres, aprovechó el marco de esta festividad para indicar que le hace falta Lucila Josefina.

“El día de hoy Dios me dio la dicha de ser madre, ella nació un día 10 de mayo de 1997. Le diría que me hace falta, cómo la extraño y que su lugar en mi casa siempre va a estar, todas sus pertenencias ahí las tengo, se las he cuidado, y que la amo mucho”, expuso.

Juan Sebastián García Antúnez desapareció el 27 de febrero de 2011 en Chilpancingo. Desde entonces para su madre Gema Antúnez Flores, la celebración del Día de las Madres se ha convertido en un “duelo” y su participación en la manifestación es para exponer que seguirán en pie de lucha.

“Demostrarle al gobierno que las madres vamos a seguir luchando, las familias vamos a seguir unidas, trabajando hasta encontrar a nuestros desaparecidos”, dijo.

A su hijo Juan la señora Gema confesó que le diría que el 10 de mayo se convirtió en una fecha vacía desde hace 13 años, y que está dispuesta a seguir en su búsqueda aunque sea lo último que haga.

“Hoy le diría que me hace falta que cada año llegaba y me abrazaba, me llevaba serenata, y pues este día está vacío para mí, y que me hace falta escuchar sus palabras de amor, de cariño, y también quiero que sepa él que donde quiera que esté lo voy a seguir buscando, porque ese es mi compromiso como madre, que voy a seguirlo buscando hasta el último instante de mi vida”, dijo también entre el llanto.

La señora Guadalupe Vicario tiene a Agustín y Héctor, sus hijos, desaparecidos desde el 2013 además de a su esposo Agustín, relató que policías ingresaron a su casa en Chilpancingo y se los llevaron.

“No es un día de fiesta, es un día de dolor porque recuerdo a mis hijos, que siempre me decían que siempre íbamos a estar juntos y los perdí”, dijo la señora.

Guadalupe Vicario indicó que ella está dispuesta a continuar la búsqueda de sus familiares hasta encontrarlos y sin importar las consecuencias, incluso “así me lleve conmigo la vida, pero los tengo que encontrar”.

 

 

 

 

 

Denuncian madres inacción del gobierno para frenar desapariciones, en mitin en Chilpancingo

 

Con la consigna, “este 10 de Mayo no hay nada que festejar”, madres de desaparecidos del colectivo de Chilpancingo Lupita Rodríguez, realizaron ayer un mitin en el monumento a las Banderas, donde denunciaron la inacción de las autoridades para encontrar a sus hijos y para frenar el problema de la desaparición de personas.

En el mitin participaron también estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Las madres de desaparecidos denunciaron que la actual legislatura del Congreso local incumplió con la aprobación de la Ley en materia de desaparición de personas, mientras que el gobierno estatal no ha dado respuesta a su petición de la creación del Centro de Identificación Humana.

Una de las madres, Margarita Leyva Cruz, quien desde hace cinco años busca a su hijo Alberto Fonseca Leyva, dijo que le cambia a la presidenta municipal Norma Otilia Hernández Martínez y a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda los festejos que realizan por el Día de las Madres, por un mayor presupuesto para la Comisión de Búsqueda de Personas.

“Los festejos duran un ratito y nosotras, como madres, llevamos años buscando a nuestros hijos”, reprochó.

Las madres coincidieron en que sus hijos desaparecidos son para las autoridades sólo carpetas de investigación, pero sin avances para localizarlos.

Criticaron la insensibilidad con que las tratan cuando piden información en la Fiscalía General del Estado (FGE).

 

En Guerrero actualmente existen 4 mil 309 casos de desaparecidos por la violencia

 

El representante del colectivo Lupita Rodríguez, David Molina informó que en Guerrero actualmente existen 4 mil 309 casos de desaparecidos por la violencia, mientras que los diputados del Congreso local no han querido aprobar la Ley de Desaparición de Personas en la que se incluye el Centro de Identificación Humana para agilizar la identificación de los cuerpos.

María Engracia Guerrero López, madre de Jesús Antonio Moyao Guerrero, desaparecido el 23 de febrero del 2022 en Chilapa, dijo que antes el 10 de mayo era para ella de festejo y de alegría, pero que desde que desapareció su hijo esta fecha es de lucha para encontrarlo.

“Hoy tengo que salir y buscar pistas, como cada día, de mi hijo Jesús Antonio. El dolor que siente una madre es permanente, es un dolor que nunca desaparece, que sepan nuestros hijos donde quiera que estén que seguimos luchando por ellos”.

Exigió a la gobernadora Evelyn Salgado y a la FGE que autoricen más recursos para que se realicen las búsquedas y para que se contrate más personal, “para que nuestros hijos no solamente se conviertan en una carpeta de investigación”.

Reprochó que estas carpetas de investigación están llenas de información, “pero de información que nosotros como madres y familia hemos dado, no por las investigaciones de la Fiscalía”.

