EL-SUR

Martes 27 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Guerrero  

Pide López Sollano a pescadores de Petacalco buscar juntos resolver problemas que causa la CFE

El secretario general de Gobierno, con una comitiva del gobierno estatal y el alcalde de La Unión, se reunieron con líderes de dos cooperativas y les pidió esperar los resultados de los estudios para determinar la causa de la mortandad de sardinas. Los dirigentes denunciaron que en 28 años la termoeléctrica ha generado muchas afectaciones al medio ambiente, a la actividad pesquera, agrícola, ganadera y económica, así como a la salud de los pobladores

Brenda Escobar Petacalco

Enero 11, 2022

 

El secretario general de Gobierno, Saúl López Sollano habla (de pie y flanqueado por el diputado local Carlos Reyes Torres y el alcalde perredista de La Unión, Crescencio Reyes Torres), en una reunión con dirigentes de pescadores de Petacalco sobre la mortandad de sardinas en la zona Foto: Brenda Escobar

El secretario general de Gobierno, Saúl López Sollano, se reunió con dirigentes de pescadores de la zona afectada por la central termoeléctrica, Plutarco Elías Calles, propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, (CFE), ubicada en la comunidad Petacalco, municipio de La Unión, y les pidió esperar los resultados de los análisis que se hicieron a muestras de agua y de peces para determinar la causa de la mortandad de varias toneladas de sardinas, ocurrida el martes de la semana pasada.
Los pescadores coincidieron en manifestar que confían en el gobierno que encabeza la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y aceptaron esperar los resultados de los análisis a las muestras por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) pero no en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pues aseguraron que durante los 28 años que tiene generando electricidad, la paraestatal jamás ha reconocido el daño ambiental, económico y social que genera.
El martes de la semana pasada, pescadores de Petacalco informaron que del canal de descarga de la termoeléctrica, estaban saliendo montones de sardinas muertas y denunciaron que la causante de lo que durante los siguientes dos días, es decir, miércoles y jueves, consideraron un ecocidio por la gran cantidad de sardinas que posteriormente se conoció que se murieron, es la planta de la CFE.
El hecho provocó que autoridades estatales y federales relacionadas con el medio ambiente acudieran a Petacalco a tomar muestras e información de este hecho que se vino a sumar a la constante emisión de cenizas negras que las chimeneas arrojan a la atmósfera debido a que se produce energía eléctrica con combustóleo como principal materia prima.
Ayer lunes, Saúl López Sollano, acompañado del secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales en Guerrero, Ángel Almazán Juárez; del subsecretario de Desarrollo Político y Social de la Secretaría General de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez; del delegado regional de Gobierno, Francisco Chavarría Valdeolívar; el presidente municipal perredista de La Unión, Crescencio Reyes Torres y el diputado local perredista, Carlos Reyes Torres, se reunió con los dos grupos de dirigentes de pescadores que hay en Petacalco, uno encabezado por Jesús Campos Albarrán y el otro por Arturo Vargas Ramos y Rosendo Bravo Villanueva.
También estuvieron presentes representantes de la delegación estatal de Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
En un primer momento, al filo de las 2 de la tarde, López Sollano y su comitiva llegaron a la termoeléctrica, donde pidieron entrar para entrevistarse con el superintendente de la planta y conocer la versión de la CFE respecto a la mortandad de sardinas; ahí sólo permitieron entrar al secretario general de Gobierno y a otras cinco personas, el resto esperó durante poco más de una hora y media en un estacionamiento.
Al salir, el alcalde Crescencio Reyes dijo a los dirigentes de los pescadores que se trasladarían a su casa de playa, cerca de Petacalco, donde tendrían una comida y posteriormente la reunión para tratar el asunto que los ocupaba.
Una vez ahí, el secretario López Sollano habló de que la gobernadora Evelyn Salgado Pineda le pidió que acudiera a reunirse con ellos y también a conocer la versión de la CFE respecto a la mortandad de las sardinas.
Dijo que el viernes de la semana pasada, dependencias del gobierno estatal, entre ellas la Semaren, enviaron a trabajadores a tomar muestras del agua y de los peces, las cuales ya están siendo analizadas en un laboratorio para conocer la causa real de la muerte de dichos peces y cuyo resultado se tendrá en esta misma semana.
