EL-SUR

Miércoles 10 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Principal  

Retienen nueve horas a militares y funcionarios cerca de Chilpancingo

Entran padres de los 43 a la fuerza al cuartel de la Marina en Acapulco y les cortan cartucho Después de marchar por la Costera con organizaciones sociales van a la Base Naval para exigir que la Semar dé acceso al GIEI a los archivos sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa Dialogan con mandos de la Octava Región Naval y consiguen una nueva cita Antes civiles armados prendieron fuego a siete vehículos de transporte de Petaquillas Acuerdan que los soldados no entrarán a esa comunidad, que la autoridad dejará libre el corredor a Quechultenango y se coordinará con la autodefensa

Junio 08, 2022

 

 

 

Un joven de la localidad de Petaquillas lanza una piedra encontra de policías estatales con equipo animotines a su retirada de la localidad de Petaquillas, luego de que militares que se encontraban retenidos por pobladores de esta localidad fueran liberados tras firmar una minuta de acuerdos con autoriades estatales Foto: Jesús Eduardo Guerrero

Retienen en Petaquillas nueve horas a 25 militares y cuatro funcionarios; piden retén de su autodefensa

Pobladores y su grupo de guardia civil bloquearon la entrada a esa localidad, al sur de la capital, para impedir la entrada de 400 policías estatales, guardias nacionales y marinos que pretendían ir a rescatar a los rehenes. El transporte público se suspendió desde Chilpancingo. El comisario dijo que en la mañana los uniformados dispararon y quemaron una casa. El acuerdo final dice que el comandante del 50 Batallón de Infantería, coronel Rodrigo Medina Miranda, se comprometió a que los militares no ingresarán a la comunidad y a dejar libre el corredor Petaquillas-Quechultenango

Luis Blancas

Petaquillas, Chilpancingo

Vecinos de la comunidad Petaquillas y su grupo de autodefensa, retuvieron durante nueve horas a 25 efectivos del Ejército, de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal, a bordo de cinco camionetas, y después a cuatro funcionarios del gobierno del estado que acudieron a liberarlos. También bloquearon anoche la entrada al poblado, con piedras y llantas, para impedir que 400 policías estatales y guardias nacionales entraran al poblado, ubicado al sur de la capital.
Anoche se firmó un acuerdo y fueron liberados los rehenes, y ya de salida, cientos de policías, militares y guardias, en sus vehículos, fueron agredidos con piedras y palos por pobladores de ese lugar.
La principal demanda de los habitantes de Petaquillas y su grupo de guardias civiles (antes llamada policía comunitaria) es que el gobierno del estado dé autorización para instalar un retén de la autodefensa en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco.
También pidieron cese de las agresionesa del Ejército y policías, porque según el comisario, Efrén Moreno Carrera, la retención de los uniformados se dio después de que éstos dispararon contra vecinos y quemaron una casa.

La retirada

Después de las 9 de la noche, los autodefensas que mantenían cerrado con llantas el acceso principal de Petaquillas, liberaron la vialidad y permitieron el paso de vehículos particulares, de la camioneta del director de Gobernación estatal, Francisco Rodríguez Cisneros, y de las cinco patrullas en que iban los militares retenidos.
Al pasar el convoy de los uniformados, y de los funcionarios del gobierno estatal que también fueron retenidos cuando dialogaron con los manifestantes, les gritaron, “Fuera, fuera, fuera,  fuera putos, vayanse a la verga”.
Después las patrullas de los policías estatales, efectivos de la Guardia Nacional y los cuatro camiones de las dos corporaciones que permanecían abajo del puente elevado de la carretera federal México- Acapulco en la entrada del poblado, al momento de retirarse y dirigirse a la capital, los inconformes los agredieron aventándoles piedras y palos a los vehículos.
Los pobladores corretearon a lo largo de 500 metros las patrullas por la lateral de la carretera con dirección a Chilpancingo aventando piedras, mientras que tres camiones de la Guardia Nacional que se quedaron atrás del convoy, fueron regresados por los pobladores hacia la comunidad por la otra lateral,  en la que sólo dieron la vuelta por debajo del puente elevado y se dirigieron hacia la capital.
Los uniformados que iban a bordo de sus patrullas se cubrían con sus manos y cascos para protegerse de las piedras, mientras que los policías con equipo antimotines que iban en los camiones se protegían con sus toletes.

