EL-SUR

Lunes 28 de Septiembre de 2020

Guerrero, México

Principal  

Por el turismo, mantiene Astudillo una semana más apertura de giros propia del semáforo amarillo

Asumirá las consecuencias por posponer el regreso al naranja en hoteles y restaurantes que seguirán hasta el 20 con un aforo de 60%, dice El puente patrio “está trayendo una importante cantidad de turistas”, justifica Pide la colaboración de empresarios para cumplir medidas sanitarias Aumentan 0.9% los contagios en Guerrero, casi el doble del promedio nacional de 0.5%

Zacarías CervantesChilpancingo

Septiembre 15, 2020

Por el turismo, mantiene Astudillo una semana más actividades propias del semáforo amarillo

Dice el gobernador que asumirá las consecuencias por posponer el regreso al semáforo naranja y mantener la apertura de giros al 60 por ciento. “Este que es un gran puente del 15 de septiembre está trayendo una importante cantidad de turistas”, subraya y pide la colaboración de empresarios para mantener medidas sanitarias

 

El gobernador Héctor Astudillo Flores asumió ayer la responsabilidad por las consecuencias que pudieran derivarse al mantener abiertas por una semana más algunas actividades económicas en un 60 por ciento, como si el semáforo epidemiológico estuviera en color amarillo y no en naranja.
El acuerdo se publicó en el Periódico Oficial del Gobierno del estado. El gobernador asumió la responsabilidad durante la transmisión de su mensaje vía Facebook, en la que el secretario de Salud Carlos de la Peña Pintos informó de las cifras del Covid-19, cuyos contagios siguen aumentando.
A su vez, durante la Mesa para la Construcción de la Paz, Astudillo Flores llamó a reforzar las medidas sanitarias entre los turistas y lugareños por el regreso del semáforo epidemiológico del color amarillo al naranja en este puente vacacional por las fiestas patrias.
En la edición de ayer del Periódico Oficial del Estado se establece que las actividades económicas consideradas no esenciales seguirán abiertas en un 60 por ciento hasta el 20 de septiembre, y que del 21 al 27 disminuirán a un 50 por ciento.
Sin embargo, los centros nocturnos, bares y salones de eventos en lugares cerrados, permanecerán con sus actividades suspendidas, en los dos periodos.
El gobernador explicó durante la transmisión vía Facebook que la apertura de las actividades económicas se mantendrá hasta el próximo lunes en un 60 por ciento por las fiestas patrias y por el turismo que visita los sitios turísticos.
“Vamos a librar la semana, es una muy buena semana, no hay otra semana mejor antes de diciembre y, por supuesto, este que es un gran puente del 15 de septiembre está trayendo una importante cantidad de turistas”, justificó.
Pero pidió a los empresarios que ayuden a cumplir con las normas sanitarias: el uso de cubrebocas, guardar la sana distancia y a lavarse las manos.
También les pidió que exhorten a las personas que no traen cubrebocas a que se lo pongan y guarden la distancia”.
Reclamó que vio durante la mañana algunas fotografías “que son verdaderamente de preocupación por la cantidad de grupos de personas que van caminando sin cubrebocas, que andan cerca de mar”. En otro caso se refirió a “una gran cantidad” de personas en una feria de Ometepec, “todo eso, aunque uno no lo quiera, tiene posibilidades de contagio”, advirtió.
A pesar de ello, insistió que esta semana se va a mantener con la apertura de las actividades económicas “como si estuviera el semáforo en amarillo, en la consideración de la actividad económica-turística que tenemos”, pero aclaró que eso no quiere decir que el gobierno no esté pendiente y rígido en las normas.