Indicó que es doloroso para las madres exigir en fechas como esta por un hijo, “que siempre estuvo a nuestro lado dándonos fortaleza, y ahora estamos solas, pero en mi caso mi hijo me la sigue dando y desde aquí le digo que no voy a parar hasta dar con él donde quiera que esté”.

Pidió a la sociedad que sea empática con las madres que tienen hijos de desaparecidos, y que si saben de alguna información se las hagan llegar, “y le pido a la gente que nos dice que ya no busquemos, más empatía, porque a veces nuestros mismos familiares nos dicen que dejemos de buscar, pero una madre jamás va a dejar de hacerlo, jamás se va a rendir, tan es así que hoy estamos aquí”.

Indicó que en su caso lleva dos años buscando a Jesús Antonio, “y nunca me imaginé que a dos años seguiría en este proceso tan doloroso, pero no me voy a rendir y ustedes compañeras tampoco se rindan porque nuestros hijos están por ahí, esperándonos”, les dijo a las madres concentradas.

Margarita Leyva Cruz, quien busca a su hijo Alberto Fonseca Leyva, dijo que lleva cinco años buscándolo y exigió a las autoridades “que hagan su trabajo, en mi caso ya son cinco años y siguen solamente con la denuncia, nadie ha trabajado, nadie ha investigado, aunque ellos (los de la Fiscalía) digan que sí están trabajando, eso no es cierto”.

Entonces retó: “yo cambio los festejos que hace la presidenta y la gobernadora a cuenta de que den más presupuestos para los desaparecidos, porque los festejos son un rato, y nuestros hijos desaparecidos llevan años y años que no aparecen”.

Añadió que hay madres que han muerto buscando a sus hijos y se han ido sin encontrarlos, y citó el caso de la líder del colectivo Guadalupe Rodríguez, quien “se fue sin encontrar a su hijo”.

Mencionó que cada 10 de mayo ella decía que esta fecha no era de festejo, sino de protesta “para que nos escuchen las autoridades”.

Margarita Leyva expuso que duele más un hijo desaparecido que un hijo muerto, “porque el hijo muerto ahí lo tienes, pero un hijo desaparecido no sabes dónde y con quién está, pero esas son cosas que nadie comprende, más que nosotras que tenemos perdidos a nuestros hijos”.

Otra madre, quien dijo tiene a su hijo desaparecido desde hace 11 años, denunció que durante estos años cuando va a la FGE sólo se encuentra con la carpeta de investigación vacía.

“Llevo 11 años buscando a mi hijo, 11 años sin saber nada de él, cómo puede ser posible que yo no tenga ninguna respuesta”.

Denunció que en la Fiscalía hasta le han llegado a decir que ya firme una acta de defunción, “porque ya lleva muchos años desaparecido y ya no lo va a encontrar, pero por qué la voy a firmar, si yo no lo veo, yo estoy como muchas madres, no me quiero morir sin ver a mi hijo, ¿por qué, por qué tanta injusticia?”, reprochó.

Dijo que la mayoría de las madres que buscan a sus hijos no tienen respuesta de las autoridades y preguntó que “entonces para qué les pagan, ¿qué hacen?. No es posible todo lo que nos pasa a nosotros como madres buscadoras, ¿este 10 de Mayo qué vamos a festejar, si nuestros hijos no están?”, preguntó.

Informó que de su hijo, Cristian Salvador Cuenca,  no tiene ningún indicio de su paradero.

“Le pido, por favor, a las autoridades que pongan empeño, que desquiten tantito el sueldo que les pagan y que hagan algo”.

Por su parte, la representante del Comité de Solidaridad con las Victimas del Movimiento de 1960, Roberta Campos, expresó que los familiares de las víctimas de desaparecidos se pronuncian por la aprobación de la Ley de Desaparición de Personas y reprochó que se destinen cuantiosos recursos para campañas electorales y no para atender el grave problema de los desaparecidos.

Exigió a las autoridades que “dejen de seguir simulando” y que el dinero que ocupan para la “farsa electoral” se destine para buscar a los desaparecidos, además, “que el ejército y los policías realmente hagan su trabajo”.

El representante del colectivo Lupita Rodríguez, David Molina, había informado que este 10 de mayo irían a la Ciudad de México para participar en una marcha junto con otros colectivos del país, pero ayer informó que finalmente decidieron movilizarse en Chilpancingo por falta de recursos para trasladarse a México.

 

 

 

 

 

Marchan en la Costera de Acapulco familiares de desaparecidos para exigir su presentación

 

Unos 200 familiares de desaparecidos marcharon en la avenida Costera este viernes, Día de las Madres, para reivindicar a las madres que tienen a sus hijos no localizados.