Retención

Cinco patrullas con unos 25 militares, efectivos de la Guardia Nacional, y policías estatales, fueron retenidos por pobladores de Petaquillas, cerca del panteón en la colonia Xocomulco, para exigir a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda autorice la colocación del módulo de seguridad de integrante de autodefensa en el fraccionamiento Virreyes, al sur de la capital y el cese a las agresiones por parte del Ejército y agentes estatales. Después, al lugar donde se encontraban los uniformados retenidos, llegaron el director de Gobernación estatal, Francisco Rodríguez Cisneros, el delegado de Gobernación de la Zona Centro, Raul Suárez Martínez y el director de Negociación y Acuerdos de la Secretaría General
del Gobierno, Rafael Julián Arcos, quienes también fueron retenidos cuando dialogaban con los manifestantes.
Los manifestantes afirmaron que los liberaran hasta que el gobierno del estado autorice la colocación del retén de seguridad en este asentamiento y que haya coordinación con las autoridades policiacas de los tres órdenes de gobierno para brindar seguridad en la localidad.
El comisario municipal de Petaquillas, Efrén Moreno Carrera relató que minutos después de las 11 de la mañana un escuadrón del Ejército agredió a balazos a pobladores y quemó una casa en el paraje de los tanques de agua.
Contó que por esta situación a las 12 del día la población se organizó y retuvieron a los uniformados a bordo de cinco patrullas que transitaban por el camino de terracería en el panteón nuevo en la colonia Xocomulco.
Agregó que maestros y estudiantes de ocho jardines de niños, primarias y secundarias se resguardaron en las escuelas para protegerse.
Dijo que después para evitar la entrada de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, cerraron la entrada principal del poblado frente al puente elevado de la carretera federal México-Acapulco y las dos laterales que se dirigen hacia el Valle del Ocotito y Chilpancingo, dejando la entrada libre cerca de un Modelorama y del puente elevado.
Minutos antes de la una de la tarde, efectivos militares, de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal a bordo de ocho patrullas se apostaron bajo del puente , para intentar liberar a sus compañeros.
En la carretera federal México-Acapulco, tramo Chilpancingo-Petaquillas, se instalaron tres retenes de seguridad de fuerzas federales y estatales, en la entrada de la Autopista del Sol, en el cuartel de la Guardia Nacional y al lado del Centro de Salud de la Petaquillas, revisaron vehículos y motociclistas.
Al lugar donde se encontraban los militares retenidos, llegaron el director de Gobernación estatal, Francisco Rodríguez Cisneros, el delegado de Gobernación de la Zona Centro, Raul Suárez Martínez y el director de Negociación y Acuerdos de la Secretaría General del Gobierno, Rafael Julián Arcos, para atender a los manifestantes.
Rodríguez Cisneros planteó a los inconformes que para atender sus peticiones de autorizar la colocación del módulo de seguridad de integrantes de la autodefensa en el fraccionamiento Virreyes y el cese de las agresiones de las fuerzas policiacas, se iban a trasladar al Recinto de las Oficinas del Poder Ejecutivo del Estado para informar a sus superiores. Los habitantes no aceptaron y los retuvieron.
Los inconformes dijeron que querían una respuesta inmediata a sus peticiones y que no iban a permitir la salida de los funcionarios estatales y los uniformados hasta tener una solución a sus demandas.

