EL-SUR

Miércoles 16 de Junio de 2021

Guerrero, México

Política  

Hubo voto libre y estamos obligados todos a respetar el resultado de las urnas: Astudillo

Expresa su reconocimiento “a todos los hombres y mujeres que trabajaron con una gran determinación y entusiasmo” para lograr que la elección saliera adelante, un día después de que el candidato del PRI-PRD, Mario Moreno, pidió la renuncia de los consejeros del IEPC y anunció que analiza solicitar la nulidad de la elección. “Nadie tiene derecho a poner en riesgo la estabilidad política de Guerrero”, reitera el gobernador

Zacarías Cervantes Chilpancingo

Junio 11, 2021

El gobernador Héctor Astudillo, en su intervención tras la develación de la estatua a los derechos humanos, Colosal en la glorieta Bicentenario Primer Congreso de Anáhuac Foto: Jessica Torres Barrera

Zacarías Cervantes

Chilpancingo

A un día de que el candidato de la coalición PRI y PRD a la gubernatura, Mario Moreno Arcos, desconoció los resultados de la elección del domingo, pidió la renuncia de los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) y habló de pedir la nulidad de la elección, el gobernador Héctor Astudillo Flores avaló el trabajo de los organismos electorales.
Astudillo Flores expresó su reconocimiento “a todos los hombres y mujeres que trabajaron con una gran determinación y entusiasmo” para lograr que la elección saliera adelante, y dijo que los ciudadanos “expresaron libremente su voluntad a través de su voto y estamos obligados todos, en su momento, a respetar el resultado de las urnas”.
En su mensaje durante la develación del monumento a los derechos humanos, en la glorieta Bicentenario Primer Congreso de Anáhuac, en la avenida Insurgentes de Chilpancingo, la mañana de ayer, Astudillo Flores celebró que las elecciones del domingo se hayan realizado en paz y sin ninguna circunstancia que se tuviera que lamentar.
Expresó su reconocimiento “a todos los hombres y mujeres que trabajaron con una gran determinación y entusiasmo para lograr que la elección saliera adelante. A todos los funcionarios de casilla, que, me consta, en el momento en que fui a votar hicieron un gran trabajo y un gran esfuerzo”.
Argumentó que la sociedad guerrerense estuvo representada en cada una de las más de cinco mil casillas que se instalaron en Guerrero, y que los ciudadanos “expresaron libremente su voluntad a través de su voto y estamos obligados todos, en su momento a respetar el resultado de las urnas”.
Advirtió que nadie tiene derecho a que por la elección “pongamos en riesgo la estabilidad política y social de Guerrero”.
Llamó a no permitir que nadie crispe los tiempos posteriores a la elección. Lo más importante de Gurrero, dijo, “son los guerrerenses, cuidar a los guerrerenses, por eso como lo hice ayer (el miércoles) hago una convocatoria a la unidad de los guerrerenses, a que nos mantengamos unidos”.
Expuso: “Nos conviene estar unidos; las elecciones vendrán cada tres y cada seis años, pero es importante que todos tengamos claridad que la unidad de los guerrerenses es un motor que nos sacará adelante en los momentos más difíciles”.
El gobernador agregó que Guerrero ya ha sufrido mucho las confrontaciones y convulsiones sociales, “no permitamos que nadie ponga en riesgo la estabilidad política y social de nuestro estado”, provocando aplausos de los asistentes.
Expresó que “las elecciones se arreglan el día de las elecciones”.
Añadió que es propicio que en su carácter de gobernador, “hoy más que nunca, vuelva a hacer un llamado a la mesura de todos los actores políticos y pedirles que antepongan el mayor interés del pueblo de Guerrero por delante, antes de las pretensiones políticas”.
Manifestó que de su parte ha hecho “todo lo que nos corresponde para tratar de dar estabilidad al estado”.
Al final del evento, el reportero le preguntó:
–Entonces, como jefe político de su partido (el PRI), no respalda la postura que expresó ayer (el miércoles, Mario Moreno Arcos) sobre los resultados de las elecciones?
–Yo soy el gobernador, y en este momento el pueblo de Guerrero me demanda responsabilidad. Ante todo soy el gobernador y así me voy a mantener hasta el último día de que yo sea gobernador. Negar que tengo influencia en mi partido político sería declarar una ingenuidad, o pensar que a quienes tengo que hacer esta declaración son ingenuos, y ustedes no son ingenuos, ni quienes leen las notas de ustedes son ingenuos, pero mi responsabilidad es mantener la estabilidad social y política del estado de Guerrero y a eso me atengo y eso es lo que voy a hacer.
–¿Ve riesgos?.
–No hay que correrlos, no hay que permitir correr esos riesgos porque ha costado mucho trabajo colocar al estado de Guerrero en la estabilidad, y yo la voy a defender. Su estabilidad la voy a defender.
–¿Es para que el PRI le baje al tema de las impugnaciones? –consultó otro reportero.
–No, el mensaje no es para nadie en particular, creo que es para todos, no tengo yo ningún destinatario especial de mi llamado, pero yo creo que es importante que en mi carácter de gobernador yo lo haga, porque no eludo mi responsabilidad.
“Lo más sencillo y cómodo es quedarme callado y encerrarme en mi oficina, pero creo que es momento de hacer un llamado a la unidad. Lo hice el mismo lunes en el Palacio de Gobierno. Fui el primero en hacer el llamado a la unidad, lo sigo haciendo, porque Guerrero requiere de la unidad para poder transitar y enfrentar la gran cantidad de problemas que tenemos derivado de nuestros rezagos sociales”.
Aclaró que el llamado es para todos, “y, por supuesto, antes que ser un hombre influyente en mí partido, en el que he militado, soy hoy más que nunca el gobernador del estado y yo soy un gobernador que me debo a todos los guerrerenses”.
En la develación de la estatua a los derechos humanos en la glorieta Bicentenario Primer Congreso de Anáhuac, en la avenida Insurgentes, estuvieron la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Eunice Monzón García; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis; la Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Cecilia Narciso Gaytán, y el secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame.
La escultura que simboliza los derechos humanos, es la obra Colosal, creación de la escultora colombiana Natalia Botero, y fue instalada en el mismo sitio donde estaba la estatua de Vicente Guerrero que fue trasladada a la explanada del Recinto de las Oficinas del Poder Ejecutivo Estatal, antes Palacio de Gobierno.