EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Política  

Supervisa el gobernador obra de gran proyecto turístico privado en Costa Chica

La primera etapa de la carretera Acapulco Sur-San Marcos forma parte del Plan de Desarrollo In-tegral para El Salvador, Guatemala, Honduras y el sur-sureste de México para contener la migración, que promueve el gobierno estatal con empresarios y del que se conoce poco

Zacarías Cervantes Chilpancingo

Octubre 11, 2021

 

Reporteros intentaron sin éxito sacar alguna declaración del gobernador Héctor Astudillo tras la inauguración de un tramo de la avenida Costera Las Palmas en la Zona Diamante de Acapulco Foto: Jesús Trigo

El gobernador Héctor Astudillo Flores, la alcaldesa de Copala, Guadalupe García Villalva, y el de San Marcos, Tomás Hernández Palma, ambos reelectos por el PRD, supervisaron este sábado la primera etapa de la carretera Acapulco Sur-San Marcos.
El tramo carretero forma parte del Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala, Honduras y el sur-sureste de México, que promueve el gobierno estatal junto con los empresarios Eduardo Sánchez Navarro, del grupo Questro; Rafael Posada Cueto, de Corporativa Bomeo, y Raúl Morales Berdejo, que dirige Mercatus, en terrenos ejidales, así como de la Promotora Turística (Protur) y de inversionistas privados.
Sobre el proyecto de inversión privada, que se promueve con la intervención de recursos públicos, se conoce poco y sólo se ha venido informando en escuetos boletines del gobierno estatal, como la construcción del tramo de la carretera costera Acapulco-San Marcos, de 31 kilómetros, para conectar ese polo turístico denominado Riviera San Marcos.
El sábado, el gobernador Héctor Astudillo informó en su página de Facebook que con la alcaldesa de Copala, García Villalva, y el de San Marcos, Hernández Palma, supervisaron la primera etapa de la carretera Acapulco Sur-San Marcos, “uno de los polos turísticos que logramos impulsar de manera exponencial”, dijo.
Agregó que la obra forma parte del desarrollo turístico Acapulco Sur, que se incluye en el Plan de Desarrollo Integral para Honduras, Guatemala y el Sur Sureste de México.
“Agradezco a los inversionistas Gabriel Posada, Eduardo Sánchez Navarro, Raúl Morales y Claudio de la Mora, por creer en Guerrero”, escribió.
En el recorrido estuvieron también el diputado local priista y ex secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Rafael Navarrete Quezada; el actual secretario de esa dependencia, Kozovi Ocampo Guzmán; el director de Promotur, Noé Peralta Herrera, y el director de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (CICAEG), Javier Taja Ramírez.
El gobernador no lo informó, pero este primer tramo supervisado es de 16 kilómetros, de un total de 31, obra que se puso en marcha el 11 de enero pasado.
Ese día, se informó en un boletín de prensa del gobierno estatal, que los 31 kilómetros de carretera que se construyen tiene como objetivo conectar el polo turístico Riviera San Marcos.
“Además, como parte de su enfoque sustentable, la carretera costera Acapulco-San Marcos tendrá una ciclopista, lo que motivó a la inversión inmobiliaria a participar en el proyecto en este nuevo polo turístico de la Costa Chica-Acapulco”, dice el comunicado.
Ni ese día ni el sábado pasado se informó cuánto destinó el gobierno estatal para los primeros 16 kilómetros, con el que se está promoviendo la inversión privada en ese polo turístico.
El 7 de abril de 2017, la página Obras por Expansión, en la que se promueven las empresas constructoras, refiere que una de las empresas que están apostando por esta zona es Grupo Questro, “que ya tiene terrenos en el lugar”.
La empresa es de Eduardo Sánchez Navarro, propietaria de hoteles de lujo, principalmente en Los Cabos, Baja California, donde construye un Ritz-Carlton.
Refiere que gobierno y empresarios planean una “Riviera Maya para Acapulco” y que “el nuevo Acapulco estará en el municipio aledaño (San Marcos), donde la ciudad busca premiar desarrollos hoteleros de lujo inmersos en la naturaleza”.
“Acapulco está inmerso en una crisis, por la inseguridad y la falta de inversiones, que le ha impedido disfrutar del boom hotelero que hay en el país. Sin embargo, el gobierno y los empresarios tienen varios planes para rescatar al destino, entre los cuales está desarrollar una nueva zona turística, que replique el éxito de la Riviera Maya”, explica.
Asegura que el nuevo desarrollo turístico se instalará en terrenos “de la zona que son ejidales”, otros que son de Promotur, así como de inversionistas privados.
