EL-SUR

Sábado 08 de Mayo de 2021

Guerrero, México

Mundo  

Biden aumentará los permisos de entrada para refugiados, pero no serán los 62 mil prometidos

En campaña electoral no solo se planteó llegar a esa cifra, sino que la elevaría a 125 mil en dos años. Sin embargo, reconoce que “la triste verdad” es que no será posible, pero aseguró que su gobierno está trabajando “para reparar el daño de los últimos cuatro años”

Europa PressMadrid

Mayo 04, 2021

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció ayer que pretende aumentar a 62 mil 500 los permisos de entrada para refugiados para este año fiscal, aunque reconoce que “la triste verdad” es que no se logrará, después de la polémica que se suscitó hace unas semanas cuando anunció que no aumentaría la marca de 15 mil establecida por la anterior Administración de Donald Trump.
En un comunicado lanzado por la Casa Blanca, Biden recalcó que los 15 mil permisos establecidos por su antecesor “no reflejaban los valores de Estados Unidos como una nación que da la bienvenida y apoya a los refugiados”, por lo que aumentará hasta los 62 mil 500 el límite para este año fiscal, con vistas, dijo a alcanzar “la meta” de 125 mil en los dos próximos años.
Sin embargo, reconoce que “la triste verdad” es que no se logrará esos 62 mil 500 permisos para este año fiscal, una cifra que ya prometió en campaña electoral, pero aseguró que el nuevo gobierno de Estados Unidos está trabajando “para reparar el daño de los últimos cuatro años”.
“Tomará algún tiempo, pero ese trabajo ya está en marcha. Hemos reabierto el programa a nuevos refugiados y al cambiar las asignaciones regionales el mes pasado, ya hemos aumentado el número de refugiados listos para partir a Estados Unidos”, dijo el presidente Biden.
“Es importante tomar esta medida hoy para eliminar cualquier duda que persista en las mentes de los refugiados de todo el mundo que sufrieron tanto y que esperan ansiosamente el comienzo de sus nuevas vidas”, enfatizó Biden.
El presidente Biden quiso destacar que el presupuesto que ha presentado al Congreso muestra su “compromiso” con el objetivo de lograr 125 mil permisos de entrada durante su primer año fiscal al frente del país, pero “seguirá siendo difícil de alcanzar”.
Pese a que él mismo admitió que las promesas lanzadas en un primer momento “serán muy difíciles” de cumplir, espetó que el Programa de Admisión de Refugiados de Estados Unidos “encarna el compromiso del país de proteger a los más vulnerables y ser un faro de libertad y refugio para el mundo”.
A mediados del pasado mes de abril, la decisión de mantener los 15 mil permisos para refugiados que fijo el ex presidente Trump, una de las cifras más bajas de los últimos años, generó las críticas de varios sectores del Partido Demócrata, lo que acabó provocando que la Administración Biden reculase.
La Casa Blanca explicó en un primer momento que la decisión vino motivada por la actual crisis migratoria en la frontera sur, una “situación de emergencia imprevista” que ya habría colapsado los servicios y las oficinas federales encargadas de tramitar las peticiones de asilo.

La mayoría de estadunidenses son críticos con la gestión migratoria

En el contexto de la crisis migratoria que vive Estados Unidos, con un incremento de las detenciones por parte de la Patrulla Fronteriza en la frontera con México, los estadunidenses se mostraron en su mayoría críticos con la gestión que está haciendo la Administración de Joe Biden de la situación.
Así lo confirma una nueva encuesta del Centro de Investigación Pew, llevada a cabo entre el 5 y el 11 de abril a 5 mil 109 adultos estadunidenses, y que refleja “una renovada preocupación por la inmigración ilegal y la situación actual en la frontera”.
En este sentido, la gestión de la Casa Blanca recibe calificaciones negativas, en concreto, alrededor de dos tercios de los adultos estadunidenses — un 68 por ciento— dicen que el gobierno está haciendo un muy mal trabajo —33 por ciento— o algo malo —35 por ciento— al tratar con el creciente número de personas que buscan asilo en la frontera sur del país, mientras que menos de la mitad -un 29 por ciento— dicen que está haciendo un trabajo muy o algo bueno.
Los ciudadanos, por otra parte, están ampliamente de acuerdo con algunas posibles acciones de la Administración para hacer frente a la situación en la frontera, ya que una gran mayoría asegura que es muy o bastante importante aumentar el personal disponible tanto para patrullar y vigilar la frontera como para procesar rápidamente a los menores no acompañados, se desprende del informe.

Agentes del FBI disparan a un intruso que intentó entrar a la sede de la CIA

Agentes del FBI dispararon ayer a un hombre que intentó atravesar la entrada de la sede de la CIA en Langley, en el estado de Virginia, después de que los agentes de seguridad de la agencia de inteligencia hayan estado una hora negociando con el intruso y cuando este salió de su automóvil con un arma.
El enfrentamiento con el hombre, que duró una hora y insistió en repetidas ocasiones en que no pensaba moverse, acabó cuando los agentes de seguridad del edificio trataron de mover el coche del camino donde estaba situado.
Esto provocó que el intruso haya blandido un arma al salir de su coche, cuando fue disparado por los agentes del FBI, ya que el hombre había afirmado que tenía explosivos, algo que no fue confirmado por el momento.
Los dos agentes encargados de la seguridad del cuartel general de la CIA que estuvieron negociando con el intruso explicaron que estaba mentalmente perturbado, recoge NBC News.
El hombre fue trasladado a un hospital de la zona tras los disparos, y por el momento no se reveló la gravedad de sus heridas.