22 febrero,2021 9:19 am

Hurga el Cádiz en la herida del Barça; le empata al final del partido

El equipo catalán pierde dos puntos en el minuto 89, tras un gol de penalti. Messi adelantó a los culés, que se relegan en la Liga española con 47 puntos, por 52 del Real Madrid, que gana 1-0 en su visita al Valladolid. El líder Atlético con 55 unidades cae de local 2-0 con el Levante

Barcelona, España, 22 de febrero de 2021. El Barcelona culminó una horrible semana al perder dos puntos ayer en el Camp Nou ante el Cádiz (1-1), en un partido que Leo Messi abrió desde el punto de penalti y que Álex Fernández, desde la misma distancia, igualó.

El argentino, que se convirtió en el jugador culé con más partidos en la Liga española (506) superando a Xavi Hernández, se cobró su víctima 38 distinta en la liga al anotar desde los once metros superada la media hora, pero un error de Lenglet en el minuto 89 permitió a los de Álvaro Cervera rescatar un punto y golpear de nuevo a un rival al que ya ganó en el Carranza.

De esta manera, el Barça pierde su oportunidad de recortar puntos al Atlético de Diego Pablo Simeone, que cayó el sábado ante el Levante (0-2), y de recuperarse anímicamente de la dura derrota ante el Paris Saint-Germain (1-4) que les deja con un pie fuera de la Champions.

Con el mismo once que hincó la rodilla ante el conjunto parisino, los de Ronald Koeman dominaron ante un Cádiz volcado atrás con hasta nueve hombres, que les impidió llegar con peligro al área en el primer tramo del encuentro. Aun así, Messi avisó antes de la media hora en un disparo que desvió Ledesma.

Los dos argentinos volvieron a citarse solo unos minutos más tarde, en el 32, después de que Salvi derribase a Pedri dentro del área cuando consiguió zafarse de la zaga andaluza. La Pulga se plantó frente al punto de penalti y engañó al portero con un tranquilo lanzamiento raso.

Los de Cervera respondieron en un centro de Salvi que Sobrino no pudo rematar con acierto, pero el cuadro culé recuperó inmediatamente el control. Aunque conseguía llegar asiduamente al área rival, su falta de acierto en los últimos metros le impidió incrementar su renta antes del descanso; a pesar de todo, logró ver puerta en  dos tiros de Pedri y De Jong anulados por fuera de juego.

Cuando el partido ya se encaminaba hacia el descuento, Lenglet golpeó a Sobrino en el área en un balón dividido y el árbitro no dudó en decretar la pena máxima, y Álex Fernández no titubeó para materializarla e igualar la contienda al 89.

Ahora, el Barça interrumpe una racha de siete victorias consecutivas y se queda tercero en la clasificación a siete puntos del líder. El miércoles le espera el Elche y el próximo fin de semana, el Sevilla, también su rival en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey, en la que tratará de remontar el 2-0 de la ida.

Por su parte, el Real Madrid sumó los tres puntos el sábado en su visita al Real Valladolid gracias al 0-1 que firmó un cabezazo de Case-miro en el minuto 65.

Los de Zinedine Zidane aprovecharon la derrota del Atlético de Madrid poco antes para con 52 puntos ver el liderato a tres, aunque con un partido más. El Madrid no se podía permitir fallar, a pesar de la plaga de lesionados, la última de Karim Benzema, o de tener el foco del viaje de Champions ante el Atalanta el próximo miércoles.

Ante la ausencia de su mejor hombre arriba, apareció el segundo mejor, un Casemiro que firmó su quinto gol en Liga al rematar picado en el segundo palo un centro de Kroos. Fue el gran lastre de los de Sergio González, defender el balón parado del Madrid y, en concreto, de un Casemiro que tuvo dos remates francos antes de convertir.

El brasileño terminó haciendo de todo, con buenos minutos de Isco desde el banquillo, para un Madrid que, tras mucho sufrir, ve el liderato a tres puntos con 14 jornadas por delante. Los de Sergio González se quedan un fin de semana más en puestos de descenso, demostrando saber competir pero no ganar, con siete partidos seguidos sin hacerlo.

En tanto, el Atlético ha tirado por la borda buena parte de la ventaja que tenía al frente de la Liga después de perder, por primera vez en la temporada como local, ante el Levante (0-2), que se convierte en su “bestia negra”, tras una semana en la que le ha arrebatado cuatro puntos y toda su confianza antes de medirse al Chelsea en la Champions.

Todo marchaba sobre ruedas para un Atleti que se ha complicado la vida ante el rival más inesperado. Primero fue el empate en Valencia, en aplazado de la primera jornada, y el sábado pasado llegó la puntilla.

Los colchoneros se volcaron y en esa entrega acabaron regalando otros tres puntos que enloquecen el campeonato.

Texto: Europa Press