Advirtió, no obstante, que nada que esté cerrado podrá operar porque es ahí donde puede haber mayores posibilidades de contagio.
Y anunció que a partir del próximo lunes serán otras las medidas que ya están consideradas en el Periódico oficial.
Por lo pronto, manifestó que “asume la responsabilidad como gobernador para que esta semana se mantengan las actividades como si estuviéramos en semáforo amarillo, y a partir del próximo lunes cambiarán los porcentajes de ocupación”.
Invitó a que las fiestas patrias “las vivamos con prudencia, evitemos reuniones amplias y la cercanía para evitar los contagios”.
Pidió la colaboración para ayudar a los turistas que vienen de fuera, orientándolos e insistiéndoles que usen cubrebocas y la sana distancia, pues se ha observado que mucho turismo que llega no lo usa, “no guarda la sana distancia”, y añadió que el cuidado debe ser un asunto de interés colectivo.
Astudillo Flores pidió la colaboración de los ciudadanos para aplicar las tres “c”: No cercanía, no contacto y no lugares cerrados.
Insistió que las fiestas patrias deben celebrarse de manera tranquila. Recordó que para el grito, la noche del 15 de septiembre no hay invitados, “no habrá banda, no hay comida, cena, juegos pirotécnicos”, y anunció que solamente se realizará el protocolo del grito con el Himno Nacional y con los honores a la Bandera.
Al inicio de su intervención, Astudillo Flores dijo que el regreso del semáforo amarillo al naranja, “quiere decir que hay puntos esenciales que no nos están funcionando bien” por el incremento de los contagios se están volviendo a usar los hospitales.
Pero aclaró que el problema no es sólo de Guerrero pues el país son 24 estados que están en el semáforo naranja. “Suframos, pero también ubiquemos de qué tamaño es el problema, vean cómo está pintado el país de color naranja”, pidió mostrando la gráfica en la pantalla.
En un boletín de prensa, el gobierno del estado informó que en la sesión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, Astudillo Flores, informó de las nuevas disposiciones sanitarias por el regreso a semáforo naranja publicadas ayer en el Periódico Oficial del Estado, “que priorizan la salud de los guerrerenses” e instó el apoyo de las autoridades civiles y militares para ubicar zonas de posible contagio, reforzar acciones y lograr disminuir los casos de Covid-19 en Guerrero.
“Es conveniente hacer mi petición a su ayuda especialmente de la Marina, de la Defensa Nacional, Guardia Nacional y a la Policía del Estado, para la ubicación de puntos rojos de mayor riesgo de contagio por Covid-19 para verificar que se apliquen los protocolos sanitarios y tener diálogo con los responsables de negociaciones y espacios públicos para lograr reforzar las medidas sanitarias”, expresó, según el comunicado.
A su vez el Secretario de Turismo, Ernesto Rodríguez Escalona, informó que se ha distribuido el Periódico Oficial del Estado con las nuevas normativas del semáforo naranja a todo el sector turístico.
También dijo que el turismo en el onceavo fin de semana desde la apertura de las actividades económicas se registró con mayor afluencia este fin de semana, con una ocupación hotelera por arriba del 40 por ciento en promedio.
El gobernador Astudillo, instruyó reforzar las acciones para que los visitantes y prestadores de servicios, utilicen cubrebocas “y sean concientizados sobre la importancia de las medidas sanitarias para evitar el incremento de contagios por coronavirus”.

Pese al semáforo naranja, actividades no  esenciales seguirán hasta el 20 en 60%

Publica el gobierno del estado acuerdo en el Periódico Oficial que permite a hoteles, restaurantes, transporte público, supermercados, gimnasios y estéticas operar como si siguiera el semáforo amarillo