Llegan unos 400 policías estatales y efectivos de la Guardia Nacional con equipo antimotines y sobrevoló un helicóptero de la SSP

Minutos después de las 4 de la tarde unos 400 policías estatales y efectivos de la Guardia Nacional con equipo antimotines y de la Marina a bordo de unas 30 patrullas y cuatro camiones, se formaron bajo el puente elevado de Petaquillas, para esperar órdenes y desalojar a los pobladores y rescatar a sus compañeros.
La operación fue encabezada por el secretario de Seguridad Pública Estatal, Evelio Méndez Gómez.
Arriba del puente elevado en el que hubo circulación vehicular normal, había dos patrullas de efectivos de la Marina y otra más de policías estatales.
Media hora después un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública estatal sobrevoló la comunidad de Petaquillas, este hecho provocó temor en los manifestantes.
Mientras seguían las negociaciones con las autoridades estatales y los manifestantes, minutos después de las 7 de la noche, por segunda vez sobrevoló el helicóptero de la corporación en esta zona, lo que alertó a la población de que pudieran ser desalojados, pero no ocurrió.
Además, en los aparatos de perifoneo de la localidad solicitaron a la población concentrarse en el panteón nuevo para apoyar a los habitantes.

Fuerza del Ejército disparó a los pobladores, dice el comisario

El comisario municipal de Petaquillas, Efrén Moreno Carrera, dijo que minutos después de las 11 de la mañana un escuadrón del Ejército agredió a balazos a pobladores y quemó una casa en el paraje de los tanques de agua.
Señaló que por esta situación a las 12 del día pobladores se organizaron y retuvieron a los militares a bordo de cinco patrullas en el camino de terracería en el panteón nuevo en la colonia Xocomulco y no los dejaron regresar a la capital.
Moreno Carrera exigió a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda el cese a las agresiones de las fuerzas del Ejército y policías estatales y pidió que autorice la colocación del módulo de seguridad por integrantes de la autodefensa en el fraccionamiento Virreyes, para brindar seguridad.
Dijo que para liberar a los soldados y a los funcionarios de gobierno, se debe instalar el retén de seguridad de la autodefensa, también llamada guardia civil, y pidió a las autoridades policiacas de los tres órdenes de gobierno que haya coordinación con los integrantes de la autodefensa para que se refuerce la seguridad y no haya confrontación y agresiones.

Acuerdos

El documento de acuerdos de la Comisaría Municipal de Petaquillas al que tuvo acceso el periódico El Sur, en el que firman el comisario Efrén Moreno Carrera y el director de Gobernación estatal Francisco Rodríguez Cisneros, dice que el comandante del 50 Batallón de Infantería, coronel Rodrigo Medina Miranda, se comprometió a que los militares no ingresarán a la comunidad y a dejar libre el corredor Petaquillas- Quechultenango y se coordinará con los comisarios.
Además, el director de Gobernación estatal, Francisco Rodríguez Cisneros se comprometió a realizar las gestiones para brindar seguridad al transporte público Chilpancingo- Petaquillas.
Por la noche el gobierno estatal difundió un comunicado, en el que informó que se lograron acuerdos con pobladores de la localidad de Petaquillas para mantener la gobernabilidad y la paz social de esta zona de la capital.
Indicó que vecinos de Petaquillas acordaron levantar el bloqueo y permitir el tránsito a los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Estatal, luego de un intenso diálogo con funcionarios del gobierno estatal y representantes de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum).
“Es preciso señalar que la actual administración que encabeza la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, no reprime ni utiliza la fuerza pública como vía para solucionar los conflictos, por el contrario, se privilegia la vía pacífica y la concertación para lograr acuerdos que permitan avanzar en la transformación de la entidad con más oportunidades”, señala el comunicado.

