EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Principal  

Muere uno de los dos policías de la UPOEG heridos tras el ataque al convoy del vicefiscal

Esa organización y el grupo criminal Los Rusos están coordinados y causan destabilización en Acapulco, señala Ramón Celaya en conferencia de prensa El atentado de Tres Palos fue “un montaje” que planeó el mismo funcionario, afirma Bruno Plácido Hay “un grupo” en el gobierno estatal que busca desarticular a la policía ciudadana que dirige, sostiene

Argenis Salmerón

Agosto 04, 2022

 

El vicefiscal del estado Ramón Celaya Gamboa, en la conferencia de prensa qué ofreció en Acapulco, luego del enfrentamiento con policías de la UPOEG el martes Foto: Carlos Alberto Carbajal

Muere uno de los dos heridos tras el ataque contra el convoy en el que iba el vicefiscal Ramón Celaya

El funcionario sostuvo que la UPOEG y el grupo criminal Los Rusos están coordinados y causan desestabilización en la ciudad

El vicefiscal Ramón Celaya Gamboa informó que ayer murió uno de los dos atacantes heridos durante el atentado –adjudicado a la UPOEG– que sufrió el convoy en el que iba en la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional; además, que fueron cinco los detenidos.
Indicó que a éstos se les están imputando los delitos de tentativa de homicidio, portación de arma de fuego sin licencia y ataques a la vías de comunicación, por el bloqueo del martes en el poblado de Tres Palos.
En conferencia de prensa en la Fiscalía Regional de Acapulco, Celaya Gamboa sostuvo que los detenidos dijeron que pertenecían al grupo de la policía de la UPOEG y “así consta en el registro nacional de detenciones”.
El vicefiscal precisó que 40 agentes ministeriales y estatales, apoyados por soldados de la Sedena y la Guardia Nacional, participaron en la operación del martes.
Mencionó que él viajaba en el convoy que se dirigía al bloqueo que realizaban pobladores y taxistas “como en otros bloqueos, para atender mediante el diálogo, la conciliación y apoyo a causas sociales, (pero) en este caso no fue así”.
Recordó que los cinco detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público, al igual que cuatro escopetas y una camioneta, mientras que los dos heridos fueron trasladados al hospital de El Quemado, pero ayer uno murió a consecuencia de las heridas.
Agregó que uno de los detenidos el martes ya había sido arrestado el 15 de enero pasado en el poblado de La Sabana por portación de drogas y vehículos robados.
Aseguró que esto “quiere decir estamos hablando de un fuerte número de personas de la organización que tienen antecedentes penales o relacionados con el crimen organizado, llevamos dos órdenes cumplimentadas contra líderes de la UPOEG de homicidio calificado.
“Esto quita todo el argumento de organización pacífica y social, recibimos las quejas y denuncias ciudadanas, porque no quieren los retenes y filtros de la UPOEG”, señaló.
Reiteró que el bloqueo del martes en la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional no tuvo causa justificada.
Sostuvo que la UPOEG y el grupo criminal Los Rusos “están coordinados y desestabilizan” la ciudad.
Advirtió que los choferes del transporte público de cualquier modalidad que participen en los bloqueos, serán detenidos y se les fincarán responsabilidades.
Aseveró que los bloqueos de choferes están siendo convocados por los que llamó delincuentes por medio de mensajes de WhatsApp y otras redes sociales.
Declaró que algunos choferes son amenazados y otros forman parte de las organizaciones criminales que acuden voluntariamente. Aseguró que los agentes de la Policía Estatal que llegaron al bloqueo del martes en la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional reportaron que los taxistas no les dijeron cuál era la causa de la manifestación.
Dijo que la Fiscalía no ha hablado con el dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, porque “nosotros solamente dialogamos con ciudadanos que tienen una causa legítima”.
Sostuvo que el desempeño de la policía de la UPOEG ha sido tema en las reuniones de la Mesa de Coordinación para la Construcción para la Paz y se va a esperar las determinaciones que se tomen en esa instancia.
“Lo que sí es cierto es que de parte de la Fiscalía General del Estado nuestra firme convicción es servir a los ciudadanos, todo aquel que viole la ley será detenido, sea policía comunitario, sea de grupos de delicuencia organizada, taxistas, quien sea, porque no se puede argumentar ningún tipo de presión; hemos detectado que muchos de estos taxistas están involucrados en actividades ilícitas”, finalizó.

