EL-SUR

Jueves 18 de Julio de 2024

Guerrero, México

Cultura  

Rechazan creadores de Acapulco que el CCA se convierta en un cuartel de la Guardia Nacional

Critican que la titular de la Secultura de Guerrero, Aída Martínez Rebolledo, permita que la corporación controle el lugar

Enero 12, 2024

La ilustración que hizo la artista Ana Barreto sobre la apropiación del Centro Cultural Acapulco para construir ahí un cuartel de la Guardia Nacional Foto: Tomada de Facebook

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Escritores, artistas plásticos, escultores, actores y promotores culturales, así como gran parte de la comunidad cultural acapulqueña mostraron su rechazo lo mismo en redes sociales que en charlas por separado, a la construcción de un cuartel de la Guardia Nacional en el Centro Cultural Acapulco (CCA), tal y como se dio a conocer miércoles por la mañana durante la conferencia matutina presidencial realizada en la Base Naval de Acapulco.
Asimismo, cuestionaron el hecho de que la titular de Cultura de Guerrero, Aída Martínez Rebolledo, haya permitido que militares xontrolen el lugar, acción que, además, estaría impedida de llevarse a cabo, por un convenio de donación condicionada de un particular hacia el gobierno del estado, para que los alrededor de 12 mil metros cuadrados del terreno y sus construcciones se utilizaran exclusivamente con fines culturales, y si no es así, se debe devolver el terreno a sus dueños. (El Sur, edición del 11 de enero, 2024).
“No al cuartel de la Guardia Nacional en el Centro Cultural ni en el Centro de Convenciones de Acapulco”, dijo el bailarín y coreógrafo Serafín Aponte Nájera, mientras que la artista plástica Ana Barreto incluso elaboró un trabajo –una bota militar sobre el centro cultural– en el que muestra “cómo esta decisión pisotea a los acapulqueños”.
Dicho trabajo, que retoma a su personaje Anomia, con el que trabajó durante las luchas feministas de los años ochenta, se volvió popular en redes sociales inmediatamente.
Para la actriz y productora teatral Malena Steiner “una cosa es que sea una instrucción federal la instalación de cuarteles de la Guardia Nacional y otra en dónde y quiénes los implementen”.
La decisión de dónde ponerlos “es de la gobernadora, pero la responsabilidad de la autoridad cultural es defender los espacios culturales, que poco a poco van desapareciendo”, escribió en sus redes sociales.
Mientras tanto, el actor y director teatral Manuel Maciel Campos dijo que “la vocación del predio del Centro Cultural Acapulco es ese: cultural”, escribió también en sus redes sociales, reiterando que “ese predio fue donado para el arte y cultura del puerto, no para instalaciones policiacas.
Por su parte, el doctor en Bienestar Social Javier Reyes Martínez comentó que “no sólo sabíamos que la titular de la secretaria de Cultura de Guerrero, Aída Martínez Rebolledo, opera en la total ineficiencia e inacción, sino que además, ahora vemos cómo permite un atropello más al sector cultural del municipio de Acapulco, donde cada vez hay menos espacios culturales”.
Para el escritor y editor Jose Luis Zapata esta acción representa “el discurso de las armas y las letras. Terrible”.
Del mismo modo opinaron el actor y fotógrafo Carlos Alvarado, el artista plástico Luis Vargas y la escritora Brenda Ríos, quien añadió: “vergüenza, una sobre otra. Esta gente llegó para destruirlo todo”.
Por su parte, la también escritora y promotora cultural Citlali Guerrero preguntó si la titular de la Secretaría de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, y la propia Martínez Rebolledo están de acuerdo con la instalación de un cuartel en el centro cultural.
“Apropiarse de un espacio cultural para construir un cuartel de la Guardia Nacional no se justifica con la narrativa de fortalecer la seguridad en Acapulco, que se busque otro espacio”, sugirió.
“Es una lástima que nos sigan arrebatando espacios”, lamentó la joven escritora y actriz Marianela Fiesco, quien agregó que “talleres, lecturas, exposiciones fotográficas, presentaciones musicales, presentaciones de libros: bye bye.
“A nuestro gobierno no le importa la calidad de vida de los acapulqueños, no le importa incentivar la creatividad, no le importa quitarnos lo que por derecho nos corresponde: un espacio seguro para nuestra recreación”.
De forma similar opinó la también joven escritora Karhel Iridian García en redes: “de por sí en Acapulco no contamos con los espacios suficientes para realizar actividades artísticas y con la ocupación del Centro Cultural como cuartel de la Guardia Nacional se estarían dejando sin sede a un aspecto que también contribuye a la reconstrucción del puerto. Ya no más quitarle espacio al arte por las armas”.
La escritora y artista visual Alondra Berber escribió: “es tan indignante… Pero me indigna más que esta administración de cultura estatal no haga el menor intento por cumplir con lo mínimo de su trabajo. Qué rabia”.
Y mientras el escultor Jorge Alfaro calificó la situación con una aberración esperando que se trate de un error; el pintor Héctor C. Masiel escribió: “hasta dónde llega la ignorancia, a quién se le ocurre semejante pendejada”.
Fue el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Crescencio Sandoval, quien el miércoles anterior durante la conferencia matutina presidencial realizada en la Base Naval de Acapulco comentó que ya se tienen varios de los predios para construir cuarteles de la Guardia Nacional en Acapulco como parte de un plan de seguridad para los municipios de Acapulco y Coyuca de Benítez.
Entre ellos, el Centro Cultural Acapulco, ubicado en la zona de Costa Azul, la zona Dorada del puerto sobre la avenida Costera, donde se planea una edificación que albergará a al menos 60 agentes.