Un taxi local de Chilpancingo fue incendiado por hombres armados al lado del Centro de Salud de Petaquillas; es uno de los siete vehículos quemados entre kla medianoche del lunes y las 10 de la noche de ayer Foto: El Sur

Civiles armados quemaron horas antes siete vehículos de transporte público de Petaquillas

La medianoche del lunes y madrugada de ayer hombres armados intentaron quemar dos camionetas Urvan y tres taxis en distintos puntos de la capital, y la mañana de ayer incendiaron dos taxis locales cerca de Petaquillas.
Fuentes policiacas informaron que a las 12 de la noche recibieron el reporte de un vehículo incendiado en la colonia Temixco, al oriente de la ciudad.
Bomberos localizaron una camioneta Urvan con número 20 de la ruta Petaquillas quemada y lograron sofocar el fuego.
Veinte minutos después se reportó el conato de un incendio de otra camioneta Urvan número 76 de la misma ruta en la colonia Cooperativa.
Y en los primeros minutos del martes se reportó el conato de incendio de un taxi de la ruta Petaquillas en el barrio de San Antonio, donde vecinos con cubetas de agua lograron apagarlo.
En otro hecho, el taxi local número 416 fue incendiado en el fraccionamiento Virreyes, cerca de la localidad de Petaquillas.
Los hechos ocurrieron minutos después de las 8 de la mañana cuando las autoridades  recibieron el reporte de un vehículo incendiado en este asentamiento, cerca de la colonia 10 de Junio.
Bomberos del municipio lograron sofocar el fuego en el fraccionamiento, cerca de la carretera federal México-Acapulco.
Una hora y media después otro taxi local de Chilpancingo fue quemado por hombres armados al lado del Centro de Salud de Petaquillas, cerca del puente elevado de la carretera federal, en esta comunidad.
El hecho ocurrió a las 9:30 de la mañana cuando las autoridades recibieron el reporte de la quema de este vehículo y bomberos del municipio sofocaron el fuego.
Minutos antes de las 10 de la noche un taxi número 161 Taxi Plus fue incendiado en la colonia Rubén Mora, ubicada al poniente de la capital y 20 minutos después reportaron un conato de incendio de un vehículo de la línea de Taxi Guerrero en el asentamiento 14 de Febrero, cerca de Rectoría.
Bomberos del municipio acudieron a los dos lugares y realizaron los trabajos de sofocar el fuego. Con este suman siete vehículos quemados: cinco taxis y dos Urvan.

Suspensión del servicio de transporte público de Chilpancingo-Petaquillas

Ayer se suspendió el servicio de la ruta Chilpancingo-Petaquillas a consecuencia de los hechos de violencia que ocurrieron la noche del lunes y ayer, cuando civiles armados prendieron fuego a siete camionetas de Urvan y taxis en distintos puntos de la capital.
En un recorrido en la parada de las camionetas que salen frente al mercado del barrio de San Francisco se observó que no había Urvan del transporte público, mientras que estudiantes y pasajeros estaban varados en el lugar.
En el estacionamiento del centro de abasto no había camionetas Urvan estacionadas para dar servicio a la población.
En la parada del transporte público había pasajeros y estudiantes que esperaban las Urvan, pero algunos vehículos particulares y camionetas de otras rutas daban servicio a la población para llegar a Petaquillas.
En otra alternativa para llegar a Petaquillas, los pasajeros tomaban camionetas Urvan que se dirigían hacia Galerías Chilpancingo y de ahí caminaban unos 2 kilómetros por la carretera federal México-Acapulco, hasta llegar al poblado.
Había personas que caminaban en la orilla de la vialidad para llegar a su casa, unos 2 kilómetros. (Luis Blancas / Chilpancingo).

La gobernadora Evelyn Salgado en entrevista al final de la inauguracio?n de tres aulas en la secundaria nu?mero 60, Beatriz Hernández García en Tixtla, con el alcalde Antonio González y el vocero de la Mesa de Coordinacio?n para la Construccio?n de la Paz, Randy Suástegui Foto: Jesu?s Eduardo Guerrero

Temprano la Mesa de seguridad acordó instalar una BOM entre Chilpancingo y Petaquillas

La gobernadora Evelyn Salgado informa que se realizan de trabajos de “inteligencia” para identificar quiénes están detrás de la violencia tanto en la capital del estado como en Acapulco, y saber “a quiénes les conviene que Guerrero esté desestabilizado”

