EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Acapulco  

Toman trabajadores del hospital Donato G. Alarcón la dirección para pedir alimentos

Desde el sismo del 7 de septiembre del año pasado se suspendió el programa que por ley les corresponde, con el argumento de que no hay recursos

Febrero 14, 2022

El sábado, trabajadores tomaron las instalaciones del hospital Donato G. Alarcón en Ciudad Renacimiento, para exigir los alimentos que les suspendieron Foto: Carlos Alberto Carbajal

Aurora Harrison

Trabajadores de jornada acumulada del hospital Donato G. Alarcón de Ciudad Renacimiento tomaron el sábado dos horas la dirección para exigir que les den los alimentos que suspendieron desde el pasado 7 de septiembre que se suscitó el sismo, debido a que resultó afectada el área de la cocina.
Después de dialogar con autoridades de la Secretaría de Salud retiraron la toma de la oficina y dijeron que iban a esperar a que se restableciera el programa de alimentos.
Sobre esa situación la secretaria de la subsección 21 del hospital, Raquel Estrada Villaseñor, declaró vía telefónica que no se están dando los alimentos porque el área resultó afectada por el temblor y se da prioridad a la reparación de los daños del hospital para dar mejor servicio a la población.
El sábado poco antes del mediodía, unos 15 trabajadores colocaron un candado en la puerta de acceso de la dirección del hospital para exigir que les regresen el apoyo alimentario que por ley se les da a los hospitales, y es que argumentan que en el caso del hospital de El Quemado tienen dos comidas.
Luis Alberto Luna explicó que a los trabajadores de jornada acumulada, que laboran de 8 de la mañana a las 8 de la noche de sábados, domingos y días festivos, hay un presupuesto para darles alimentos, pero desde el sismo ocurrido el año pasado lo suspendieron, con el argumento de que no había recursos.
“Nos dejaron de dar ese alimento con una serie de argumentos que no son válidos, ni creíbles, según dicen que no hay recursos, cuando sabemos que el presupuesto de salud anualmente está”, dijo el trabajador.
Agregó que la semana pasada los trabajadores hablaron con el administrador del hospital y les dijo que en la semana que concluyó atenderían la petición, pero terminó y “no se resuelve y por eso decidimos hacer esta protesta para que nos regresen a ver y nos den solución”.
Detalló que en la jornada acumulada son 150 a 180 trabajadores de base, regularizados, formalizados y antes del sismo les daban un alimento, cuando en otros hospitales, como El Quemado y el CAAPS les dan dos, a la hora del desayuno y en la comida.
Manuel López dijo que “en el hospital de El Quemado sí están dando los alimentos, el argumento de la autoridad es que porque allá son menos empleados y eso no es cierto, allá hay muchos más, incluye residentes a quienes les dan colación, entonces no hay motivo por el cual no nos den un solo alimento”.
“Lo que queremos saber es qué se está haciendo con ese recurso, por eso es que vamos a estar aquí hasta que se resuelva”, declaró y pidió a la secretaria de Salud del estado, Aidé Ibárez, que informe dónde están los recursos para el programa de alimentos.
Una trabajadora dijo que también el problema fue con los pacientes se les dejó de dar de comer, “entonces estuvimos insistiendo, llevé un oficio a Chilpancingo para que los pacientes se les diera de comer y apenas la semana pasada se empezó a darles de comer” y a los trabajadores se hizo el compromiso de dar los alimentos.
Julio Rodríguez dijo “desde hace cinco meses nos suspendieron la alimentación a la cual tenemos derecho por cumplir una jornada de 12 horas, en la Ley Federal se especifica que cada trabajador que cumpla una jornada laboral el patrón debe darle una alimentación se nos daba una dieta, pero en septiembre se suspendió”.
“Entendemos el daño que hubo en la cocina con el sismo, pero siempre que hay una falla la administración se ha hecho cargo para adquirir los alimentos fuera de cocina y darle los alimentos y en esta ocasión no se ha hecho así”, declaró.
Por su parte la secretaria sindical del hospital dijo que la protesta no tiene razón de ser porque la prioridad es la rehabilitación de las áreas que resultaron dañadas con el sismo, entre ellas el área de cocina que es una de las razones por las cuales no se da el apoyo de alimentos.
Además, dijo que en las condiciones de trabajo no marcan que se tiene que dar alimentos a los trabajadores, pero por “solidaridad” desde hace varios años la Secretaría de Salud lo hace y actualmente nada más se entrega alimento a los pacientes.
“La prioridad para el sindicato es que se repare el hospital que resultó dañado”, dijo la secretaria porque nada más se está trabajando con un 30 por ciento, porque hay varias áreas dañadas que no han sido reparadas desde que ocurrió el sismo de 7 grados, entre ellas el área de quirófanos.
Abundó que cuando se liberen los recursos se gestionará para que nuevamente se les dé la comida a los más de 180 trabajadores de jornada acumulada como se les venía dando antes del sismo, en tanto enfatizó que la prioridad es la rehabilitación del hospital para que se pueda dar un mejor servicio a la población.