18 junio,2022 9:21 am

Busca Aurora Cano ampliar la diversidad en la Compañía Nacional de Teatro

 

Ciudad de México, 18 de junio de 2022. La nueva titular de la Compañía Nacional de Teatro (CNT) del INBAL, Aurora Cano, primera mujer en dirigir la institución en 50 años, apuesta por saldar una deuda histórica con la diversidad cultural de México.

“Mi interés personal”, explica en entrevista, “es ampliar la mirada, ampliar el canon, cuestionar e investigar el sentido de la representación y sus códigos en este país, no sólo a partir de la Colonia, sino también antes”.

Si bien el teatro europeo es un pilar de esta disciplina artística, México, tan culturalmente vasto, no puede limitarse a replicarlo, advierte la actriz y directora escénica, quien reemplaza en el cargo a Enrique Singer.

“Por eso hablo de ampliar el canon hacia la diversidad. Y, claro, como coyunturalmente soy mujer, parecería que cuando hablo de ampliar el canon, mi interés está en ampliarlo desde esa perspectiva, pero no.

“Es realmente un interés de historia, de deuda histórica y también de interés de vanguardia, porque la vanguardia no está solamente en ir hacia adelante: también implica ser capaz de ir a la raíz de las cosas, repensarla y reformularla, desde luego, desde lo contemporáneo, desde la práctica profesional del más alto nivel”.

La apuesta de su trabajo se orientará entonces hacia la indagación de la identidad nacional y re-cuestionar quiénes son los mexicanos, enfatiza Cano, cuyo trabajo como directora de escena incluye obras como La importancia de llamarse Ernesto (2003), Histeria (2004) o Lady Hamlet (2012).

“Me parece que la música, la gastronomía, las artes visuales en general han abrazado la diversidad cultural de todo lo que ha implicado esta increíble mezcla de culturas que somos, y lo ves reflejado en la música popular, en la gráfica y en muchísimas cosas.

“Sin embargo, el teatro no ha sido tan abierto a la diversidad estética y cultural”, puntualiza la fundadora de la Compañía Teatro de Babel –en colaboración con el escritor Nicolás Alvarado– y el festival DramaFest, que ha tenido sedes fuera de la Ciudad de México, como Acapulco, Guerrero, en 2012.

Reconoce los esfuerzos en ese sentido, pero no como parte de una búsqueda central.

“Para mí es una búsqueda central. Me interesa el repertorio universal, creo que una compañía nacional debe dar acceso a los grandes escritores y pensadores del teatro y también debe dar visibilidad al patrimonio nacional dramático que existe de autoras y autores de nuestro país, que es un patrimonio increíble y hay que visibilizarlo”.

Texto y foto: Agencia Reforma