EL-SUR

Sábado 18 de Mayo de 2024

Guerrero, México

Economía  

Protestan trabajadores en las puertas del hotel Holiday Inn al saber de su liquidación

Este viernes son informados de la salida de 39 trabajadores sindicalizados y 15 administrativos de confianza de la sucursal de la Costera

Marzo 02, 2024

Los trabajadores durante la protesta que hicieron el viernes a las afueras del hotel Hollyday Inn Foto: Carlos Carbajal

Jacob Morales Antonio

Maximino Nava Flores es uno de los trabajadores de la sección 113 de la CTM, que protestaron en el acceso del hotel Holiday Inn de Costera, luego de ser informado de que será liquidado junto a otros 39 compañeros y 15 administrativos de confianza.
Los trabajadores informaron que al llegar la mañana de este viernes, se les impidió el acceso a la hospedería y sólo se les informó que serán liquidados, sin que se les diera alguna otra información por parte de los representantes de la franquicia, que tiene otra sucursal en la zona Diamante.
Por esa razón, desde la mañana de este viernes colocaron una bandera rojinegra y portaron pancartas en las que se leía: “El derecho al trabajo es irrenunciable” y “señor Casas, intervenga por nosotros, como buen patrón que siempre ha sido”.
Maximino, quien tiene seis años laborando en el hotel de mesero, dijo que durante los últimos cuatro meses, luego del impacto del huracán Otis, todos los trabajadores sindicalizados estuvieron realizando trabajos de limpieza y retiro de escombros de la hospedería, que se les paga su salario íntegro.
El hombre dijo que de concretarse el despido, no tiene un trabajo inmediato donde desempeñarse, porque no imaginó que de un día a otro los administradores del hotel simplemente los irían a liquidar. “Nosotros estuvimos aquí trabajando, sacando los escombros, y no esperamos que nos despidieran”.
El trabajador solicitó a la empresa reconsiderar los despidos y mantener las plazas de trabajo, porque no hay otro espacio donde poder desempeñarse como mesero. Recordó que en el hotel estaban junto con los trabajadores eventuales, y eran casi 150, y quienes luego de la devastación de Otis se les dio un finiquito.
En declaraciones, el representante de la sección 113 de la CTM, Óscar Campos Romero, llamó al diálogo con los representantes de la hospedería, con quien hasta al mediodía no habían tenido ninguna comunicación.
“No es la forma, no podemos dejar abandonados a los trabajadores en una situación en donde son los más perjudicados”. Agregó que entre los 40 trabajadores sindicalizados hay quienes tienen 24 años de antigüedad, pero que hay otros 15 trabajadores de confianza.
“La demanda es que haya diálogo. Entendemos las condiciones en que está el hotel, pero no podemos dejar a los trabajadores desamparados, creemos que la fuente de empleo debe de seguir activa, y vamos a apoyar en todo lo que esté en nuestro alcance al igual que los trabajadores para que la fuente de empleo continúe”.
El dirigente indicó que lo único que ha sabido es que la empresa argumenta que debido a la falta de ingresos se ve forzada a liquidar a los trabajadores, pero señaló que si tienen dinero para liquidar, “pues no creo que sea el motivo, y no creo que no tengan dinero para pagarles a los trabajadores sus salarios”.
El sindicalista expresó que en dado caso que la empresa mantenga la determinación de liquidar a los trabajadores, que sea conforme a lo establecido en la ley, y solicitó que cuándo el hotel vuelva a abrir, los trabajadores despedidos sean contratados nuevamente y se mantenga el contrato colectivo con la sección sindical 113 de la CTM.
A la protesta llegó el secretario general de la CTM en Guerrero, Rodolfo Escobar Ávila, quien dijo que durante estos cuatro meses, a consecuencia de la devastación que provocó el huracán Otis, alrededor de 10 mil trabajadores del sector turístico se han ido a otros hoteles de las cadenas hermanas, en los destinos de Puerto Vallarta, Cancún y Los Cabos, entre otros.
El dirigente reclamó al corporativo del hotel por violentar los derechos de los trabajadores y dijo que la CTM va a apoyar a sus agremiados, que no va a permitir que sean liquidados y pugnó por un arreglo entre las partes, para conservar las fuentes de empleo.
Sin querer dar más datos de cuántos hoteles y trabajadores han sido liquidados, expresó que no todos los empresarios están en esa actitud y muestra de ello es que muchos se han ido a trabajar a otros destinos de playa, en los hoteles hermanos, y otros han llegado a acuerdos para jubilarse.