EL-SUR

Lunes 06 de Julio de 2020

Guerrero, México

Política  

Sale negativo el gobernador a una prueba de Covid; retomará sus funciones, anuncia

Astudillo informa que recibió una llamada del presidente López Obrador, quien le hizo un reconocimiento por los resultados en seguridad y las acciones ante la emergencia. Trata con alcaldes y funcionarios estatales y federales preparativos para cambiar de semáforo de rojo a naranja

Karina Contreras

Junio 30, 2020

El gobernador Héctor Astudillo en su reunión virtual con alcaldes y funcionarios Foto: Tomada de Internet

El gobernador Héctor Astudillo informó que se realizó una nueva prueba de Covid-19 en el laboratorio de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), en la que salió negativo, por lo que aseguró que ya está listo para retomar sus funciones al cien por ciento.
En la Mesa de Coordinacion para la Construcción de la Paz, Astudillo informó que recibió una llamada del presidente, quien le hizo un reconocimiento por los resultados en materia de seguridad y las acciones de su gobierno ante la emergencia sanitaria.
“Fue una llamada del presidente Andrés Manuel López Obrador, que mucho agradezco y mucho valoro, y que me pidió transmitir un mensaje por todo el trabajo que se viene haciendo en torno a la seguridad y al tema del Covid-19, cosa que hago extensiva a todos los integrantes de esta Mesa de Coordinación Estatal”, se informa en un boletín.
Tras 21 días de confinamiento, en su cuenta de Facebook el gobernador indicó que expuso en la Mesa el resultado de la prueba negativa, que por lo tanto, ya no hay riesgo de contagiar a quienes lo rodean.
Luego, en un video grabado, que fue transmitidos durante el mensaje de mediodía para actualizar las cifras de coronavirus, dijo que desde muy temprano estaba trabajando desde sus oficinas en Casa Guerrero, en Chilpancingo; que hoy estará en Palacio de Gobierno y el 1 de julio encabezará el homenaje a la bandera.
En su mensaje en Facebook, subrayó que pasó momentos muy difíciles y pidió a los guerrerenses cuidarse mucho, porque “esta es una situación que no se le puede desear a nadie”.
Astudillo Flores informó el 9 de junio que dio positivo a coronavirus y convaleció confinado en su casa de Chilpancingo.
El gobernador comunicó a los integrantes de la Mesa: “Recibí la prueba de mi examen y quiero decirles que resulté negativo. Hemos logrado superar el contagio, salió negativo. Me sacudí el famoso Covid-19, que me anduvo persiguiendo durante un tiempo y se me logró pegar, y que durante 21 días lo sufrimos. Hoy cumplo 22 días, pero estoy fuera de este asunto, como me fue comunicado”.
Astudillo encabezó ayer des-de Casa Guerrero una reunión con alcaldes y funcionarios estatales y federales, con quienes trató sobre los preparativos para cambiar de semáforo de rojo a naranja.
Añadió el gobernador que espera el miércoles, para anunciar que Guerrero está en semáforo naranja y “proceder a la reapertura de una agenda que traemos, que va a ser muy importante para la reactivación de la economía”.
Recordó que hace 21 días anunció que tenía Covid-19, que estuvo aislado pero “siempre al pendiente de las actividades del estado, de lo que pasa. No hubo ningún día que no estuviera pendiente e hiciera actividades. Poco más de hace una semana he tenido actividades todo el día”.
Astudillo precisó que el examen se le práctico el domingo por la mañana y que por la noche “me notifican que ya salgo negativo de Covid. Estoy ya listo, normal para seguir mis funciones de gobernador a tiempo completo, con una gran emoción y gran determinación, frente a este tiempo tan difícil que nos ha tocado vivir”.
Reiteró el llamado a los guerrerenses a cuidarse, pues es un asunto muy serio y “la única manera para poder detener esto es no contagiarnos, sana distancia y hay que usar tapabocas”.
Para finalizar, el gobernador agradeció las llamadas y mensajes de solidaridad durante los días dificiles. Dijo que está listo y más comprometido con Guerrero.
El gobernador se reunió nuevamente con alcaldes y alcaldesas, para que “también pongan su parte en esta primera fase de reapertura, porque su participación será fundamental para evitar más contagios y tengamos una apertura gradual, responsable”.
En un boletín de prensa, se informó que en la reunión virtual el gobernador pidió a los ayuntamientos que refuercen sus acciones de concientización, para ir disminuyendo el número de contagios en Guerrero.
Les dijo que de seguir la tendencia a la baja, Guerrero podría pasar del semáforo rojo a naranja el miércoles para comenzar una reapertura responsable de actividades económicas y sociales.
Precisa Bravo medidas

Alejandro Bravo, el jefe de la oficina del gobernador, dijo que se sigue trabajando para una reapertura responsable y que se ha basado en lo que está pasando en otros estados que tienen condiciones similares a las de Guerrero.
“La reapertura obedece a los lineamientos que la Secretaría de Salud federal ha venido indicando, para el cambio de semáforo rojo a naranja”, subrayó. Agregó que es importante saber que esto no significa que el “virus ya se haya ido y por ello tenemos que seguir tomando las medidas preventivas”.
Reiteró que hoteles, restaurantes parques y espacios deportivos públicos; servicios náuticos y deportes acuáticos, así como servicios religiosos, platerías y joyerías podrán funcionar al 30 por ciento; y los bancos tienen que aplicar al exterior las mismas medidas que al interior para evitar aglomeraciones.
Además, se abrirá la producción agroindustrial de café, mango, copra, mezcal y limón. La apertura de actividades en juzgados civiles, tribunales administrativos y juntas de conciliación, sólo será con cita previa.
Será obligatorio el cubrebocas, la sana distancia, el gel, así como el lavado de manos continuamente con agua y jabón. Las playas sólo serán para actividades individuales, dentro y fuera del agua, donde habrá estricto acceso.
Subrayó el funcionario que cada unas de las actividades tienen un protocolo establecido, con lineamientos de las secretarías de Salud federal y estatal, y consensuados con los municipios.
En una gráfica mostró que no abrirán bares, discotecas, centros nocturnos, espectáculos masivos, cantinas, cervecería, billares, cines, teatros, museos, salones de fiesta y eventos (bodas, 15 años, graduaciones, congresos); gimnasios, plazas comerciales y tiendas departamentales.
La directora de Comunicación Social, Érika Lührs Cortés, subrayó que debe quedar claro que cambiar al semáforo naranja no es volver a una normalidad total, sino que es la primera fase de una reapertura gradual y sólo de algunas actividades al 30 por ciento.
Explicó que aunque la federación hace público el cambio de semáforo el fin de semana, éste se da a conocer a los gobernadores los miércoles, por eso Astudillo ha adelantado que va a compartir la información una vez que la tenga.
El secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo informó que no va a regresar a labores todavía la mayoría de los trabajadores del gobierno del estado.
Añadió que el miércoles, durante el homenaje a la bandera, el gobernador informará al respecto. Pidió que aunque se tenga la oportunidad de cambiar de semáforo, para beneficio de las actividades económicas y de los empleos que se han perdido, sobre todo en el sector turístico, se debe seguir tomando en serio la pandemia.