La presidenta de la asociación de Familias de Acapulco en Busca de sus desaparecidos, Emma Mora Liberato dijo que el actual gobierno federal está desapareciendo a sus familiares de nuevo, porque los borra del registro nacional de desaparecidos.

La actividad comenzó en la glorieta de la Diana y culminó en el Asta Bandera, donde desplegaron fotos y pertenencias de los desaparecidos, además del colectivo de Acapulco participaron unas 50 integrantes de la organización Madres Igualtecas, y familiares procedentes de Chilpancingo y Tlapa.

La inmensa mayoría de los asistentes eran mujeres, quienes gritaron consignas que demandan la presentación con vida de sus familiares, que son sobre todo hijos, algunos de ellos no han sido localizados desde hace años.

Los familiares vistieron de blanco y cargaron las fotos de sus desaparecidos o las mantas de la asociación a la que pertenecen, una de ellas dice: Yo también quiero abrazar a mi hijo soy una madre que busca a su hijo, y en una cartulina señaló: volveré a festejar cuando te encuentre.

El contingente estuvo delimitado por globos multicolores y por momentos enfrentó dificultades porque carros y camiones urbanos pasaban cerca, en una parte del carril con dirección a Caleta.

Al frente de la marcha, que duró una hora, fue una moto cargando la bocina en la que se escuchó las voces de familiares y activistas, “vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Se hizo una parada de varios minutos en el cruce con la calle Wilfrido Massieu, lo que provocó los pitidos de varios choferes, pero los familiares siguieron gritando: Hijo, escucha, tu madre está en la lucha.

También recibieron muestras de apoyo, como un albañil que gritó desde lo alto de la reconstrucción de la plaza Galerías Diana, “el pueblo unido, jamás será vencido”, y otro señor les levantó los pulgares en señal de aprobación.

La mayoría de los transeúntes, muchos de ellos turistas, miraron callados el paso de la marcha, aunque uno que otro se quejó porque el avance de los familiares generaba congestión vial.

Antes del inicio de la marcha, la presidenta de la asociación de Familias de Acapulco en Busca de sus desaparecidos, Emma Mora Liberato, dijo que la marcha en este municipio forma parte de la movilización nacional que realizaron colectivos de familiares de desaparecidos.

“Estamos visibilizando la desaparición de nuestros desaparecidos, es decir, que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas los está desapareciendo otra vez”, dijo.

Y es que 200 mil están ahora contabilizados como personas localizadas con vida o sin vida, “sin embargo, la realidad es que en el país los familiares no tenemos a nuestros hijos, padres, hermanos, siguen desaparecidos”.

Hizo un llamado a la unificación de las víctimas y también a la sociedad en general para que se unan a la lucha por los desaparecidos, “yo sé que es un festejo en el que deberíamos de estar todas y todos festejando a nuestras mamás, nuestros hijos, pero tenemos que estar en esto”.

“No tenemos que estar buscando en el cerro de El Veladero, en ningún lugar con un pico, una varilla, una pala, a nuestros hijos, sin embargo, lo estamos haciendo cuando podríamos estar en nuestras casas haciendo labores domésticas o en una oficina trabajando”.

Mora Liberato aseveró que no hay nada que celebrar porque no están sus hijos para recibirlas en las mañanas con las mañanitas con un abrazo y un beso, “no los tenemos, para nosotros no hay festejo, te dicen felicidades y de verdad, en lugar que sientas bonito, sientes un dolor más”.

La activista expuso que otra demanda de la manifestación de ayer es la atención de las autoridades porque los familiares quieren saber qué pasó con sus expedientes después del paso del huracán Otis, “si antes, teniendo expedientes, no daban seguimiento a las investigaciones, pues ahorita no sabemos si tenemos o no expediente”.

La conmemoración del Día de las Madres protestando por sus familiares desaparecidos terminó en el Asta Bandera, donde extendieron las mantas del colectivo de familias de Acapulco y las fotos de sus desaparecidos, y junto a algunas de ellas, colocaron algunas pertenencias, como ropa y calzado y un peluche.

También acudieron familiares de uno de los desaparecidos del huracán Otis, el tripulante del yate Sereno, Demetrio Felipe Morales, quienes pidieron al gobierno que siga buscando a los familiares que se perdieron en el mar.

Hubo un par de intervenciones más, una señora que recuperó el cuerpo de su hijo, pero se quejó que las autoridades tardaron un año en dárselo después de identificarlo, y una niña y sus familiares que denunciaron el abuso sexual que sufrió la menor de edad.

Emma Mora Liberato insistió en que los desaparecidos están siendo borrados del registro nacional, y pidió en que se identifiquen los cuerpos que se encuentran en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) del país, también recordó los nombres de las madres que murieron sin saber de sus familiares y las lágrimas de varias de las asistentes brotaron de sus ojos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Juan Luis Altamirano Uruñuela, Zacarías Cervantes y Ramón Gracida Gómez /Foto: Carlos Carbajal