EL-SUR

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Guerrero, México

Cultura  

Protestan sindicalizados del Fuerte de San Diego por malas condiciones de las salas de exhibición

Desde hace cuatro años los aires acondicionados no sirven y sólo tres de 19 espacios del recinto están habilitados, señalan

Septiembre 27, 2023

La lona que se colocó en la entrada del lugar, en la que se denuncian las fallas en los equipos de aire acondicionado y la falta de atención de la Secretaría de Cultura federal a la situación Foto: El Sur

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Trabajadores sindicalizados del Museo Fuerte de San Diego colocaron lonas y cartulinas en protesta porque a más de cuatro años que se descompusieron los equipos de aire acondicionado del lugar, continúan sin funcionar, ya que no se han cambiado, por lo que sólo tres de 19 salas están abiertas al público.
“Basta de una actitud indiferente de las autoridades de la Secretaría de Cultura (federal) como cabeza de sector, en la solución urgente de la problemática institucional y del Museo Histórico de Acapulco Fuerte de San Diego, que a la falta de aires acondicionados y sin recursos para la reapertura total, sigue sin operar desde hace más cuatro años”, dice la lona colgada en el marco de la puerta principal y que recibe al visitante.
Por su parte, el museógrafo José Luis Martínez, adscrito al Fuerte, relató que “desde que empezó la pandemia le hicieron un gran recorte presupuestal al instituto (el Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH) y que fue como del 75 por ciento, dejando el 25 por ciento apenas para los sueldos de los trabajadores, sin presupuesto para la parte de mantenimiento”.
Esta situación, dijo, es a nivel nacional “y está ocasionado que tanto inmuebles, equipos y acervo estén tronando”.
En el caso del Fuerte, abundó, la problemática más importante es que no hay aires acondicionados en las salas de exhibición, por lo que gran parte del acervo está resguardado en una bodega.
“Desde que se convirtió en museo el inmueble, las salas fueron acondicionadas con aire controlado para estabilizar el clima y la humedad para proteger lo mismo el inmueble que el acervo, las colecciones, pero al tronarse el equipo esto ya no pudo ser”.
Dichos equipos, reveló, se empezaron a descomponer uno a uno desde hace más de cuatro años, pero es la fecha en que no se han reparado.
“Nosotros, para que el acervo no se dañara, decidimos trasladarlo a otra área, a un edificio alterno donde hay algunos aires pequeños trabajando, pero no es suficiente para la cantidad que tenemos de colección y que no podemos llevar hasta allá”.
Cuestionado sobre si se les ha dicho de alguna solución, comentó que “la verdad es que la autoridad aquí mismo nos ha dicho que ya hay presupuesto, ya hay autorización, ya hay lo otro pero no vemos avances; ya ha venido distinta gente a revisar los equipos, a hacer presupuestos pero nada”.
De hecho, reveló que los propios trabajadores han empezado la rehabilitación de una sala más para que los visitantes no se sientan defraudados al visitar el museo.
Así, hizo un llamado a las autoridades para que los volteen a ver aunque se sabe, dijo, que el instituto está en quiebra; “es urgente preservar el acervo, las colecciones del museo, por que son propiedad de los acapulqueños, de todos los mexicanos”, indicó.

Demandas laborales

Por otro lado, dio a conocer que existe otro pendiente con los trabajadores por parte del INAH y es que la planilla de trabajadores también fue recortada, situación que también exhibieron con unas cartulinas al interior del Fuerte.
“El Fuerte está catalogado como Nivel 3 (dentro del INAH) por estar en zona turística y cada año el personal ha ido disminuyendo, principalmente por jubilación; actualmente nos hemos reducido la cantidad de trabajadores menos del 50 por ciento”, ejemplificando que ahora para todas las salas del museo sólo habrá un par de vigilantes al no haber más personal, reiterando el llamado al gobierno para que voleen a ver la problemática que afecta tanto a trabajadores como a visitantes.