El ataque fue un “montaje” que planeó el propio vicefiscal Celaya, dice Bruno Plácido

Zacarías Cervantes / Argenis Salmerón

Chilpancingo / Acapulco

El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, aseguró que en el gobierno estatal hay “un grupo” que usa al vicefiscal de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), Ramón Celaya Gamboa, para desarticular a esa organización y desestabilizar al estado.
Por separado, integrantes de la comandancia de la policía de la UPOEG en Acapulco, denunciaron que fueron víctimas de una provocación del Estado en un “montaje” de diferentes corporaciones policiacas orquestado por el vicefiscal Ramón Celaya Gamboa.
En conferencia de prensa en Chilpancingo, Plácido Valerio aseguró que no fue la policía de la UPOEG la que atacó la tarde del martes en Acapulco al convoy de policías ministeriales que resguardaba al vicefiscal y que tampoco se trató de un enfrentamiento, sino un “montaje” para acusar a la agrupación.
Argumentó que “es extraño” que el vicefiscal diga que fue un enfrentamiento, cuando de parte de la Policía Ministerial no hubo ningún herido, “ni un rozón recibieron; yo me pregunto ¿les dispararon con balas de plástico?”. En cambio, añadió que sí hubo un muerto y dos heridos de parte del grupo supuestamente agresor, mismo que, aseguró, no es de la UPOEG.
Según el dirigente, el “montaje” tiene el fin desarticular a la UPOEG y desestabilizar el estado, pues cuestionó a qué iba Celaya Gamboa, si el grupo de transportistas que bloqueaba la carretera Acapulco-Pinotepa Nacional, Oaxaca, ya había retirado el bloqueo por la negociación con funcionarios de la Secretaría de Gobierno.
Además, declaró que al vicefiscal no le corresponde la negociación de conflictos con los movimientos sociales, sino investigar delitos, y tampoco actuar contra la delincuencia organizada, puesto que su función es la investigación de delitos del fuero común.
Para Plácido Valerio “es sospechoso”, además, que el tiroteo haya ocurrido horas después de que dirigentes de la UPOEG se reunieran en la Secretaría General de Gobierno con el titular de la dependencia, Ludwig Marcial Reynoso, como parte de las pláticas que tienen para regularizar a la agrupación.
Añadió que en la reunión los dirigentes de la agrupación que son señalados por cometer delitos habían aceptado que se les investigue, siempre y cuando se les garantizara que tendrían un debido proceso, incluso, agregó que acordaron que se iban a presentar voluntariamente ante las autoridades que los requirieran, “pero después ocurrió lo de la tarde y ahora ya estamos hablando de otras cosas”.
Recordó que lo mismo ocurrió en Marquelia el 28 de junio, cuando fue detenido el comandante de la policía de la UPOEG, Jesús Calleja El Chucho o Comandante Calleja. Dijo que entonces también dijeron que fue un enfrentamiento tras la agresión que sufrieron soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional y Guardia Nacional, pero que después se difundieron videos que “demuestran” que fue un operativo que inició desde la mañana para detener al Comandante Calleja, pero en el boletín oficial se aseguró que fue un enfrentamiento.
“Creo que se están realizando montajes contra esta organización para justificar la persecución y el hostigamiento, argumentando que estamos infiltrados; hemos reconocido que estamos infiltrados, pero eso no quiere decir que toda la organización” esté infiltrada.
Aseguró que también las corporaciones policiacas están infiltradas y que la UPOEG tiene información de que alguien que fue jefe de plaza en Copala ahora es miembro de la Guardia Nacional.
Aseguró que a más de nueve años de fundada la UPOEG, “en los peores momentos de crisis nunca inducimos a la población para confrontarse contra el Estado; sí hemos bloqueado, como una manera de presión para que nos devuelvan armas o liberen a detenidos, eso sí, es público, pero no damos línea para enfrentarse a balazos con alguna autoridad”, aseguró.
Plácido Valerio reprochó que se está actuando contra la UPOEG, que tiene sustento legal en la Ley 701, pero no contra otras organizaciones criminales; recordó el caso de los bloqueos en Quechultenango y en Petaquillas, donde en meses pasados entraron elementos del Ejército y fueron retenidos por “halcones, quienes los sacaron a garrotazos y hasta la fecha no ha pasado nada y todo mundo sabe qué grupo delincuencial está operando ahí”.
Dijo que la semana pasada también se organizó un operativo muy aparatoso en la región de Tierra Caliente y hubo bloqueos de la gente que apoya al grupo delictivo de la zona y tampoco ha habido detenidos, “ni a El Fresa ni al otro que iban a detener”, dijo en referencia a Johnny y José Alfredo Hurtado Olascoaga.
Agregó que el vicefiscal también menciona mucho a El Ruso, el líder delincuencial que controla Acapulco, pero que no lo detiene, “si detienen a El Ruso se resuelve el problema de violencia en la Costa Chica, pero todo mundo sabe dónde vive y no lo detienen”.
El dirigente de la UPOEG declaró que la duda es qué está buscando la Fiscalía del estado, o qué quiere justificar cuando dice que los agredieron y que hubo un enfrentamiento, “pero de su lado no hay heridos y del otro sí hay muertos y heridos”.
Explicó que si dicen que les dispararon con escopetas, los que saben de armas saben que las balas de escopeta se expanden, y por ello por lo menos hubiera heridos de la Policía Ministerial.
Plácido aseguró que la organización no tuvo nada qué ver ni con el ataque armado ni con la manifestación que se había realizado.
“Si de verdad quisiéramos confrontarnos con el Estado, habría una gran masacre, porque somos muchos, estamos en todos los municipios de la Costa Chica, somos más de 4 mil, pero no tenemos esa línea”.
Informó que la UPOEG ha ido cediendo, y puso de ejemplo que en Marquelia se replegaron, pero que ya hay otra vez extorsiones y desaparecidos, cuando se supone que la autoridad ya debió haber puesto orden.
Contó que hace cuatro días envió a la Fiscalía fotos, nombre y apodo de un delincuente originario de Colima, que vive en El Paso, municipio de Marquelia, pero no lo han detenido, sólo le contestaron que la gente vaya a presentar la denuncia para que lo puedan investigar.
Señaló que la Fiscalía está militarizada e infiltrada para generar desestabilización en el estado en contra de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, pues dijo que el tiroteo ocurrió dos horas después de que se habían reunido con el secretario de Gobierno para instalar una mesa jurídica e investigar a los dirigentes de la UPOEG, con la intervención de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, para que revisara el debido proceso.
Aseguró que los dirigentes de la UPOEG estuvieron de acuerdo en que si el gobierno los requería, se presentarían, para que fueran investigados, “lo único que pedimos son garantías del debido proceso”, pues señaló que hace 15 días detuvieron a un integrante de la UPOEG en San Marcos y todavía no le han fincado delito.
Informó que lo acusan de un homicidio y han pedido que investiguen quién era (el asesinado); “si es una blanca paloma, estamos dispuestos que nos detengan a todos los que participaron, pero si es un secuestrador, violador, entonces la duda es de parte de quién está la Fiscalía, ¿de las víctimas o de los delincuentes?”. La conclusión de Plácido Valerio es que “hay un grupo infiltrado en el gobierno para generar confrontación, desestabilización y desarticular a la UPOEG”.
Y, en concreto, “debe haber alguien dentro que quiere generar inestabilidad en el estado queriendo derrocar un movimiento que tiene legitimidad y está reconocido en la ley”.
El dirigente agregó que con ello se pretende provocarle problemas a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda.
Indicó que recientemente denunciaron que un comandante de la Ministerial pidió a un detenido de la UPOEG en San Marcos 15 mil pesos para que lo soltaran y él (Bruno Plácido) le pidió que no se los pagara, porque lo volverían a detener y pedirían más.
Informó que hace una semana le entregaron a la Fiscalía a un violador de una niña de cuatro años y en la página de Facebook de la dependencia publicaron refiriéndose a ese caso: “Tu Fiscalía Trabaja”, y él tuvo que aclarar por la misma vía que lo detuvieron los de la UPOEG, no la Fiscalía.