Zacarías Cervantes

Chilpancingo

El gobierno del estado publicó ayer en el Periódico Oficial el acuerdo por el que se modifica el porcentaje de ocupación de las diversas actividades no esenciales en el estado, a raíz del regreso del color amarillo a naranja del semáforo epidemiológico del sistema de salud federal.
El citado acuerdo establece tres paquetes de actividades. La mayoría de ellas permanecerán en un 60 por ciento de apertura del 14 al 20 de septiembre, pero del 21 al 27 bajarán a un 50 por ciento.
En otros casos el porcentaje bajará la apertura del 60 a un 50 por ciento de ocupación del 14 al 20 de septiembre y se mantendrá en el mismo porcentaje del 21 al 27.
En un tercer paquete permanecerán del 14 al 20 de septiembre en un 60 por ciento, pero del 21 al 27 bajaran a un 40 por ciento.
El acuerdo establece que el gobierno del estado “asume la decisión responsable” de preservar la vida de los guerrerenses, “como se ha expresado en diferentes oportunidades, sin ignorar la importancia que se puedan abrir paulatinamente fuentes de empleo para la generación de ingresos”.
Menciona que las decisiones político-administrativas en situaciones de emergencia, frecuentemente se valoran entre lo posible y lo deseable, “y frente al riesgo de mayores contagios se decide por el decremento de los porcentajes de apertura, en virtud del propósito de reducir los índices de enfermedad por Covid-19”.
Por tanto, refiere que en atención al cambio del indicador de amarillo a naranja, se considera necesario realizar las modificaciones al porcentaje de ocupación de diversas actividades económicas no esenciales mismas que se incluyeron en el Acuerdo que suscribieron los tres poderes del estado, para la reapertura parcial de actividades.
En el primer paquete de actividades se mantendrán con una ocupación del 60 por ciento del 14 al 20 de septiembre, como ya lo estaban en el semáforo de color amarillo, los hoteles y establecimientos de alojamiento temporal, (en ocupación y en áreas comunes). También restaurantes, así como el transporte público, en este caso intensificando las medidas de prevención sanitaria. Finalmente el 2 de julio se entró a la “nueva normalidad” al decretarse el semáforo epidemiológico color naranja, pero a la semana siguiente ya se vivía un repunte de casos activos, el 10 de julio se alcanzó el récord de 839. Aquel viernes, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, señaló que el auge se debía a la instalación de módulos de detención en Acapulco y Chilpancingo, pero dos días después reconoció el aumento de casos y el gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que el estado se encontraba en el límite entre el semáforo naranja y rojo.
El subsecretario Hugo López-Gatell confirmó durante la conferencia vespertina del 16 de julio que este repunte del estado se debió a la reapertura económica.
Un mes después el estado experimentó un segundo crecimiento de casos activos y que incluso lo posicionaron por encima del promedio nacional. Del 5 al 9 de agosto, los casos activos estimados, dato que reporta la Ssa federal para incluir los sospechosos, llegaron a una tasa de hasta 34.42 casos por cada 100 mil habitantes. El director de Epidemiología, José Luis Alomía, adjudicó el aumento a Chilpancingo y Zihuatanejo.
El tercer repunte inició con el paso al semáforo amarillo decretado el 28 de agosto, cuando se contabilizaban 14 mil 566 casos confirmados y aumentaron a 16 mil 252 el viernes pasado, mil 686 más que representan un promedio de 120.4 contagios diarios, media superior a los 110 notificados por día del 14 de agosto cuando había 13 mil 25 acumulados al 28 de agosto, mil 541 casos más. Esto generó que se retrocediera al semáforo naranja.
Chilpancingo saltó en el último mes de una incidencia de 84 a 100 casos estimados y Zihuatanejo de 19 a 36. Aun así, el repunte de los grande municipios todavía se queda por debajo de la tasa de 105 casos estimados en Tixtla, municipio de la región centro que desde mediados de julio muestra alta incidencia de Covid-19. Aunque Ometepec tiene una tasa de 34 casos estimados, hace dos semanas era de 46.
El auge de la pandemia durante los últimos días todavía no llega a los 290 contagios registrados el 7 de julio, el récord hasta ahora, y tampoco a las 61 defunciones contabilizadas el 10 de junio, también la cifra más alta.

