EL-SUR

Lunes 28 de Septiembre de 2020

Guerrero, México

Guerrero  

Toman feministas la CNDH en Acapulco y la Codehum en la capital a convocatoria nacional

En Chilpancingo participan activistas y familiares de mujeres y hombres desaparecidos, que sellaron la entrada al edificio con hojas de denuncia de los feminicidios y desapariciones, en solidaridad con la toma de la Comisión Nacional en la Ciudad de México

Septiembre 15, 2020

Feministas en la toma de las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Guerrero, como parte de una jornada nacional de lucha contra el feminicidio, la represión y el acoso, así como en solidaridad con las familias de mujeres desaparecidas y asesinadas Foto: Jesús Eduardo Guerrero

Lourdes Chávez / Aurora Harrison

Chilpancingo/ Acapulco

Feministas tomaron las oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en Acapulco, ubicada en fraccionamiento Costa Azul, y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Codehum) en Chilpancingo como parte de una convocatoria nacional coordinada con el plantón de colectivos de víctimas en el organismo nacional en la Ciudad de México.
En Chilpancingo la entrada de la Comisión Estatal fue tapizada con fichas de búsqueda de mujeres y hombres desaparecidos, y pancartas de justicia por un grupo de 50 feministas con el rostro cubierto.
Las activistas con integrantes de colectivas de familiares de personas desaparecidas llegaron a las 7 de la mañana a clausurar las instalaciones de manera simbólica, sellando el acceso principal con las hojas de protesta, las paredes y el nombre de la dependencia, que modificaron como derechos humanas, junto a la calle Juárez.
A las 7:30 comenzaron la manifestación que se extendió hasta las 10 de la mañana, con tambor y pandero, ahí explicaron que la toma de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la ciudad de México desde el 8 de septiembre, “es una muestra del hartazgo que las feministas tenemos al ver recrudecida la violencia patriarcal y la constante impunidad en la que operan los machos, Estado mexicano, instituciones de impartición de justicia, o defensorías de los Derechos Humanos”.
En solidaridad con ellas, se manifestaron de manera simultánea en Acapulco, Chilpancingo y otros estados de la República para confirmar que todas las feministas están en rebelión contra el Estado, y para exigir a las comisiones de derechos humanos acompañamiento y seguimiento eficiente a la investigación del caso de las mujeres que asistan.
En el pronunciamiento también demandaron acompañamiento a familiares de desaparecidas y búsquedas con perspectiva de género, que haya transparencia en el recurso de la Alerta de Violencia de Género, y fortalecimiento a las asociaciones de mujeres que acompañan a otras mujeres arriesgando su propia vida y gastando sus propios recursos, y que se despida al personal de Fiscalía General del Estado que se niegue a emitir una ficha de búsqueda de una mujer desaparecida.
“Ni víctimas ni pasivas, mujeres combativas; verga violadora a la licuadora; machete al macho; les molesta más una mujer liberada que una mujer asesinada; nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio; machete al macho; los hombres buenos también violentan; ¿dejarías de reírte si el día de mañana es una conocida?; cuando la desaparecida es tu novia o hermana, entonces cambiarán los memes por imágenes de ‘se busca’; la represión no nos asusta; no olvide sus nombres, pinche presidente”, denunciaron con los mensajes en las paredes.
Otra de las activistas del colectivo de desaparecidos, denunció que además de vivir con miedo por la delincuencia organizada, “las mujeres enfrentan a un gobierno indolente, insensible que debería garantizar su seguridad. Siento miedo pasar donde hay patrullas porque ellos no nos están cuidando. Las víctimas pasamos por tanta injusticia con autoridades que criminalizan. Lo primero que dice al FGE es que ‘si seguimos moviéndolo eso mismo nos va a pasar”.
La joven demandó respuesta inmediata para las familias de personas desaparecidas, y que los Ser-vicios funerarios en Iguala, ya no cobren hasta la bolsa en donde meten los cuerpos de personas identificadas, si son servicios del estado.
Después de las 10 de la mañana un grupo reducido continuó la toma de la comisión estatal, y a medio día, el presidente Ramón Navarrete Magdaleno se acercó a las manifestantes, con quienes acordó una mesa de trabajo. A las 3 de la tarde la protesta concluyó.
En Acapulco, unas 20 jóvenes feministas tomaron las oficinas de la CNDH y bloquearon una calle para además de sumarse al movimiento nacional, exigir que ninguna mujer sea asesinada.
Vestidas de negro y con un pañuelo verde, las jóvenes colocaron cartulinas en las paredes y el acceso principal las cuales decían “si tocas a una respondemos todas”, “solo queremos justicia”, “nos queremos vivas” y “juntas somos fuertes” y gritaron consignas.
Las jóvenes llegaron afuera de las oficinas a las 8 de la mañana y se retiraron después de una hora, durante ese tiempo los vehículos que circulaban por la calle Cristóbal Colón tuvieron que ser desviados por otras calles hasta que concluyó la actividad. Una de las manifestantes leyó un comunicado en la que explicó las razones de la protesta.