Zacarías Cervantes

Tixtla

Derivado de la violencia que se recrudeció la noche del lunes y ayer en Chilpancingo y Petaquillas, la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, acordó la instalación de una Base de Operaciones Mixtas en el trayecto de ambos poblados.
La gobernadora Evelyn Salgado Pineda y el vocero de la Mesa, Randy Suástegui Cebrero, informaron la medida en declaraciones por la mañana en Tixtla, antes de que pobladores de Petaquillas retuvieran a un contingente de militares y a funcionarios dentro de la población. Por la tarde sólo fue ratificada la medida en un boletín de prensa.
Salgado Pineda declaró en Tixtla, además, que “servicios de inteligencia” investigan para identificar quiénes están detrás de la violencia tanto en Chilpancingo como en Acapulco, y saber “a quiénes les conviene que Guerrero esté desestabilizado, que no haya calma o tranquilidad”.
También explicó que la advertencia de que el gobierno impedirá los bloqueos y que se detendrá a quienes los realicen no es para el movimiento social, sino para “terceras personas que estén detrás de algunos bloqueos o movilizaciones”.
Informó, asimismo, que se reunirá con el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, como ya lo hizo con el de Oaxaca, para blindar en materia de seguridad las fronteras del estado. Anunció que posteriormente se reunirá, por igual con el de Morelos.
A pregunta expresa, después de que inauguró la mañana de ayer tres aulas para talleres en la Escuela Secundaria número 60, Beatriz Hernández García, de Tixtla, la gobernadora habló de la violencia que se recrudeció la noche del lunes y durante el día de ayer en Petaquillas y Chilpancingo.
Dijo que en la sesión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, se trató el asunto y que duró más de lo normal, debido a que acordaron las estrategias.
Una de ellas, de acuerdo al vocero de la Mesa, Suástegui Cebrero, fue la instalación de una Base de Operaciones Mixtas en el corredor que va de Chilpancingo a Petaquillas para reforzar la seguridad en la zona, en la que participará personal de la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.
La gobernadora declaró que la solución del problema de la violencia, particularmente en Petaquillas, se va a atender con los tres órdenes de gobierno.
“He convocado a todos los presidentes y presidentas municipales para hacer un trabajo en equipo y les he dicho que hay que agotar todas las instancias; primero los gobiernos municipales, luego el gobierno estatal y después el gobierno federal.
Declaró que el problema de la violencia debe ser resuelto en equipo; “cada quien debe asumir el trabajo que le corresponde. Los presidentes no están solos cuentan con el apoyo del gobierno estatal y lo que esté en nuestras manos cuenten con el reforzamiento y el respaldo de las fuerzas policiacas”, ofreció.
Salgado Pineda informó que la mañana de ayer hablaron por teléfono con el gobernador de Michoacán, Ramírez Bedolla, y acordaron reunirse el 15 de junio en Guerrero (pero no mencionó el lugar), para hablar de seguridad e “intercambio de estrategias, acciones, información e inteligencia”.
Informó que el gobernador del estado vecino viene a Guerrero con todo su cuerpo de seguridad y con todos los funcionarios que integran la Mesa de Construcción de Paz, “para que Michoacán y Guerrero estén hermanados en materia de seguridad”.
“No vamos a descansar. Ya me reuní con el gobernador de Oaxaca, ahora con el de Michoacán, posteriormente será con el de Morelos y con todos los gobernadores vecinos para reforzar el corredor; la parte de la Costa Grande y Tierra Caliente para no permitir que la inseguridad nuble todo lo bueno que tienen nuestros estados, vamos a trabajar arduamente los gobernadores y vamos a reforzar la seguridad en lo que es la parte de Michoacán y Guerrero”, ofreció.