“Hay terrenos hermosísimos para aprovechar el litoral que va hacia Barra Vieja. Son terrenos vírgenes, en zona selvática y con lagunas naturales. Grupos importantes, como Questro y otros, tienen terrenos ahí, donde quieren hacer desarrollos hoteleros, comerciales y residenciales”, se informó en la publicación, citando como fuente al entonces gerente de Protur, Manlio Favio Pano.
Desde esa fecha, Obras por Expansión informó del “plan de construir una carretera de 31 kilómetros a lo largo del litoral, que sea muy similar a la que une Cancún y Playa del Carmen, en línea recta y con accesos laterales a los proyectos inmobiliarios”.
La publicación informó que Favio Pano dijo entonces que el gobierno estatal ya tenía pagados los derechos de vía para la carretera, que implicó una inversión de 2 mil millones de pesos. “Este proyecto busca que las grandes marcas internacionales de lujo vuelvan a Acapulco, luego de la salida de Fairmont hace algunos años. Hasta el momento, Pano dijo que ya ha tenido reuniones con grupos españoles e inversionistas mexicanos dueños de hoteles de lujo”.
El 27 de septiembre, la revista Forbes México informó que al menos tres grupos empresariales: Questro, que preside Eduardo Sánchez; Corporativa Bomeo, que encabeza Rafael Posada; Mercatus, que dirige Raúl Morales Berdejo, y al menos otros dos empresarios mexicanos, invertirán más de 30 mil millones de pesos en una primera etapa del centro turístico, también conocido como Acapulco Sur.
El proyecto incluye hoteles de lujo, cinco campos de golf, club hípico y hoteles ecológicos, “que darán en los próximos 40 años una reactivación económica y creación de empleos directos e indirectos a la Costa Chica”, dijo a la revista el director de Protur, Noé Peralta.
Subraya que Eduardo Sánchez “es uno de los inversionistas de mayor renombre en México, por estar detrás del boom de San José los Cabos, y la familia Posada ha destacado por levantar Lomas de Angelópolis, en Puebla”.
“Son inversionistas que han venido comprando parcelas desde hace más de 20 años, pero que requerían del apoyo del gobierno con la carretera costera, que conecta Barra Vieja con San Marcos”, dice a Forbes México.
La publicación informó que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé que el nuevo desarrollo turístico así como la construcción de una autopista desde el Aeropuerto Inter-nacional de Acapulco, frenará la migración centroamericana y el desplazamiento de la población de la Costa Chica de Guerrero.
Asimismo, que está considerado como uno de los proyectos prioritarios del Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala, Honduras y el sur-sureste de México, para que la migración sea segura, ordenada y regular, así como para atacar sus causas “y que la movilidad humana sea una opción elegida”.
Citando como fuente a Noé Peralta, Forbes destaca que es un proyecto elaborado hace más de 20 años, pero que en 2016 “el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, hizo una gran convocatoria a los inversionistas para que inyectaran capital en desarrollos en la playa del océano Pacífico”.
Aseguró que el gobernador Astudillo “firmó un convenio marco entre los inversionistas y el gobierno de Guerrero, para que las autoridades municipales, estatales y empresarios construyan los puentes y la autopista que corre del Aeropuerto Internacional de Acapulco hasta el municipio de San Marcos”.
Añade que se propone que este sea el cuarto polo turístico, ya que reactivará la economía de toda una región que colinda con Oaxaca.
En un boletín de prensa del gobierno estatal, se informó el 1 de septiembre pasado, que el director de Protur, Noé Peralta, se reunió ese día en Ciudad de México con el embajador de Qatar, Mohammed Alkuwari, a quien junto con el alcalde electo de San Marcos, Tomás Hernández Palma, “le mostraron los avances del proyecto carretero, denominado Costera San Marcos, y la detonación turística que la región Costa Chica del estado tendrá con el desarrollo de la obra costera, impulsada por el gobernador Héctor Astudillo”.
“Durante el encuentro con el diplomático, el director de Protur y el alcalde, explicaron la obra carretera y los beneficios que traerá al estado con derrama económica, empleo y diversificación integral del turismo; además de solicitarle su intervención con inversionistas de su país, que está inmerso actualmente en una gran transformación planificada, que durará varias décadas y que pretende conseguir una economía avanzada sostenible y diversificada, a fin de promover el turismo”.