EL-SUR

Martes 26 de Octubre de 2021

Guerrero, México

Cultura  

Hacer arte y cultura en Acapulco es un acto de resistencia, subrayan en presentación de documental

Se proyectó La escena acapulqueña en La Quebrada, Espacio de Arte

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Marzo 09, 2020

El fotoperiodista Gonzalo Pérez, director del documental, y la escritora Alondra Berber, en la charla que ofrecieron al terminar la proyección, la noche del viernes . Foto: El Sur

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Con la idea de mostrar cómo es el movimiento cultural en Acapulco en voz de sus artistas y promotores, el realizador Gonzalo Pérez Pérez, Gonzalo Peper, presentó el documental La escena acapulqueña el viernes pasado en La Quebrada, Espacio de Arte.
Se trata, dijo su autor en breve charla, de “retratar un poco lo que es el quehacer cultural en el puerto, al menos una parte pues sé que es un abanico muy grande y hay muchas partes no visibles”.
Además, destacó que “la salida a las condiciones actuales del país es a través de una puerta de dos hojas: la cultura y la educación; no hay otra salida, ni más armas, ni más policías, ni más patrullas, ni más carreteras ni más puentes, nada cambiará si la sociedad no se transforma y la cultura es el medio para transformar a la población junto con la educación, sin duda”.
Así, y por medio del documental de a poco se conoce cómo vive y sobrevive un trabajador de la cultura en Acapulco.
Comparten sus experiencias gente como la artista plástico Ana Barreto, la escritora Alondra Berber o el rapero Bacs, así como los pintores Gerardo M. Ríos y Luis Vargas además de los artistas urbanos Ray Robin Vázquez y Roxana Estrada Marmolejo.
Del mismo modo, los actores Leonardo Cuesta, Alet Rojas, el también actor y director teatral Yolohtli Vázquez Castañeda, el fotógrafo Luis Arturo Aguirre, el artista multidisciplinario y promotor cultural Abraham Chavelas, las músicos Dana y Gabriela Flores, el periodista Misael Habana y hasta el propietario del foro cultural Bar del Puerto Josué Rosales hijo.
Perper, quien vivió y trabajó en Acapulco ente 2004 y 2007 –fue jefe de fotografía de El Sur– relató que este trabajo es parte de una serie de cinco que lleva por nombre Bajo el cielo de Acapulco y que comprende diversos aspectos del puerto, entre ellos el cultural.
Asimismo, que de dicha serie él dirigió éste que se proyectó y uno más que lleva por nombre Playa Esperanza que aún no ve la luz.
Asimismo, recordó que el proyecto como tal nació en el 2017 con respaldo del gobierno federal pero con los cambios de administración quedó olvidado, “por eso quise que se le diera más movimiento en Acapulco y se conozca”, adelantando la posibilidad de proyectarlo en otros sitios como Chilpancingo.
Al término de la proyección Gonzalo Peper, Alondra Berber y el periodista David Espino ofrecieron una charla en la que coincidieron en el hecho de que hacer arte y cultura en el puerto es un acto de resistencia en un municipio donde solamente se habla de violencia.