Hay apertua al diálogo con los grupos sociales, insiste

Volvió a insistir que antes de accionar en contra de quienes realizan bloqueos, se debe agotar el dialogo; “yo he dicho que diálogo, diálogo y más diálogo” y aseguró que se han instalado mesas de conciliación y de diálogo con todos; con los transportistas, con colectivos y con familiares de víctimas de desaparecidos.
Sin embargo, insistió que “puede haber terceras personas que estén detrás de algunos bloqueos o movilizaciones” y aseguró que con “servicio de inteligencia” ya se está investigando para identificar quienes son los que están detrás “o a quienes les conviene que Guerrero esté desestabilizado, que no haya calma o tranquilidad en nuestro estado”.
Declaró que el gobierno estatal está abierto al diálogo con todos los sectores y grupos sociales, y que en el caso de Acapulco, donde ha habido bloqueos por parte de transportistas, próximamente van a tener una Mesa de Construcción de Paz en la que van a invitarlos con la dirección de Transportes, “para que sepan que el Gobierno no es su enemigo, sino su aliado y que estamos aquí para apoyarlos”.
A pregunta expresa sobre la advertencia de que ya no se van a permitir bloqueos y que se van a detener a quienes los realicen, Salgado Pineda declaró que “antes de hacerlo de manera tajante, hay que agotar el dialogo. Siempre diálogo y más diálogo”.
Sin embargo, declaró que hay “terceras personas” atrás de algunas protestas y bloqueos. Dijo: “Muchas veces han estado los familiares en la Fiscalía o en una mesa de diálogo y el bloqueo lo están realizando otras personas a las que los familiares no reconocen”.
Aclaró: “A eso nos referimos, que cuando no sean por causas justas, colectivos, cuando no sean personas que están involucradas en los casos, ahí si se van a tener que aplicar otras medidas porque hay que ejercer nuestros derechos pero respetando los derechos de los demás”.
Argumentó que han habido casos de gente que ha muerto durante los bloqueos porque no han podido llegar a los hospitales, o gente que no llega a sus trabajos y les descuentan el día, hay gente que no nada más tiene pérdidas económicas, sino hasta de vida.
Advirtió que en estos casos si, “sin represión, sin violencia, siempre en un marco y en un estado de derecho, respetándonos todas y todos, vamos a actuar”.
Sin embargo, aseguró que la libre expresión en Guerrero está garantizada “100 por ciento” y que “jamás voy a ser represora, jamás voy a mandar golpear ni a maestros, ni a estudiantes, ni a campesinos, pero necesitamos saber quiénes están detrás de estos bloqueos, porque los mismos familiares y colectivos nos han dicho que hay personas ajenas de su movimiento que los están provocando”.
Por la tarde se difundió un boletín de prensa, relacionado con el caso de violencia en Petaquillas, donde por la mañana hubo la quema de vehículos del servicio de transporte público, violencia que se replicó después también en Chilpancingo. Después, un grupo de militares fueron retenidos al interior de Petaquillas y en seguida dos funcionarios del gobierno del estado que fueron a negociar su liberación también fueron privados de su libertad.
En el comunicado se informó que en sesión extraordinaria, los integrantes de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, reiteraron su apertura y disposición al diálogo y a la conciliación para evitar confrontaciones y construir los canales que permitan atender los planteamientos de los habitantes de esta zona del estado.
“Ante los hechos registrados en la localidad de Petaquillas, donde pobladores no permiten el paso a elementos del Ejército Mexicano y de la Policía Estatal, funcionarios de la Secretaría General de Gobierno con el acompañamiento de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, se trasladaron al lugar para establecer una mesa de diálogo con un grupo de 150 habitantes encabezados por el comisario municipal, Efrén Moreno Cabrera, para buscar una solución de manera pacífica y conciliatoria a fin de que permitan el libre tránsito al personal Militar y policía estatal”.
Se informó que los pobladores de esa localidad solicitan la instalación de un puesto de revisión de las autodenominadas Guardia Civil de Petaquillas en el fraccionamiento Virreyes, “por lo anterior y derivado del constante diálogo en dicha zona se instaló una Base de Operaciones Mixtas para atender la demanda de la localidad”.
Se informó en el comunicado que todavía por la tarde se mantenía el diálogo “como herramienta fundamental para resolver peticiones o demandas y lograr los consensos y acuerdos que permitan la liberación de los militares y policías estatales”.
Ase informó que la prioridad de la actual administración “es el rechazo a la confrontación que genera violencia y altere la paz que prevalece en la entidad”.

