EL-SUR

Lunes 04 de Marzo de 2024

Guerrero, México

Mundo  

Se desploma el Deutsche Bank; cae hasta 8.53% y arrastra a la banca europea

Las recientes intervenciones financieras no calman a inversionistas. Los grandes bancos centrales continúan elevando los tipos de interés a pesar de las turbulencias desatadas por la quiebra de SVB y el Signature Bank en EU y el rescate de Credit Suisse

Marzo 25, 2023

Europa Press

Madrid

Las cotizaciones de los principales bancos del viejo continente han vuelto a registrar fuertes caídas ayer, lo que sugiere que las recientes intervenciones por parte de las autoridades financieras no han calmado los nervios de los inversores, después de que los grandes bancos centrales hayan continuado subiendo los tipos de interés a pesar de las turbulencias desatadas por la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB) y el Signature Bank en Estados Unidos y el rescate de Credit Suisse.
De este modo, el índice Euro Stoxx 600 para el sector bancario ha registrado al cierre una caída del 2.53 por ciento, con Deutsche Bank a la cabeza de los descensos, con una caída del 8.53 por ciento.
Sin embargo, el desplome se ha acercado al 15 por ciento en algunos momentos de la jornada, en la que, incluso, el propio canciller de Alemania, Olaf Scholz, ha afirmado desde Bruselas que Deutsche Bank es una entidad “rentable”, por la que “no hay razón” para estar preocupados.
Las acciones del banco alemán retrocedieron por tercer día consecutivo y perdieron más de una quinta parte de su valor en lo que va de mes, en medio de los temores de los inversionistas sobre una posible quiebra que las autoridades europeas desestiman.
Las acciones del mayor banco alemán, Deutsche Bank, cayeron por la especulación de los inversores de que los reguladores y los bancos centrales aún no tengan control de la peor sacudida del sector desde la crisis financiera mundial de 2008.
El euro cayó frente al dólar, los rendimientos de la deuda pública de la zona euro se hundieron y aumentaron los costos de los seguros contra impagos bancarios, todo ello pese a las garantías de los responsables políticos de que el sistema bancario mundial es seguro.
El desplome de la acción del Deutsche Bank se da después de que la entidad anunciara que planea redimir mil 500 millones de dólares de deuda subordinada el 24 de mayo, antes de su vencimiento en 2028. El banco afirmó que cuenta con “todas las aprobaciones reglamentarias requeridas” para esa decisión, pero la misma causó un impacto en el sector bancario que arrastró las bolsas europeas en la jornada, según información de EFE.
El Deutsche Bank precisó que reembolsará los bonos al cien por cien de su valor nominal “con los intereses devengados hasta la fecha de amortización”.
De su lado, el danés Sydbank ha sido la entidad que más ha caído al cierre de ayer, con un descenso del 10.88 por ciento, seguido del escandinavo Nordea, que ha hecho lo propio con un 8.54 por ciento.
Después, el suizo UBS ha cerrado con descenso del 3.55 por ciento, mientras los títulos del francés Société Générale y del alemán Commerzbank han perdido un 6.13 por ciento y un 5.45 por ciento, respectivamente. Los títulos del italiano UniCredit también han bajado un 4,06 por ciento y los del galo BNP Paribas un 5.27 por ciento.
Asimismo, las acciones de otras grandes entidades bancarias europeas como Intesa Sanpaolo, ABN Amro o ING han registrado caídas superiores al 2 por ciento y 3 por ciento.
En el caso de España, Bankinter encabezaba las caídas al cierre de la sesión con un descenso del 5.38 por ciento, seguido de BBVA (-4.43 por ciento), Banco Sabadell (-4.28 por ciento), Unicaja Banco (-4,06 por ciento), Banco Santander (-3 por ciento) y CaixaBank (-2.95 por ciento).
El Deutsche Bank se situó en el punto de mira de los inversores y se desplomó un 8.5 por ciento. El índice de los principales bancos europeos también bajó un 3.8 por ciento. “El mercado desconfía, o está cansado, por decirlo de alguna manera, de que hayan surgido más problemas”, manifestó Joseph Trevisani, analista de FXstreet.com.
La firma de análisis Autonomous aclaró que Deutsche “no es el próximo Credit Suisse”, mientras que los analistas de JPMorgan escribieron que “no nos preocupa” y que los fundamentales de Deutsche eran “sólidos”.
Las acciones del banco alemán, Deutsche Bank, cayeron ayer ante el temor de los inversores por una recesión económica.
Este impacto también se trasladó a las cotizaciones del crudo. El precio del barril de petróleo Brent para entrega en mayo cae ayer más de un 3 por ciento en el mercado de futuros de Londres y cotiza ligeramente por encima de los 73 dólares.
El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada anterior en el International Exchange Futures con un retroceso del 1 por ciento, tras encadenar tres días consecutivos de incrementos en su precio.
En este contexto, el precio del barril volvía a bajar con fuerza en la jornada de ayer y perdía el 3.70 por ciento, hasta los 73.1 dólares, en respuesta a la inestabilidad de la banca europea, que ha provocado, por ejemplo, el desplome de las acciones del Deutsche Bank.
El mercado del crudo también ha reaccionado negativamente al anuncio de la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, quien ha indicado que la Reserva Estratégica de Petróleo del país podría tardar varios años en recuperarse, lo que ha afectado a la demanda.

Eurogrupo pide culminar la Unión Bancaria ante turbulencia financiera

El presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, ha invitado a los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea a avanzar para culminar la Unión Bancaria tras las recientes turbulencias provocadas por la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB) en Estados Unidos y la venta del Credit Suisse.
“Los recientes acontecimientos en los mercados financieros nos recuerdan la necesidad de permanecer vigilantes y seguir controlando los riesgos”, ha señalado el irlandés a su llegada a la cumbre del euro que se celebra ayer en Bruselas y en la que participa también la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.
En este sentido, ha recordado que el Eurogrupo ya llegó el verano pasado a un acuerdo sobre los pasos adicionales de la Unión Bancaria y ha pedido “paso firme” para aplicarlos, para lo que espera que la Comisión presente propuestas “pronto” a fin de reforzar los sistemas de garantías de depósitos frente a cualquier cambio que pueda ocurrir. (Con información de Agencias).