EL-SUR

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Guerrero, México

Mundo  

Ataque ruso alcanza edificio en provincia natal de Zelenski; muere uno y hieren a 73

La nuclear de Zaporiyia reduce temporalmente su personal ante el “temor” a ataques ucranianos. La Inteligencia de Rusia dice haber frustrado un atentado terrorista contra el sistema ferroviario de Crimea. Moscú asegura que el bombardeo al mercado de Konstantinovka fue perpetrado por el ejército de Ucrania

Septiembre 09, 2023

Europa Press

Madrid

Al menos una persona ha muerto y otras 73 han resultado heridas en un ataque ejecutado por el ejército de Rusia que ha alcanzado un edificio administrativo en la ciudad de Krivói Rog, situada en la provincia de Dnipropetrovsk (centro) y localidad natal del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.
“El proyectil ha impactado en el edificio administrativo”, ha dicho el gobernador de Dnipropetrovsk, Serhi Lisak, que ha informado de que el ataque había provocado un incendio en un área de unos 200 metros cuadrados. “Que ardan en los pozos del infierno por el pesar que han provocado a Ucrania. No olvidaremos”, ha añadido.
Más tarde, el gobernador ha informado que del total de heridos, al menos 35 han sido ingresados en el hospital. Además, hay tres personas que se encuentran en estado grave, según ha relatado Lisak en su cuenta oficial de Telegram.
El presidente del Consejo de Defensa de Krivói Rog, Oleksandr Vilkul, ha detallado que “un misil enemigo ha alcanzado un edificio administrativo que acogía varias oficinas”, incluida su fundación. Asimismo, ha señalado que dos de los heridos se encuentran en estado grave, por lo que no se descarta que el balance de fallecidos aumetne en las próximas horas.
Posteriormente, el jefe de la Policía Nacional ucraniana, Ivan Vhivski, ha tildado lo sucedido de “acto de terrorismo” y ha confirmado que la comisaría de la ciudad ha sufrido daños a causa del ataque.
Por otro lado, al menos tres personas han muerto en un bombardeo ejecutado ayer por el ejército de Rusia contra una ciudad en la provincia ucraniana de Jersón, situada en el sur del país, según han denunciado las autoridades.
“El enemigo ha atacado la región de Jersón”, ha dicho el ministro del Interior ucraniano, Igor Klimenko, que ha agregado que al menos tres personas han muerto y cuatro han resultado heridas en Odradokamianka.
Mientras, la dirección de la central nuclear de Zaporiyia, ubicada en el sur de Ucrania pero bajo control ruso desde los primeros compases de la guerra, ha anunciado ayer una reducción temporal de su personal ante el “temor” a nuevos ataques por parte de las Fuerzas Armadas ucranianas.
“Está ocurriendo una reducción del número de personal a un nivel que permitirá mantener la operación segura en la central nuclear y el cumplimiento de todos los estándares de seguridad nuclear”, ha dicho el jefe de la empresa estatal rusa encargada de controlar las centrales nucleares, Rosenergoatom, Renat Karchaa.
Esta decisión de las autoridades rusas se da en un contexto marcado por los recientes ataques ucranianos en la zona con vehículos aéreos no tripulados, unas ofensivas que para Karchaa tienen el objetivo de “aumentar la ansiedad, crear negatividad y generar turbulencias sociales”.
El Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia ha asegurado ayer que ha logrado frustrar un ataque terrorista contra el sistema ferroviario de la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, en el marco de una serie de operaciones que se han saldado con la detención de un residente de la ciudad de Sebastopol.
“Se estaba preparando un acto terrorista y de sabotaje en el territorio de Crimea contra la infraestructura ferroviaria de la zona para detener el transporte militar”, ha indicado en un comunicado el Centro de Relaciones Públicas del FSB.
La Inteligencia rusa ha indicado así que, tras una serie de medidas, un ciudadano ruso que “seguía instrucciones del ejército ucraniano, ha sido detenido por “recavar información sobre el despliegue de unidades del Ministerio de Defensa en la península y planear un ataque terrorista”.
Por otro lado, el representante ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, ha asegurado ayer que el reciente ataque a un mercado de Konstantinovka, en Donetsk, fue perpetrado por las Fuerzas Armadas de Ucrania aprovechando la visita al país del secretario de Estado estadunidense, Antony Blinken.

La contraofensiva avanza “más rápido” que las sanciones contra Rusia: Zelenski

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha admitido que “la guerra se está ralentizando” pero ha llamado a seguir trabajando tanto en el frente militar como en el político, teniendo en cuenta además que “probablemente” la contraofensiva que libran las fuerzas ucranianas sobre el terreno avance “más rápido” que cualquier nuevo paquete de sanciones contra Rusia.
“Todos los procesos se están haciendo más complicados y lentos. Desde las sanciones a la entrega de armas”, ha admitido el presidente, al participar en un foro en Kiev en el que ha defendido los avances logrados por los “guerreros” ucranianos. “Hemos liberado una parte importante de nuestro territorio”, ha recalcado.
Mientras, la Unión Europea ha sancionado ayer a seis fiscales, jueces e investigadores por considerarlas responsables de graves violaciones de Derechos Humanos tanto en Rusia como en los territorios ocupados de Ucrania, incluidas violaciones de la libertad de opinión y expresión.
Las personas enumeradas incluyen a fiscales y jueces activos en los tribunales establecidos por la fuerza de ocupación rusa en Crimea anexada ilegalmente y que participaron en el proceso judicial por motivos políticos contra le periodista condenado a seis años de prisión Vladislav Yesipenko y el líder tártaro en Crimea, Nariman Dzhelialov.
Por otro lado, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha acusado a Ucrania de emplear los corredores en el mar Negro –establecidos tras el acuerdo para la exportación de granos– para intentar atentar contra los gasoductos rusos Turkish Stream y Blue Stream.
De acuerdo con el máximo representante de la diplomacia rusa, las Fuerzas Armadas de Ucrania se habrían beneficiado de estas zonas desmilitarizadas para lanzar ofensivas contra los buques que custodiaban las tuberías de los gasoductos, recoge la agencia rusa TASS.