EL-SUR

Lunes 26 de Febrero de 2024

Guerrero, México

Guerrero  

No ven compromiso del gobierno para resolver el caso Ayotzinapa, señalan organizaciones

En un mitin en Chilpancingo dirigentes coinciden en que no se ve un cambio en materia de derechos humanos en los gobiernos federal y estatal

Mayo 27, 2023

Zacarías Cervantes

Chilpancingo

A casi nueve años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, no se ve un compromiso claro del actual gobierno para resolverlo, coincidieron ayer dirigentes de organizaciones sociales y estudiantes de esa normal en el mitin de ayer, que realizan los días 26 de cada mes en el antimonumento en Chilpancingo.
Los dirigentes sociales coincidieron también en que tampoco se ve un cambio en materia de derechos humanos en los gobiernos federal y estatal, y reclamaron por la represión que en los últimos días ha ejercido el gobierno de Evelyn Salgado Pineda en contra de las organizaciones sociales.
“Estamos comprobando que el slogan de ‘primero los pobres’ es una farsa”, dijo el representante del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (Sutcobach), Adao Toribio Ortega.
Agregó que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, “le está fallando al pueblo y le queda a deber mucho” en materia de respeto a los derechos humanos.
Los dirigentes de las agrupaciones sociales y estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa se concentraron a las 11 y media en el monumento a Las Banderas, donde se encuentra el antimonumento en honor a los 43 estudiantes desaparecidos la noche del 26 de septiembre del 2014, y donde cada mes se realiza una concentración para exigir justicia por los desaparecidos.
Toribio Ortega dijo que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador sabe qué pasó y dónde están los 43 estudiantes, “pero le da largas para no resolver el caso y con ello no refleja congruencia entre lo que dijo en campaña cuando se comprometió a resolver el caso y lo que está haciendo su gobierno ahora”.
Agregó que el presidente de la Republica está aparentemente más preocupado en ver quién va a ganar en las elecciones presidenciales del próximo año, cuando en los hechos ya tiene a su candidata que va a ganar.
Criticó también al actual gobierno estatal pues dijo que está faltando a su compromiso de estar del lado de los más pobres, y que lo que se vio el jueves con el desalojo de los indígenas de Cochoapa es evidencia de que eso de “primero los pobres es una farsa”.
El integrante de la dirigencia de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), Mario Alberto Urióstegui expresó que el actual gobierno de la Cuarta Transformación es igual de represor que los anteriores y que no le interesa el respeto a los derechos humanos.
Llamó a las organizaciones sociales a cerrar filas y articular el movimiento social ante la “ley del garrote” del actual gobierno.
“Hoy vemos que el estado de Guerrero está de cabeza, creo que hay la necesidad de articularnos como organizaciones sociales porque ese es el único camino, cerrar filas normalistas, organizaciones sociales, magisterio, todos necesitamos unirnos por una sola demanda que es el derecho a la vida porque hoy nos están acabando”, arengó.
Señaló que ahora el gobierno que se dice de izquierda es el primer perseguidor de las organizaciones sociales, “y ya basta de tanta injusticia que se vive en el estado”.
A su vez, la activista Roberta Campos del Comité de Solidaridad con las Víctimas de 1960 reprochó que actualmente se sigue reprimiendo a las organizaciones sociales, desapareciendo y asesinando, y que no sólo hacen falta los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, también los más de 100 mil desaparecidos que hay en el país.
Uno de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa denunció que los normalistas rurales no ven que de parte del gobierno de López Obrador haya voluntad para encontrar a sus compañeros estudiantes, y que no creen que haya justicia como se comprometió al inicio de su gobierno.
Igual que los otros oradores opinó que el actual gobierno resultó igual que los anteriores, violador de los derechos humanos y que mantiene en la impunidad a los perpetradores.