Las muertes de Iguala y la letalidad de la Montaña

El 28 de marzo murió el primer paciente de Covid-19 en el estado, trascendió que era el exsecretario de Organización del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI en el estado, José Luis Jaimes Altamirano.
A pesar de que la mayoría de los casos se concentran en Acapulco y Chilpancingo, Iguala experimentó en abril, mayo y junio un alza contagios y sobre todo de fallecimientos, y el presidente morenista Antonio Jaimes Herrera insistió de la gravedad de la pandemia en este municipio de la región Norte.
Oficialmente son 349 casos positivos y aunque desde julio vive una disminución de contagios, Iguala se mantiene entre los municipios del estado de mayor tasa de letalidad, hasta el domingo se registraban 94 defunciones, la tercera cifra más alta del estado, por lo que lo que resulta una tasa de 27 por ciento, más del doble que el 11 por ciento de promedio estatal, mil 815 decesos de 16 mil 454 casos.
Los municipios con más casos muestran una menor letalidad, la de Acapulco es de 12.1 por ciento, 893 decesos de un total de 7 mil 360 contagios acumulados, Chilpancingo de 6.6 por ciento, 195 fallecimientos de 2 mil 962 casos y Zihuatanejo de 7 por ciento, con 81 defunciones de mil 161 casos.
La relación entre pobreza y coronavirus se materializa en la Montaña, la región que concentra algunos de los municipios con mayor letalidad del estado, por ejemplo, Xochihuehuetlán con 7 muertes de 18 casos positivos contabilizados, es decir una letalidad de 39 por ciento, o Huamuxtitlán con una tasa de 18.1 por ciento, 8 muertes de 44 contagios. Cuautepec es otro municipio pobre del estado con una letalidad de 45.5 por ciento, 5 defunciones de 11 casos confirmados.
Guerrero también destaca a nivel nacional con 11 bebés de 0 a 1 un año fallecidos por el nuevo coronavirus, la segunda cantidad más grande del país que suma 108 decesos de este grupo, el primer lugar es el Estado de México con 20. Son tres bebés de Chilapa, dos de Iguala, y uno de Chilpancingo, Taxco, Tlapa, Copalillo, Coyuca de Benítez y Tecpan.

Rebasa la realidad de Acapulco la proyección de casos

A lo largo de la pandemia, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha resaltado que México, a diferencia de otros países, particularmente algunos de Europa Occidental, no ha experimentado el colapso de los hospitales. En diversas ocasiones acotó esta afirmación con lo que vivió Acapulco durante el “angustioso” fin de semana del 22 al 24 de mayo, día en el que Guerrero llegó al 79 de ocupación de camas generales, el punto máximo al que se ha llegado y que lo ubicó en primer lugar del país.
El estado sumaba hasta el 3 de septiembre 830 camas Covid, pero bajaron a 747 por la desconversión hospitalaria que se realizó debido a la disminución de casos. La ocupación de camas generales subió en los últimos días alrededor de 34 por ciento, pero el uso de ventiladores para pacientes críticos sigue en 14 por ciento en promedio.
A la par de la excavación de 300 fosas en el panteón El Palmar, y que hasta a finales de julio estaban ocupadas 165, la ciudad rebasó lo proyectado. Durante la conferencia del 12 de mayo, López Gatell, indicó que el punto máximo de la pandemia de esta ciudad, el punto acmé, sería el 22 de mayo.
Sólo pasaron nueve días y el funcionario dijo que a Acapulco todavía le faltaba “mucho para llegar a un momento de definición crítica donde fuera el ascenso”. El primero de junio, el funcionario federal reconoció que la curva epidémica de casos confirmados “se ha excedido respecto a la predicción”.
En el transcurso de agosto, Acapulco vivió por primera vez una evidente disminución de contagios, a diferencia de las decenas que se contabilizaron por día en los periodos más álgidos de la pandemia. Sin embargo, la epidemia repuntó y pasó de una incidencia en el último mes de 23 casos estimados por cada 100 mil habitantes a 46 actualmente.