Entran padres de los 43 a la fuerza al cuartel de la Marina en Acapulco; efectivos cortan cartucho

Momentos en que normalistas de Ayotzinapa y maestros de la CETEG intentan ingresar a las instalaciones de la Octava Región Naval durante la protesta que realizaron luego de investigaciones dieran a conocer que agentes de la Marina manipularan el basurero de Cocula después de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Abajo, marinos con armas de alto poder intimidaron a los manifestantes para que no siguieran avanzando Fotos: Carlos Alberto Carbajal

Sólo 10 metros avanzaron después de que a empujones pasaron por la puerta y fueron recibidos con una acción intimidatoria. Acuden a la Base Naval para exigir que la Semar dé acceso al GIEI a los archivos sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. Dialogan con mandos de la Octava Región Naval y consiguen una nueva cita. Antes, marcharon por la zona turística acompañados por maestros, estudiantes y organizaciones sociales

Jacob Morales Antonio

Padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa llegaron ayer a la Base Naval de Acapulco y a empujores abrieron la puerta y avanzaron unos 10 metros hasta que efectivos de la Marina prepararon sus armas y cortaron cartucho, en una acción intimidatoria.
Los padres lograron llegar a la caseta de vigilancia de la Octava Región Naval, para exigir que la Secretaría de Marina (Semar) entregue los archivos e información de los acontecimientos de la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, y lograron una cita para el 27 de junio.
En el segundo día de la jornada de lucha a las 11 de la mañana de este martes una marcha integrada por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), estudiantes normalistas, miembros de organizaciones sociales, y los padres de los 43 desaparecidos que iban al frente con los rostros de sus hijos, partió del Centro de Convenciones de Acapulco, hacia la Base Naval.
La caminata del contingente de unas 400 personas duró unos 40 minutos. Mientras avanzaban lanzando consignas como “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” y “Ayotzi Vive, la lucha sigue”, policías viales trataban de dar fluidez a la circulación abriendo un carril en contrasentido.
Al llegar la movilización los normalistas y maestros se ubicaron en la explanada exterior de la entrada a las instalaciones de la Octava Región Naval, mientras un grupo de los manifestantes al ver que los guardias de la Marina que cuidaban el acceso comenzaron a cerrar el portón, entre empujones lograron que éstos se replegaran.
En esos momentos se escuchó al vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (Cecop) Marco Antonio Suástegui, preguntar a los Marinos, “¿Por qué nos reprimen?, ¿por qué nos están desapareciendo?”. Con coraje y llanto, siguió “se llevan parte de nuestros corazones con las desapariciones”.
Al tiempo que el señor Mario González, padre del normalista desaparecido César Manuel González, al ver que otros de los padres eran empujados, se retiró su cinturón para hacer frente a los guardias. En ese momento el grupo de padres, maestros y algunos estudiantes entraron unos 10 metros.
Ante la presencia de un grupo de marinos con sus armas, quienes cortaron cartucho en clara intimidación a los manifestantes, el vocero del Cecop expresó “¿nos quieren matar?. En ese momento un elemento de la Semar se acercó y manifestó la disposición de dialogar, pero fue insistente en que los manifestantes salieran del lugar.
En ese momento el mando hizo la proposición de que una comisión de 10 personas entrara para que dialogaran, lo que se hizo después en una carpa instalada cerca de la puerta de acceso. Entre el tumulto de medios y los manifestantes sólo se oía por momentos el grito “asesinos, asesinos” lanzado contra los marinos.
El señor Mario continuó con los reclamos al mando, señalando que los Marinos acudieron a “sembrar pruebas” al basurero de Cocula y que la Semar dio la orden. El abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra intervino y separó al padre de César Manuel para evitar una confrontación a golpes debido al enojo y la impotencia que mostraba don Mario.
Luego se presentó a la puerta el encargado de las relaciones institucionales de la Marina en la región naval, capitán de navío Jafet Rojas Beltrán, debido a que el comandante de la Región estaba en Oaxaca en apoyo en la zonas de desastre por el paso del huracán Agatha.
Don Mario le exigió al capitán que entregara los nombres del personal que acudió al Basurero de Cocula y también los mandos que dieron la orden ¿Quién estuvo en la sala de Guerra?, reunidos con las máximas autoridades de México inventando la verdad histórica?”
En respuesta el mando sostuvo que los marinos acudieron en respaldo a las búsquedas de los desaparecidos y que “en ninguna momento se fue a sembrar nada, eso entiéndanlo bien, por eso les pedimos el respeto”.
Los reclamos de los manifestantes cada vez fueron más enérgicos al ver la presencia de más elementos de la Marina que se estaban apostando con equipo antimotines en la entrada, para impedir que se adentraran a las instalaciones.
Luego los padres de los 43 normalistas dialogaron con los mandos de la Marina, en una carpa instalada cerca de la puerta, unos 25 minutos. Al terminar el abogado de Tlachinollan informó del acuerdo.
Mientras los padres mantenían el encuentro, los normalistas con los rostros cubiertos, pintaron consignas en la puerta dela sede de la Octava Región Naval y también en las paredes donde se leía “Ayotzi Vive”, “Nos Faltan 43” y “Asesinos” y rociaron de pintura las cámaras de seguridad instaladas afuera de la puerta.
Reunión para el 27 de junio

