EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Mundo  

Atentado suicida en una mezquita chií en Afganistán deja 46 muertos y 140 heridos

El Estado Islámico reclama la autoría del ataque del templo Sayudabad. La ONU condena el “atroz” suceso que dejó decenas de muertos. Una delegación de EU se reunirá con los talibán en Doha por primera vez desde su retirada del país asiático

Octubre 09, 2021

Afganos observan el interior de la mezquita chií Sayudabad, en la provincia de Kunuz al norte de Afganistán donde los musulmanes que rezaban fueron muertos por un ataque suicida que se atribuyeron los integristas del Estado Islámico Foto: Tomada de Internet

Europa Press

Madrid

El balance de víctimas a causa del atentado suicida perpetrado ayer en una mezquita chií en la localidad de Jan Abad, en la provincia afgana de Kunduz (norte), ascendió a más de 40 muertos y cerca de 140 heridos, según confirmaron las autoridades locales.
El director del Departamento de Cultura e Información provincial destacó que el balance oficial asciende a 46 muertos, si bien fuentes locales citadas por la cadena de televisión afgana Ariana elevaron a 50 el total de víctimas mortales.
Fuentes de los servicios de seguridad de Kunduz señalaron en declaraciones a la cadena afgana Tolo TV que el atentado fue perpetrado por un suicida en la mezquita Sayudabad durante los rezos de ayer, mientras que otras fuentes citadas por la estadunidense CBS detallaron que la bomba la portaba en una mochila un niño que entró en la mezquita haciéndose pasar por limpiabotas.
El portavoz de los talibán y viceministro de Información afgano, Zabihulá Muyahid, confirmó el suceso en su cuenta oficial en la red social Twitter y manifestó que “varios compatriotas cayeron mártires o resultaron heridos”.
Asimismo, recalcó que “las fuerzas especiales llegaron al lugar y están investigando”, sin dar una cifra de muertos. Vídeos que circulan en redes sociales muestran varios cuerpos en el interior de la mezquita, que sufrió graves daños materiales.
Por su parte, la misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) mostró su “profunda preocupación” por las informaciones sobre un “muy elevado número de víctimas” y resaltó que “las informaciones iniciales indican que más de cien personas murieron o resultaron heridas en un atentado suicida”.
En tanto, el secretario general de Naciones Unidas ha condenado el “atroz” atentado suicida perpetrado ayer en una mezquita chií en la provincia afgana de Kunduz .
Las autoridades talibán anunciaron durante las últimas semanas la muerte y el arresto de varios supuestos miembros del grupo yihadista, que considera a los talibán unos traidores a la ortodoxia de la ‘sharia’ o ley islámica y defienden una interpretación mucho más dura.
El grupo yihadista Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP) reclamó la autoría del atentado suicida perpetrado ayer en una mezquita chií en la localidad de Jan Abad, en la provincia afgana de Kunduz (norte), que dejó más de 40 muertos y cerca de 140 heridos, según el balance ofrecido por las autoridades locales.
En un comunicado recogido por SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas, la filial de Estado Islámico en Afganistán precisó que el perpetrador del ataque era de la minoría étnica uigur.
ISKP reivindicó el atentado a través de su canal de la aplicación de mensajería Telegram, donde afirmó que unas 300 personas murieron o resultaron heridas como consecuencia del ataque.
Así también, una delegación de Estados Unidos se reunirá con representantes de los talibán en la capital de Qatar, Doha, este fin de semana, en lo que será su primer encuentro presencial tras la retirada de las tropas internacionales de Afganistán.
La cita se produce mientras la Administración del presidente estadunidense, Joe Biden, intenta organizar la entrega de ayuda humanitaria y presiona para que el grupo insurgente que tomó el poder del país centroasiático proteja los derechos de los afganos.