EL-SUR

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Guerrero, México

Acapulco  

Deja la tormenta Max inundaciones, deslaves, socavones y negocios afectados

En la lateral del bulevar Vicente Guerrero unos 15 locales comerciales se inundaron pues el agua alcanzó hasta 40 centímetros

Octubre 11, 2023

Varios negocio afectados por la inundaciones en la céntrica calle Diego Hurtado de Mendoza por las intensas lluvias ocasionadas por la tormenta Max Foto: Jesús Trigo

Argenis Salmerón / Jacob Morales Antonio

La tormenta Max, que ayer se degradó a baja presión remanente, dejó en Acapulco inundaciones en negocios de distintas zonas como la colonia Centro, el bulevar Vicente Guerrero y San Isidro, un jardín de niños, dos deslaves de talud, dos socavones, y vialidades llenas de tierra, lodo y basura.
Unos 15 locales comerciales ubicados en la lateral del bulevar Vicente Guerrero en dirección al centro, fueron afectados por la acumulación de agua que alcanzó 40 centímetros en la colonia Centro, los comerciantes sacaron el lodo de sus negocios, luego de la fuerte corriente que se desbordó en la avenida Cuauhtémoc, del Centro Médico a la clínica 9 del IMSS.
En el poblado de San Isidro Labrador, a un costado de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, las inundaciones fueron en un jardín de niños, una refaccionaria, pizzería, un negocio de compra-venta de aluminio y la gasolinería, ubicados en la colonia San Isidro Labrador,
En el jardín de niños Agustín Melgar, el agua de la corriente se metió en la escuela, casi medio metro de altura.
La inundación fue provocada por la corriente de agua de un arroyo que baja del cerro y por el aumento de tierra para la rehabilitación de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, según los vecinos.
El deslave de talud fue en la colonia 20 de Noviembre, en el andador Mariano Escobedo una casa quedó sin protección sus cimientos.
También se cayó un talud en la colonia Ex Campo de Tiro, en la calle  Delfines, la tierra sostenía la fachada de una casa y quedó desprotegida.
Se formó un socavón en el fraccionamiento Hornos, en la calle Vasco Nuñez de Balboa, a un costado del canal del río de El Camarón, donde una camioneta cayó al hoyo y fue sacada con la grúa de la Secretaría de Seguridad Pública municipal.
El hoyo mide dos metros de diámetro y la misma medida de profundidad, afuera de la Junta de Conciliación y Arbitraje.
Otro socavón se formó en la colonia Arroyo Seco, cerca del corralón de automóviles y que conecta al poblado de La Venta.
El boquete mide más de dos metros de diámetro por uno de profundidad y está en medio de la vialidad.
Protección Civil Municipal informó que un pedazo de cerro se deslavó en la carretera federal México-Acapulco, en el poblado de El Kilómetro 30 e impidió la circulación de automóviles.
En la colonia Centro, los comerciantes sacaron el lodo de sus negocios, luego de la corriente fuerte que se desbordó en la avenida Cuauhtémoc, del Centro Médico a la clínica 9 del IMSS.
Los comerciantes de tiendas de conveniencia, venta de ropa, pinturas, casas de empeño, farmacias y un centro médico sacaron lo dañado por el agua a la banqueta.
En el tramo de las playas Dominguillo a Papagayo la franja de arena tenía basura como rama de árboles, plásticos y fierros a las 10 de la mañana.
Durante un recorrido por las vialidades afectadas como calzada Pie de la Cuesta y las avenidas Cuauhtémoc y Costera había deslaves de tierra, lodo y basura.
En la avenida Costera, la inundación permaneció del centro de negocios Costera 125 hasta el hotel Emporio, en la calle Juan de La Cosa.
Un automóvil rojo Mazda quedó atrapado por la tierra que se deslavó, afuera del Club del Golf.
En la avenida Cuauhtémoc, en el sitio conocido como Las Anclas y frente a un centro médico había lodo y tierra, después del desbordamiento del agua.
En la calzada Pie de la Cuesta la zona más afectada fue frente a la colonia Clemencia Figueroa, cerca de El Derrumbe, en un tramo de 200 metros hay tierra y lodo, lo que dificulta la circulación de automóviles.
En la tarde hubo lluvia fuerte por una hora en la ciudad, debido a la baja presión remanente, luego de que se degradó la tormenta tropical Max.
Después de las 3 de la tarde, la lluvia empezó fuerte en las colonias del puerto, y terminó a las 4 de la tarde.
En la mañana hubo lluvia ligera y nublados intermitentes, acompañada de vientos, y en la noche lluvias tenues.
La Comisión Nacional del Agua informó que las lluvias seguirán en Guerrero, debido a los remanentes del huracán categoría 4 Lidia.

Otras afectaciones reportadas por el Ayuntamiento

La Coordinación General de Protección Civil y Bomberos, la Coordinación General de Servicios Públicos Municipales y la Dirección de Maquinaria Pesada, informaron de tres deslaves de cerros sobre casas en las colonias Frontera, Ampliación Esmeralda y Solidaridad Mozimba.
También se produjo el derrumbe de un muro en la calle Aldama y en la calle José María Morelos de la colonia Paso Limonero, la caída de un árbol en la colonia Ampliación Santa Cruz y la caída de una barda perimetral y un muro en las colonias Vicente Guerrero y Jardín Palmas.
Asimismo, se produjeron daños en la Escuela Secundaria Sor Juan Inés de la Cruz, ubicada en la colonia San Isidro y en la Esuela Primaria Valentín Gómez Farías en el poblado Las Marías.
La Coordinación General de Protección Civil y Bomberos también reportó la caída de dos postes de energía eléctrica y ocho distintas afectaciones en diversas comunidades del municipio.
Además, el poblado de Lomas del Aire se encuentra incomunicado debido a que la carretera sufrió daños, derivados de la corriente de agua, además se produjo la caída de árboles y piedras.

Locales afectados en el bulevar Vicente Guerrero

Unos 15 locales comerciales ubicados en la lateral del bulevar Vicente Guerrero en dirección al centro, fueron afectados por la acumulación de agua que alcanzó un nivel de 40 centímetros.
Los locales que fueron afectados están ubicados en el bulevar en las esquinas de las calles José Gervasio 2, a la calle Del Canal, donde el cauce de Playa Seca desbordó debido a un taponamiento del túnel de desfogue.
En el recorrido había trabajadores y propietarios de los establecimientos sacando lodo con palas y lavar los pisos con agua. Además de limpiar muebles y otros objetos de metal y madera.
Entre los locales afectados había farmacias, mueblerías, compra y venta de oro, ropa deportiva, bolsas, consultorios médicos, tiendas de conveniencia, casas de empeño y zapaterías.
Los afectados indicaron que debido a la creciente del cauce pluvial de Playa Seca, y la división con un muro de un metro de altura de la central de transferencia del Acabús, el agua quedó estancada y no hubo otro lugar para su desfogue, lo que provocó que se metiera a los locales comerciales.
En la mayoría de los locales los propietarios indicaron que tuvieron pérdidas menores, debido a que los productos estaban en anaqueles, y sólo el dueño de una tienda de ropa indicó que la mercancía que tenía amontonada en el piso se mojó y llenó de lodo, pero que tratará de recuperar lo que pueda.