EL-SUR

Jueves 13 de Agosto de 2020

Guerrero, México

Economía  

Hoteleros, en la incertidumbre pues aún no saben si abrirán el 1 de julio: líderes sindicales

En general todos han avanzado en las adecuaciones que demandan las autoridades y en la capacitación, dicen

Mariana Labastida

Junio 20, 2020

Mariana Labastida

Mientras algunos representantes sindicales están organizando ya cómo asistirán los trabajadores a laborar, otros están a la expectativa debido a que los patrones siguen con la incertidumbre si podrán abrir los hoteles el 1 de julio, aunque han avanzado en los protocolos de sanidad.
El secretario general de la sección 12 de la CTM, Rodolfo Escobar Ávila, indicó que con las empresas con las que tiene contrato colectivo se están haciendo las adecuaciones para iniciar con una ocupación en hoteles y restaurantes del 30 por ciento y siguiendo todas las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS).
El viernes pasado se publicó en El Sur la declaración del presidente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), José Luis Smithers Jiménez, quien informó que los integrantes de esa organización acordaron abrir los hoteles el 1 de julio, después de casi tres meses del cierre.
Entre los hoteles que ya anunciaron que abrirán el 1 de julio están el Princess Mundo Imperial, una semana después se tiene programada la apertura del Pierre Marqués y Palacio Mundo Imperial, donde tiene contrato colectivo la sección 12. El secretario general Rodolfo Escobar indicó que ya están en capacitación los trabajadores.
Al igual que en esos hoteles, están en capacitación en el Dreams (antes Gran Hotel), Ritz y restaurantes como la cadena Sanborns.
Rodolfo Escobar indicó que ha empezado a hablar con los patrones para que se haga un rol equitativo en donde todos los trabajadores con base sindical sigan trabajando y no se despida a nadie.
Expuso que también están buscando mecanismos para que se siga dando trabajo a los eventuales para no perderlos, porque a las empresas les cuestan también capacitarlos y dejarlos sin trabajo es perder esa inversión hecha para tener personal preparado para cuando se requiere.
Reiteró que esperan que para septiembre u octubre el semáforo epidemiológico esté en amarillo para que los hoteles y restaurantes puedan funcionar en un 60 por ciento y para diciembre que llegue a verde para abrir en su totalidad.
El secretario general de la sección 34 de la CTM, César Landin Pineda, dijo que las empresas con las que tiene contrato colectivo no le han notificado que vayan a abrir el 1 de julio, lo que si es que algunas están capacitando a sus empleados y todos están informados de la normatividad con la que abrirán por los lineamientos federales.
Manifestó que los patrones siguen en la incertidumbre debido a que las autoridades han ido retrasando la fecha de reactivación, lo que temen como sindicato es que se vaya a reducir la planta laboral, pero que de eso se hablará con los patrones una vez que anuncien la reactivación de las actividades. “Hay patrones que ven el problema muy grave y piensan que esto se podrá ir abriendo en agosto o septiembre”.
También se tiene que verificar que se garantice la seguridad sanitaria a los trabajadores, que les den el equipo de protección para que puedan cumplir con los protocolos y cuidar su salud, y la de los clientes, dijo. “De nada sirve que haya protocolos si no tenemos las herramientas necesarias” y para ello cuando ya les den la fecha de reapertura que se hagan pruebas de cómo trabajarán para ver las medidas de sanidad.
De los hoteles con los que tienen contrato colectivo ya inició capacitación el Calinda Beach, otros están totalmente cerrados como el Copacabana el cual paró su remodelación en mayo.
El secretario general de la sección 113 del Sindicato de la Industria Hotelera, Gastronómica y Conexos del Estado de Guerrero, Óscar Campos Romero, coincidió que siguen en la incertidumbre de cuándo van a reabrir los hoteles y restaurantes con los que tienen contrato colectivo de trabajo, porque las autoridades “no han dado luz verde para reiniciar, algunos hablan de que se vaya a extender el cierre de las actividades hasta el 15 de julio”.
Aunque no hay nada confirmado, dijo que sabe que hay empresas que han tenido acercamiento con el gobernador, Héctor Astudillo Flores, para pedirle que sea un hecho que se abra el 1 de julio.
También admitió que hay preocupación porque los negocios abrirán con un 30 por ciento de su capacidad e igual porcentaje de trabajadores, por  lo que están previniendo cómo ajustarse para que los trabajadores no salgan afectados.