EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Guerrero  

Relata un jornalero na’ savi de Cochoapa el Grande los problemas que superó para terminar una licenciatura

Se graduó en el sexto nuevo municipio de San Quintín, Baja California. “Tuve que desempeñar diferentes actividades en los campos agrícolas, levantarme desde las 3:30 de la mañana”, cuenta

Octubre 05, 2021

El na’ savi Felipe Mendoza García que a pesar de vivir en los surcos como jornalero concluyó su licenciatura en Educación Foto: El Sur

Carmen González Benicio

Tlapa

Tras dejar parte de su niñez y juventud en los campos agrícolas y con el sueño de lograr una carrera universitaria, el na’ savi Felipe Mendoza García concluyó su licenciatura en Ciencias de la Educación en el estado de Baja California Norte.
En un escrito narró que para “salir adelante con mis estudios tuve que desempeñar diferentes actividades en los campos agrícolas, levantarme desde las 3:30 de la mañana para irme al trabajo, así cubrir mis colegiaturas y sustentar a mi familia”.
Felipe Mendoza es de la comunidad de Joya Real, municipio de Cochoapa el Grande, a temprana edad migró con sus padres a los campos de cultivo como jornaleros y empezó a trabajar en los campos a los 12 años.
Hoy trabaja en la empresa Productora Agrícola Industrial del Noroeste, conocida como Rancho los Pinos, en Baja California Norte.
Esas salidas le impidieron estudiar, además de que en su comunidad no había escuela y tenía que ir a otra más cercana, por lo que la migración por trabajo también representó una oportunidad de estudio, aunque no fue fácil porque era monolingüe, “no dominaba la lengua castellana, poco a poquito aprendí a hablar español como mi segunda lengua”, plasmó en su escrito.
Describió que hizo la primaria y a los 26 años ingresó a la secundaria, en el sistema abierto de Baja California que terminó en un año.
De ahí regreso a Joya Real con su familia y mantuvo su inquietud de seguir estudiando, aunque eso significó irse a Tlapa porque ahí no había bachillerato, y el 29 de diciembre de 2014 se inscribió en un bachillerato del sistema abierto pero privado, donde estuvo en el área de físico matemáticas que terminó en los tres años.
“Con certificado en la mano fue un momento que lloré y grité de alegría por haber concluido y obtener mi certificado de bachillerato, reconocido ante la Secretaría de Educación Guerrero”.
Por su vida jornalera salió de nueva cuenta el 10 de julio de 2018 a Baja California donde no dudó en seguir, por lo que el 25 de julio de 2018 se inscribió en la universidad Centro Educativo California, en la licenciatura en Ciencias de la Educación “con el entusiasmo de ser un profesional en el ámbito educativo”.
Tres años después, el pasado 24 de septiembre se graduó en el sexto nuevo municipio de San Quintín, Baja California Norte, “en un gran día para mí, me siento orgulloso de ser un jornalero con licenciatura”.
Ahora con licenciatura, “quiero pensar en volver a mi comunidad a ayudar y apoyar a mis paisanos con los conocimientos académicos, lo que tanto hace falta en mi comunidad marginada del estado de Guerrero”.
Pidió a los jóvenes y adultos que son jornaleros y jornaleras que no se pongan límites para estudiar y sean perseverantes para salir adelante con lo que quieran, aunque deberán tener paciencia para salir adelante con el estudio.

“Los indígenas no recibimos el apoyo de las instituciones de gobierno”

Felipe mencionó que logró su meta de concluir una licenciatura sin contar con la ayuda de los tres niveles de gobierno, y que la frase el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador primero los pobres, “en realidad no es cierto, hasta el momento nosotros los pueblos originarios no hemos recibido nada de apoyo de las instituciones de gobierno”.
El na savi no se quedó con la queja sobre la falta de apoyo de los gobiernos porque, “nunca me arrepentiré de tanto sacrificio propio, porque hoy en día gané al terminar mi carrera”.
“Los invito con todo mi corazón que apoyen a sus hijos que estudian, que tenga una buena educación, si todos fuéramos así no habrá tantas injusticias en cada lugar que nos encontramos”, consideró.