EL-SUR

Lunes 04 de Marzo de 2024

Guerrero, México

Mundo  

Rusia repele drones y misiles ucranianos en las regiones de Belgorod, Crimea y Kursk

Ataques sobre la región ucraniana de Jersón dejan tres muertos y cinco heridos. Ucrania asegura que mató al jefe de la flota en el mar Negro el viernes en su acción militar sobre Crimea. Zelenski celebra la llegada de los primeros tanques estadunidenses Abrams

Septiembre 26, 2023

 

Europa Press

Madrid

El Ministerio de Defensa de Rusia ha asegurado haber repelido ayer por la noche numerosos drones y misiles ucranianos sobre las regiones de Belgorod, Crimea y Kursk.
“El 25 de septiembre, sobre las 11.00 hora local, ha sido detenido otro intento del régimen de Kiev de llevar a cabo un ataque terrorista mediante un vehículo aéreo no tripulado (…). Los sistemas de defensa aérea han destruido dos drones ucranianos sobre la región de Kursk”, ha comunicado el ministerio en su canal oficial de Telegram.
Tan solo media hora antes, la misma fuente aseguró haber destruido otros dos drones sobre Kursk. Por otro lado, el gobernador de la región de Belgorod, Viacheslav Gladkov, ha informado sobre el derribo de siete drones.
La península de Crimea también ha sido objetivo de ataques ucranianos durante la noche de ayer, cuando las autoridades regionales anunciaron la intercepción de un misil.
Al menos tres personas han muerto y varias han resultado heridas ayer tras nuevos ataques lanzados por las fuerzas rusas sobre varias localidades de la región ucraniana de Jersón, entre ellas Berislav, donde se han registrado los decesos.
“Por la mañana, la aviación rusa ha atacado Berislav. Los invasores han lanzado cuatro bombas aéreas sobre la ciudad. Una de ellas ha impactado contra un edificio de viviendas”, ha informado el gobernador de Jersón, Oleksander Prokudin, a través de su cuenta de Telegram.
Poco después ha utilizado esta misma plataforma para informar de en sendas ocasiones de dos fallecidos, y posteriormente de un tercero, un hombre de 55 años, que había resultado herido de “extremada gravedad”.
Las autoridades de Ucrania han informado de que al menos cinco personas han resultado heridas tras un ataque ruso durante la noche de ayer contra la región de Jersón.
Por otro lado, las Fuerzas de Operaciones Especiales de las Fuerzas Armadas de Ucrania han revelado ayer que como consecuencia el ataque ucraniano lanzado sobre el cuartel general de la flota rusa en el mar Negro de la semana pasada han muerto 34 oficiales, en contraste con el militar desaparecido del que informó Rusia.
Entre los fallecidos, se encuentra el comandante de la Flota del mar Negro de las Fuerzas Armadas de Rusia, Viktor Sokolov. En total, señala el informe de las autoridades castrenses, el ataque también dejó heridos a 105 soldados rusos.
Mientras, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha celebrado ayer la llegada de los primeros tanques estadunidenses M1 Abrams, una de las principales reclamaciones de Kiev en esta guerra.
“Buena noticias del ministro (de Defensa, Rustem) Umerov. Los Abrams ya están en Ucrania y listos para reforzar nuestras brigadas. Agradezco a los aliados por cumplir con los acuerdos”, ha celebrado Zelenski a través de su
cuenta de Telegram.
Hace una semana, el secretario de Defensa estadunidense, Lloyd Austin, prometió que “pronto” llegarían estos tanques a Ucrania, coincidiendo además con la presencia del presidente Zelenski, con quien se reunió, en Estados Unidos para asistir al debate de la Asamblea General de Naciones Unidas.
Estos carros de combate han sido junto a los tanques Leopard, y los aún lejanos cazas F-16, en cuyo manejo ya están siendo adiestrados pilotos ucranianos en países europeos, algunas de las peticiones más exigidas por parte de Ucrania para poder hacer frente a las Fuerzas Armadas rusas.
Los investigadores de la ONU que examinan violaciones de los Derechos Humanos en Ucrania han constatado que las fuerzas rusas siguen cometiendo impunemente crímenes de guerra y han advertido de que algunos de los mensajes que llegan desde autoridades o medios afines a Rusia pueden constituir “incitación al genocidio”.
La Comisión de Investigación Internacional Independiente, impulsada por el Consejo de la ONU sobre los Derechos Humanos y que ha viajado diez veces a Ucrania, ha actualizado ayer sus conclusiones, básicamente para confirmar que la situación sobre el terreno apenas ha cambiado y la violencia sigue siendo una constante.
El presidente de Polonia, Andrzej Duda, ha subrayado que el apoyo militar de su país a Ucrania no incluye sistemas de armamento o equipos recién adquiridos, pues estos van para modernizar a las Fuerzas Armadas polaca. “No hemos gastado miles de millones para regalarlos de repente”, ha explicado.
Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, ha acusado al canciller alemán, Olaf Scholz, de intentar interferir en la campaña electoral de su país, después de referirse a la última polémica relacionada con el escándalo de la compra de visados mediante sobornos en embajadas polacas en África y Asia.