Aumentan 0.9% los contagios en Guerrero, casi el doble del promedio nacional de 0.5%

Por quinto día consecutivo, la epidemia activa en la entidad supera a la del país. El secretario Carlos de la Peña dice que el domingo fue un día “muy feo”, pues hubo 21 defunciones. Ayer sólo se registra un fallecimiento y el total es de mil 816, tanto en la estadística federal como en la estatal

Ramón Gracida Gómez / Zacarías Cervantes

Guerrero tuvo un aumento de 0.9 por ciento de casos positivos de Covid-19, casi el doble del 0.5 por ciento del país, sumó 146 y subió de 16 mil 454 notificados el domingo a 16 mil 600 el lunes, informó la Secretaría de Salud (Ssa) federal. Por quinto día consecutivo, el estado tiene una epidemia activa por encima del promedio nacional; la tasa es de 32.66 casos activos estimados por cada 100 mil habitantes y la del país de 28.65.
El secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, dijo que este domingo fue un día “muy feo” pues hubo 21 defunciones; ambas administraciones reportaron este lunes mil 816, una más respecto al total de un día antes.
El Ssa estatal registró 16 mil 552 contagios, 48 menos que los 16 mil 600 de la federal. Acapulco tuvo un aumento de 1.3 por ciento, sumó 92 y subió de 7 mil 360 a 7 mil 452. Chil-pancingo sumó 7 casos y ascendió a 2 mil 969, Zihuatanejo registró uno y pasó a mil 162, Taxco notificó otro y pasó a 186, y Tixtla sumó 9 y pasó a 375.
Son en total mil 182 hombres y 634 mujeres fallecidos.
Son 762 casos activos positivos, con fecha de inicio de síntomas del 1 al 14 de septiembre y 433 sospechosos. Juntos suman mil 195 casos estimados.

“Los jóvenes estamos contagiando a los adultos mayores”

En la transmisión vía Facebook, De la Peña destacó que aunque las defunciones van a la baja, el domingo fue un día “muy feo”, pues se registraron 21 defunciones, de las cuales 12, es decir el 57 por ciento, fueron adultos mayores.
Mientras que este lunes se registraron sólo seis, de ellas el 83 por ciento fueron personas mayores de 70 años, “¿qué quiere decir eso? Que los jóvenes están contagiando a los adultos mayores”, dijo.

Reconoce De la Peña Pintos ascenso en la hospitalización

La Ssa federal reportó que la ocupación de hospitalización general de Guerrero pasó de 34 a 33 por ciento, cifra que lo ubica en el lugar 9 del país, que tiene de promedio 31 por ciento. La ocupación de camas con ventilador subió de 14 a 16 por ciento. Baja California Sur reporta 14 puntos porcentuales, Guanajuato y Campeche 13; Sonora 12, Morelos 8 y Chiapas 3. La media nacional es de 27 por ciento.
De la Peña Pintos informó que este lunes los pacientes hospitalizados son 224 y 28 de ellos intubados graves. Reconoció que hay un ascenso en la hospitalización, pues hay un 30 por ciento de ocupación de camas en todo el sector salud; 36.4 por ciento en Acapulco, 41.5 por ciento en Chilpancingo y 14.3 por ciento en Zihuatanejo.

El gobernador Héctor Astudillo Flores, el rector de la UAG, Javier Saldaña Almazán y el secretario de Educación, Arturo Salgado Urióstegui en el inicio del ciclo escolar medio superior Foto: Comunicación Social

Retrasará el semáforo naranja el regreso a los planteles, adelanta el gobernador

Héctor Astudillo recomienda que, no obstante, se comiencen a integrar comités para preparar la higiene y la operatividad cuando haya la posibilidad del regreso a clases en los salones