En declaraciones al término de la reunión el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tachinollan, Vidulfo Rosales Sierra informó que se acordó una segunda y el compromiso de que se permitirá al Gru-po Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) revisar los archivos y documentos.
El abogado recordó que la exigencia de los padres de familia es porque hay datos que indican que la Marina está implicada en la manipulación de la escena del crimen en el basurero de Cocula y tiene esa información desde 2014.
Recordó que en diciembre 2018 la Marina se comprometió, para poder acceder a la justicia y la verdad de los hechos, a aportar todas las evidencias y la información, sin embargo no las ha entregado “ese es el reclamo que estamos haciendo”.
Rosales Sierra precisó que el 27 de junio una comisión de los padres de los 43 volverá acudir a la Región Naval para dar la fecha del día en que el GIEI, revisará todos los archivos que tiene la institución.
El abogado dijo que se tendrán que revisar todos los archivos, y afirmó que se han encontrado datos importantes y que la Marina y el Ejército debe de ser totalmente transparente porque no han querido acudir a ratificar la información aportada en el Ministerio Público.
Señaló que el estancamiento en las investigaciones del caso de los 43 normalistas es por la falta de la información que no han querido aportar la Semar y la Sedena. Dijo que en esta información están implicados mandos y generales en la omisión de aportar la información.
Recordó que después del 26 de septiembre de 2021 el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo pública una reunión donde un presunto miembro de la dirección de seguridad pública de Iguala, habla con un presunto miembro de Guerrero Unidos, y señala de 36 estudiantes que estaban en barandillas y que iban a ir a una fosa “eso está en un documento informal” que el grupo de expertos encontró en un papel en los archivos que ha revisado.
Dijo que ese documento debe de ser ratificado por los mandos militares porque así lo pide el Ministerio Público, y que digan quien hizo la transcripción de esa llamada que se interceptó, en que dispositivo se guardó, a qué dispositivos se les hizo la intervención.
Rosales reiteró que el gobierno deberá de realizar su trabajo al igual que todas las instancias implicadas para que se esclarezca el caso. Luego de informar el acuerdo los manifestantes entonaron el himno Venceremos y se retiraron del lugar.