Agregó que este martes, estarán en Petacalco representantes de la Comisión Nacional del Agua y de la CFE para hacer lo propio, es decir, tomar muestras del agua y de los peces para posteriormente analizarlos por separado y también saber que provocó la mortandad.
Pidió a los dirigentes de los pescadores que esperen a los resultados para entonces “marchar juntos; yo no digo que el problema es fácil y lo vamos a resolver; lo vamos a resolver entre todos y necesitamos sensibilizar al gobierno federal, no es tarea fácil, pero tampoco es tarea imposible porque contamos con el apoyo de la gobernadora”.
“Pero para que la gobernadora tenga fuerza, necesita el apoyo de ustedes, yo esta vez que vine ya me llevo un panorama más claro, escuché con atención a las autoridades locales, pero sobre todo lo que ustedes dicen, que eso es muy importante, tengámonos confianza, que no se muera la confianza, porque eso de que se muera la confianza ya nos deja desarmados, creo que juntos podemos”.
Sostuvo que el problema de la termoeléctrica “no es fácil porque se hereda de gobiernos anteriores, y el gobierno actual no puede cambiar las cosas, lo más fácil sería que cerremos la planta, pero eso a lo mejor soluciona el problema para siempre, pero crea otros”.
Resaltó que “este gobierno vale por ustedes, sin ustedes no vale nada, entonces, queremos hacer el acuerdo de que no dejemos esto ya como algo concluido, apenas empieza y si hoy vengo en representación de la gobernadora, yo quiero que iniciemos la solución de este problema y dejemos así las cosas, no es la primera ni la última reunión, vamos a seguir en contacto hasta encontrarle una salida al problema, una salida que nos conduzca a una solución y creo que lo podemos lograr”.
En esta reunión hicieron uso de la palabra los dirigentes Rosendo Bravo Villanueva, Jesús Campos Albarrán y Arturo Vargas Ramos, así como el diputado local Carlos Reyes Torres y el alcalde Crescencio Reyes Torres, todos coincidieron en que durante los años que lleva en funcionamiento, la termoeléctrica ha generado muchas afectaciones al medio ambiente, a la actividad pesquera, agrícola, ganadera y económica, así como a la salud de los pobladores que viven dentro de la zona de influencia de la planta.
Se dolieron que la CFE “jamás reconoce que causa daños” y que ha acabo con manglares, mantos freáticos y zonas de pesca, entre otras afectaciones, principalmente en la salud, pues mencionaron que hay muchas personas padeciendo cáncer y lo atribuyen a las cenizas que arroja la termoeléctrica a la atmósfera a través de sus chimeneas.
Asimismo, coincidieron en manifestar que sí confían en el gobierno del estado, pero no en la CFE porque tienen la experiencia que cada vez que la Comisión manda a hacer estudios científicos sobre alguna afectación en específico, “los resultados son manipulados y pese a que no se necesita tener muchos estudios para ver que sí afecta, siempre salen con que la planta nunca afecta en nada”.
Hablaron que la más reciente mortandad de sardinas impactará en el medio ambiente no sólo a nivel local y nacional, sino internacional, pues aseguraron que tardará muchos años para que esa especie en particular pueda recuperarse y que afecta directamente a la cadena alimenticia en la vida marina.
También sobre la mortandad de tortugas debido a que desde hace años, la CFE no rehabilitó unas rejillas en el canal de llamada para evitar el paso de las tortugas y peces hasta sus instalaciones; se dolieron de la falta de compromiso por parte de la Profepa y del incumplimiento de la CFE a acuerdos pactados en una minuta del 2018 donde piden obras sociales y motores fuera de borda para lanchas.
De igual forma hablaron de cómo las cenizas afectan los cultivos y por eso no pueden producir en la zona y lo poco que logran cosechar no tiene comercialización porque la gente tiene la idea de que se trata de productos del campo contaminados.
Recordaron ampliamente las luchas sociales, los plantones y movilizaciones que en el transcurso de 28 años han llevado a cabo contra la termoeléctrica para pedir que les regresaran los mantos freáticos, para que le pusieran filtros a las chimeneas, para que indemnizaran a productores de mango, para que dejaran de producir energía eléctrica con combustóleo y utilizaran carbón mineral, “y ahora otra vez están con el combustóleo, vamos en retroceso”.
Dijeron también que anteriormente, la Comisión tenía disponible la Gerencia de Desarrollo Social a donde los pobladores podían acercarse y pedir algún tipo de ayuda en caso de sentirse afectados por la termoeléctrica, “pero ahora no atienden a nadie, ni al presidente municipal”.