EL-SUR

Martes 02 de Marzo de 2021

Guerrero, México

Cultura  

Señalamientos de la ASF son por una “revisión incompleta” en las finanzas, dice la Secultura

La Auditoría no pidió la totalidad de los instrumentos administrativos y fiscales que usó para formalizar contratos, asegura el encargado de Finanzas de la dependencia federal

Agencia ReformaCiudad de México

Febrero 23, 2021

 

Las faltas que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró en la Secretaría de Cultura federal (Secultura) son en realidad resultado de una “revisión incompleta de información”.
Así lo calificó el titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la dependencia, Omar Monroy, en un encuentro virtual con medios para aclarar las observaciones.
“Las observaciones realizadas consideran los montos totales de los contratos o de instrumentos jurídicos, y en algunos casos la información proporcionada no fue considerada por la ASF o hicieron observaciones que no tienen su fundamento presupuestario”, aseguró.
A decir suyo, fue la propia ASF la que no pidió la totalidad de los instrumentos administrativos o fiscales con que cuenta la Secultura para la formalización de contratos, como anexos técnicos o investigaciones de mercado, lo cual se tuvo que proporcionar posteriormente.
“Lo más importante para esta Secretaría es aclarar y transparentar el ejercicio de los recursos. Y, en su caso, se buscará incluso poder completar dicha información con un mayor número de evidencias, a fin de acreditar que todos los servicios fueron proporcionados conforme lo establecido en los contratos”.

Bajo la lupa

El tercer informe de la Cuenta Pública 2019 de la Auditoría Superior de la Federación señaló faltas tanto de la Secretaría de Cultura del sexenio anterior, cuya titular era María Cristina García Cepeda, como de la actual administración, con Alejandra Frausto Guerrero a la cabeza.
“La Secretaría pagó 727.9 millones de pesos con recursos aprobados para el ejercicio fiscal 2019, erogaciones de egresos de ejercicios anteriores sin contar con la autorización correspondiente, además de no proporcionar la documentación justificativa y comprobatoria que acreditara la recepción de los bienes y servicios que originaron dichos pagos”, dictaminó.
Se encontró, además, que la Secultura no cumple con las disposiciones legales y normativas en el aspecto financiero.
En su revisión, se informó, por ejemplo, que la dependencia federal pagó 657 millones de pesos a 16 personas morales, tanto públicas como privadas, por la prestación de servicios que no quedaron debidamente justificados ni comprobados.
Asimismo, se detectó que pagó 84 millones en concepto de nóminas a trabajadores en plazas no autorizadas, además de erogar 1.4 millones adicionales con respecto a lo aprobado en el arrendamiento de bienes inmuebles.