EL-SUR

Lunes 04 de Marzo de 2024

Guerrero, México

Política  

Aparecen los comunicadores Jesús Pintor y Fernando Villegas; sigue cautivo Alan García

Quienes los mantenían retenidos los liberan la noche del miércoles en el puente del río Cuirio, cerca de Coyuca de Catalán

Enero 13, 2023

Jesús Pintor Alegre y Fernando Moreno Villegas hablan con periodistas la madrugada de ayer afuera de las oficinas de la Fiscalía Regional en Coyuca de Catalán Foto: Israel Flores

Israel Flores

Ciudad Altamirano

Cerca de la medianoche del miércoles fueron liberados el periodista Jesús Pintor Alegre, y el químico biólogo Fernando Moreno Villegas, quien además es creador de contenido para Facebook y director de Comunicación de Arcelia, quienes se encontraban cautivos por un grupo delictivo desde el pasado 27 y 25 de diciembre respectivamente en Tierra Caliente.
Aproximadamente a la una de la mañana fueron encontrados por reporteros de la región en el puente del río Cuirio a unos 3 kilómetros de Coyuca de Catalán, luego de que fueron avisados de la liberación de Pintor, por lo cual acudieron al sitio y lo trasladaron a las instalaciones de la Fiscalía regional para rendir su declaración.
Antes, Pintor habló a sus colegas que lo recogieron y agradeció las muestras de apoyo en todo el estado. Contó que sus captores se lo llevaron porque lo acusaban de ser administrador de la página de Facebook Escenario Calentano –en la que se publicaban comentarios críticos al grupo La Familia Michoacana– y que durante el tiempo que lo retuvieron lo investigaron y comprobaron que no tenían nada que ver, además de que Alan García Aguilar, también privado de su libertad, aceptó ser el creador y administrador de la página.
Escenario Calentano es un espacio en Facebook, dedicado a hacer publicaciones en contra de quienes consideran que están relacionados con ese grupo, y lo hacen de forma personal o de burla, pero confirmaron que “Alán García es el fundador de la página Escenario Calentano”.
El otro liberado, Fernando Moreno, también se deslindó como responsable de esa página y dijo a los reporteros más de una vez que él no era periodista, sino químico biólogo.
Pintor Alegre de 52 años de edad, es originario de Chilpancingo, llegó a Tierra Caliente como corresponsal de La Jornada Guerrero en 2009. Desde esa fecha ha sido corresponsal de varios medios de comunicación y se quedó a vivir en Ciudad Altamirano.
Fernando Moreno Villegas, quien fungía como director de Comunicación del Ayuntamiento de Arcelia, dijo que se lo llevaron por la misma razón. Lo acusaron pero les dijo que él no era el autor de la página. Dejó en claro que “no soy periodista. Yo soy químico biólogo parasitólogo, tengo mi laboratorio pero me gusta hacer contenido para Facebook, pero no soy periodista, y no tengo nada que ver, de hecho hicimos un video pero ahí claramente Alán dijo que él era el autor de la página”, recordó en alusión al material en el que ambos aparecen encadenados y descalzos.
De Alán García Aguilar nadie sabe nada. Los dos liberados declararon ante las autoridades que desconocen lo que pasó con él. No saben de su paradero y tampoco tenían conocimiento de que haya sido liberado.

La Fiscalía se atribuye la localización

La Fiscalía General del Estado difundió a las 12 de la mañana de ayer un comunicado de prensa en el que informó que junto a la Sedena, Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública logran la localización con vida de Jesús Pintor y Fernando Moreno, quienes fueron privados de su libertad el 27 de diciembre del año pasado en Coyuca de Catalán.
“Cabe destacar que esta institución desde que tuvo conocimiento de la desaparición desplegó fuertes operativos en coordinación con personal del Ejército Mexicano, Guardia Nacional y Secretaría de Seguridad Pública Estatal en diversos puntos de la región de Tierra Caliente, lo que influyó para que los probables responsables liberaran a las víctimas; logrando salvaguardar la vida e integridad de dichas personas”.
Indicó que continúan los operativos para la búsqueda y localización de Alan García Aguilar, tercera víctima de desaparición.