Zacarías Cervantes

Chilpancingo

Durante la inauguración del ciclo escolar 2020-2021 de educación superior, el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que el regreso al color naranja del semáforo epidemiológico, retrasará el regreso a clases presenciales.
Sin embargo, recomendó que se comiencen a integrar comités en los planteles, para preparar la higiene y la operatividad cuando haya la posibilidad del regreso a clases en los salones.
El banderazo de inauguración del ciclo escolar 2020-2021, fue de manera virtual y transmitida vía Facebook en la página del gobernador. Sólo estuvo acompañado por el secretario de Educación, Arturo Salgado Urióstegui, y el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Javier Saldaña Almazán.
Astudillo Flores manifestó que mientras llegan las condiciones para el regreso a clases de manera presencial, se debe hacer uso de la tecnología. “Las circunstancias por las que atravesamos por la pandemia, nos obligan a transitar por una ruta de la tecnología”.
Explicó que en esta pandemia se podría perder en la economía, en salud y en política, pero que lo único que va a sobrevivir es la tecnología, “es la que ha sobrevivido y brillado en los últimos tiempos”, dijo.
Llamó a hacer uso de ella en estos tiempos, “para que podamos continuar con los planes de estudios de todas las universidades y todo lo que corresponde a la educación superior”, que dijo es fundamental.
Advirtió que perder el ritmo en la educación “es perder muchísimo, porque nos colocaríamos en un atraso que afectaría nuestro desarrollo”.
Añadió que Guerrero, a pesar de sus limitaciones, tiene sus instituciones de pie, como la UAG, los tecnológicos estatales y federales; así como las instituciones de educación privada, “todos estamos en la idea de continuar adelante”.
Astudillo Flores hizo un llamado para continuar, que “nos ayudemos entre todos, para que este ciclo escolar camine de la mejor manera”.
Advirtió que al habernos colocado a partir de este lunes en el semáforo epidemiológico naranja, “nos presenta una dificultad mayor para llegar al semáforo verde, que nos permitiría regresar a las aulas”.
Informó que propuso al secretario de Educación, Esteban Moctezuma, empezar a preparar el regreso a clases con la integración de comités en las escuelas, “en operación pirámide,” para que vayan preparando la higiene y la operatividad para el regreso a los planteles.
Dijo que lo propone ahora para Guerrero “porque de que vamos a regresar, vamos a regresar; pero mientras, la ruta de la tecnología es lo que nos va a permitir avanzar”, porque insistió en que hay muchas cosas que se podrían entender y acomodar, pero nunca parar la educación, “eso sería el golpe más duro, sin duda. Igual que la economía que afectaría muchísimo a Guerrero y al estado”.
Llamó nuevamente al cuidado, “con todos y con todas y la familia”.
Reiteró que si bien hay menos defunciones, “los contagios están alrededor de nosotros”.
Dijo que es importante que los jóvenes ayuden a hacer conciencia del uso del cubrebocas, la sana distancia y a no estar en lugares donde se concentren muchas personas.
Deseó salir adelante en estos momentos, “como siempre se ha hecho en Guerrero. Somos un estado en donde los hombres y mujeres hemos estado en momentos difíciles, de adversidades, y este será el caso”.

Entregan plazas

Durante su intervención, el secretario de Educación, Arturo Salgado, informó que se inscribieron en este ciclo escolar 85 mil 780 estudiantes de nivel superior y serán atendidos por 5 mil 920 maestros, en 202 escuelas públicas y privadas.
Aseguró que en la educación superior, el 100 por ciento de los maestros cuentan con las habilidades digitales para el desarrollo de clases a distancia. Dijo que durante el receso pasado recibieron cursos, talleres y diplomados en línea, para tener una mejor comunicación con sus alumnos.
Después, al mediodía, durante la transmisión vía Facebook en la que el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, informó de las cifras del Covid-19, el secretario de Educación informó que este lunes se entregaron 357 plazas a egresados de las escuelas normales, de los Centros de Actualización del Magisterio y de la Universidad Pedagógica Nacional.