La UPOEG en Acapulco

Mientras tanto, en Acapulco, en conferencia de prensa en un restaurante del poblado de Las Chanecas, los integrantes de la UPOEG rechazaron “contundentemente” la versión del vicefiscal que hubo un enfrentamiento el martes en esa zona de la ciudad, djeron que no hubo tal “enfrentamiento” ni “emboscada”, contra el vicefiscal.
Quienes se presentaron como integrantes de la comandancia de la UPOEG leyeron un comunicado y no permitieron preguntas, tampoco fotografías de sus rostros, debido a que, dijeron, temen que sean perseguidos por el gobierno del estado.
En el texto, los integrantes de la UPOEG señalaron que el propio funcionario en entrevistas dijo que “no existe evidencia física que pruebe su versión”, por lo que lo que pidieron la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.
Exigieron justicia por el policía de la UPOEG muerto en el “ataque” de los agentes y fuerzas federales, y la pronta liberación de los detenidos, perteneciente a la organización.
Aseguraron que la incursión de las autoridades del gobierno en territorio de la UPOEG, encabezadas por el Ejército, fue para atentar directamente contra la vida de policías ciudadanos, y sostuvieron que están al servicio de sus pobladores “y no de algún grupo delincuencial, sea cual sea su nombre”.
Llamaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y a la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez, para que “cesen los ataques directos contra la UPOEG”, que han “bañado de sangre” a las familias de los policías ciudadanos.
Rechazaron ser los responsables del bloqueo, en la carretera Acapulco-Pinotepa Nacional, en Tres Palos, como lo informa el vicefiscal y pidieron a los funcionarios estatales ser tratados “como lo que somos, un sociedad emanada del pueblo y no como grupo del crimen organizado.