EL-SUR

Sábado 18 de Mayo de 2024

Guerrero, México

Deportes  

Conquista De Miñaur el bicampeonato del torneo que a punto estuvo de no jugarse en Acapulco

Vence en dos sets, ambos por 6-4, al noruego Casper Ruud. Esta es mi segunda ciudad y cuando dicen que hay imposibles… acuérdate de Acapulco, dice emocionado el australiano de familia española al recibir el Guaje de oro

Marzo 04, 2024

El australiano Alex de Miñaur celebra con el Guaje de Oro su bicampeonato obtenido la noche del sábado en la Arena GNP Foto: Carlos Carbajal

Juan Carlos Moctezuma R.

El australiano Alex de Miñaur entró en un selecto grupo de bicampeones del Abierto Mexicano de Tenis al vencer en dos sets, ambos 6-4, al noruego Casper Ruud.
La edición 31 del torneo estuvo en riesgo de no jugarse en Acapulco debido a los destrozos causados al estadio e instalaciones, sin embargo la decidida ayuda del grupo Mundo Imperial –que reconstruyó la Arena GNP en un tiempo récord de semanas y ofreció facilidades de hospedaje a todos los involucrados en el torneo– permitió su realización. Lo que sí se notó fue la falta de asistencia de público pues no alcanzó ni la mitad de los 90 mil asistentes al torneo del año pasado, aunque los organizadores esperaban al menos un 60 por ciento de esa cifra.
La final disputada el sabado mostró la confirmación de un jugador cuyo nombre comenzó a tomar fuerza en los últimos tres años cuando comenzó a escalar en la clasificación de la ATP. Aunque fue el campeón del año pasado, a Acapulco llegó ubicado en el puesto 11 mundial y por encima de él estaban otros participantes como Alexander Zverev, Holger Rune y Stefano Tsitsipas, a quien derrotó por vez primera en este torneo.
Desde el comienzo del partido, De Miñaur desplegó un tenis agresivo, atacando y presionando sobre la red a su oponente y exigirle una cuota física que terminó mermándolo.
Con esa estrategia, en el tercer juego el australiano logró romperle el saque al noruego, lo que definiría el resultado de ese primer set.
Emocionantes intercambios de golpes desd el fondo de la cancha y un variado esquema de juego de De Miñaur –que hizo uso de casi todos sus recursos tenísticos (dejaditas, potentes reveses a dos manos y venenosos top spins)– terminaron por minar la resistencia de Ruud quien terminó perdiendo 6-4 ese primer set.
En el segundo set, las cosas no parecieron cambiar mucho.
Ruud intentó regresar tomando ventaja aprovechando los tres errores no forzados que cometió Alex al inicio del juego y un par de dobles faltas en su servicio. sin embargo, el australiano se recuperó y vino de atrás para quedarse con el set y la victoria final.
Con este triunfo, Alex De Miñaur se convirtió en el cuarto jugador en la historia del torneo en ganar un bicampeonato, sumándose al austriaco Thomas Muster cuando el torneo se jugaba todavía en la Ciudad de México (ganando las ediciones de 1993, 1994, 1995 y 1996), el español Nicolás Almagro (ganador de las ediciones 2008 y 2009 ya en Acapulco) y David Ferrer (tricampeón en 2010, 2011 y 2012).
“Quiero agradecer a la gente que ha hecho posible este torneo, a toda la afición y a la ciudad que ha sufrido en los últimos meses. Es fantástico poder dar un poco de luz a esta fantástica ciudad, estoy seguro que Acapulco brillará más fuerte que nunca… Acapulco es ya mi segunda ciudad. dicen que uno vuelve a donde es feliz. Cuando dicen que hay imposibles, acuérdate de Acapulco”, comentó De Miñaur después de recibir el trofeo de campeón.
El australiano alcanzó el octavo campeonato de su carrera, siete de ellos en cancha dura y dos de ellos en la pista de Acapulco, y advirtió que regresará en 2025 para intentar defender su título y buscar el tricampeonato.
En la ceremonia de premiación el público coreó durante varios segundos el nombre de Acapulco y aplaudió el esfuerzo que la ciudad y la organización tuvieron para que 129 días después del paso del huracán Otis se pudiera realizar el torneo.
Casper Ruud también hizo un agradecimiento por estas dos semanas en México, primero en el Abierto de Los Cabos y, posteriormente, en Acapulco en donde demostró la calidad que tiene como tenista, llegando en ambos torneos a la final.
“Han sido dos semanas fantásticas en México, estoy agradecido con el público, con la organización y con los jugadores que compitieron a un nivel muy alto. El tenis es fantástico, el mensaje es de apoyo total para toda la gente de Acapulco y todos estamos muy contentos de haber participado y con muchas ganas de regresar como siempre”, afirmó el noruego.
La entrega del trofeo de campeón correspondió a Marcela Velasco Cámara, directora de Marketing Corporativo de Telcel, mientras que el de segundo lugar lo hizo Jorge Arturo Arce Gama, Director General de HSBC México.
En el cierre del evento también estuvieron Álvaro Falla, director de Mextenis; Renata Burillo, presidenta del Consejo de Administración de Mextenis y de Grupo Pegaso, así como Geoffrey Fernández, director de Operaciones. De igual manera, Ali Nani, supervisor de la Asociación de Tenistas Profesionales.

Se queda Santi González a la orilla del título de dobles

La sequía de campeones tricolores continúa en Acapulco.
En la final de dobles del Abierto Mexicano de Tenis, la pareja conformada por el tricolor Santiago González y el británico Neal Skupski cayeron ante los polacos Hugo Nys y Jan Zielinski por 6-3 y 6-2.
La afición del estadio principal de Acapulco, apoyó incondicionalmente al veracruzano, quien llegaba a la última instancia de este torneo ATP 500 por segunda ocasión, la primera fue en 2015.
“Estoy muy contento de estar en la Final después de nueve años. Felicidades a los campeones. Darles las gracias a Neal, creo que ha sido una buena semana y espero que el próximo año al fin se nos dé en Acapulco, vamos a volver mas fuertes. Gracias por crear un evento tan importante y ojalá que esto ayude para que el próximo año Acapulco vuelva a ser lo que era antes”, comentó Santi.
En el primer set, la dupla local perdió la concentración y empezaron a ceder juegos, mientras que en la segunda manga, comenzaron a apretar, pero ya era tarde para reaccionar, por lo que la aventura llegó a su fin en un hora y 8 minutos.
Hasta ahora, solo Leo Lavalle ha logrado la corona de casa en dos ocasiones, en 1994 haciendo equipo con el brasileño Jaime Oncins y en 1995 con el argentino Javier Frana. (Sineli Santos / Agencia Reforma / Acapulco).