EL-SUR

Viernes 27 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Política  

Anula el Consejo Nacional del PAN la elección de su dirigencia en Guerrero

Determina la Comisión de Justicia que la planilla de Eloy Salmerón y Guadalupe González cometió fraudes en la votación contra la de Julio Galarza. Se convocará a un nuevo proceso

Enero 14, 2022

Rosalba Ramírez García

Chilpancingo

La Comisión de Justicia del Consejo Nacional del PAN declaró la nulidad de la elección de presidente, secretaría general e integrantes del Comité Directivo Estatal (CDE) del partido en Guerrero, por lo que se dejó sin efectos la declaración del triunfo de Eloy Salmerón Díaz a partir de una serie de irregularidades que cometió.
El 24 de noviembre del año pasado se realizó la elección interna del PAN en Guerrero, en la que, de acuerdo a los resultados dados a conocer por la Comisión Estatal Organizadora, la planilla ganadora fue la de Eloy Salmerón y Guadalupe González.
Pero estos resultados fueron impugnados el 2 de noviembre por Julio Galarza Castro que encabezaba la otra, a través de un juicio de inconformidad que fue declarado fundado por el órgano partidario nacional.
En su artículo tercero de la resolución se determinó “la nulidad de la elección relativa a la presidencia, secretaría general e integrantes del CDE”.
En consecuencia, se revoca y se deja sin efectos de la declaración de la Comisión Estatal Organizadora de la planilla ganadora de la elección para la renovación del CDE, “así como cualquier otro acto en el que se haya determinado que la planilla encabezada por Eloy Salmerón ha sido electa en el proceso interno”.
Entre las irregularidades que denunció Julio Galarza están la instalación de casillas en lugares diferentes a los establecidos, incluso en casas de integrantes de la planilla de Eloy Salmerón, en donde pudo existir coacción.
La Comisión de Justicia del PAN apunta en el documento que tras la revisión se “reconoce un patrón en la simbología utilizada para marcar doblemente las boletas, no solo porque las palabras sí, sí Eloy y Eloy, se encuentran escritas con la misma letra en sufragios extraídos indistintamente en las casillas ubicadas en Juchitán, Xochistlahuaca e Igualapa”, con lo que evidenciaron la manipulación de los votos.
Además, la comisión señala que “adicionalmente, en las ochenta y cinco boletas que presentaron más de una marca, dichas palabras, una paloma, raya o cruz, invariablemente se combinaron con una cruz sobre la fotografía del promovente. Es decir, suponiendo sin conceder la validez de dichos votos, resultaría que ninguna o ningún militante optó por escribir un no, una grosería, un dibujo, o por manifestar su desprecio o repudio a la planilla del inconforme de forma diferente a una cruz sobre su fotografía”.
La comisión también estimó que estas circunstancias resultan irregulares cuando se observan en forma desproporcionada respecto de una candidatura en especifico, particularmente porque como lo plantea el inconforme en su escrito inicial de demanda, se actualizaron idénticamente en cuatro casillas que estuvieron a cargo del mismo encargado de ruta, sin que se tenga certeza de lo ocurrido con los paquetes electorales durante aproximadamente nueve horas”.
Estas inconsistencias son “idénticas” en las casillas de Juchitán, Xochistlahuaca, Cuajinicuilapa e Igualapa, señaló la Comisión de Justicia y concluye que “en el caso concreto, existen razones suficientes para considerar vulnerado el principio de certeza, entendido como la inequívoca correspondencia entre la voluntad de la militancia que acudió a sufragar el día de la jornada electoral y los resultados obtenidos en dichas casillas”.
También se dio la razón a Julio Galarza en el sentido de que “se alteró el contenido de los paquetes electorales y los criterios de validez de los sufragios, a fin de favorecer a su contrincante”, Eloy Salmerón.
La Comisión plantea varios escenarios sobre la votación quitando los votos nulos, o las casillas anuladas por irregularidades. En todos los casos Julio Galarza queda con una votación superior a la de Eloy Salmerón, quien buscaba reelegirse en el cargo.
Ayer se buscó por teléfono a Salmerón Díaz pero no atendió las llamadas de El Sur. Por su parte el ex presidente estatal del PAN, Carlos Arturo Millán Sánchez consideró que la nulidad de la elección de la dirigencia estatal en Guerrero, evidenció “un fraude orquestado por Eloy Salmerón Díaz” a través de irregularidades que demostró una falta de respeto a la “voluntad legítima” de los panistas guerrerenses.
Recordó que el PAN en Guerrero realizó las elecciones para elegir a su Comité Directivo Estatal (CDE) el pasado mes de noviembre, en medio de una “gran polémica, porque el ex presidente Eloy Salmerón Díaz, contendió por su reelección contra Julio Galarza, quien contaba con el respaldo de los panistas guerrerenses.
En declaraciones telefónicas, el también consejero estatal en la actualidad, afirmó que el resultado “evidenció un fraude orquestado por Salmerón Díaz, con una suma de irregularidades entre las que se especulaba la violación de los paquetes electorales y la alteración de las papeletas del sufragio, pasando por encima de los estatutos e ignorando la voluntad legítima de las y los panistas guerrerenses”.
Lo anterior porque la madrugada del pasado miércoles, la Comisión de Justicia del Consejo Nacional del PAN, resolvió anular los votos de las mesas 1 y 5 de Acapulco de Juárez, Zitlala, Xochistlahuaca, Igualapa, Cuajinicuilapa, y Juchitán.
La nulidad de la elección, explicó Millán Sánchez, se da “por las irregularidades en las casillas en donde se alteró la votación de manera tendenciosa a favor del candidato Eloy Salmerón, invalidando votos a favor del candidato Julio Galarza, perdiendo la certeza de la votación y causando un rompimiento entre las filas de este partido”.
El ex presidente estatal panista dijo que esperará que el CEN determine las fechas para llevar a cabo nuevamente la elección que “ante la desconfianza de los panistas guerrerenses en el CDE, lo más viable es que sea esa instancia nacional quien se haga cargo del proceso electoral, y en lo inmediato defina una dirigencia temporal, para darle certeza e imparcialidad al proceso”.