EL-SUR

Lunes 25 de Octubre de 2021

Guerrero, México

Cultura  

Ubica Paloma Berber a personajes de su novela al filo del drama siquiátrico

*El incendio de las mariposas, proyecto ganador del estímulo del PECDAG 2014, tiene como protagonista a una mujer obsesiva-compulsiva violada a los cuatro años, explica la escritora Óscar Ricardo Muñoz Cano “Me interesa profundizar verdaderamente en los laberintos de la mente humana para contar historias que integren la poesía clínica y la novela versada”, comentó … Continúa leyendo Ubica Paloma Berber a personajes de su novela al filo del drama siquiátrico

Septiembre 26, 2014

*El incendio de las mariposas, proyecto ganador del estímulo del PECDAG 2014, tiene como protagonista a una mujer obsesiva-compulsiva violada a los cuatro años, explica la escritora

Óscar Ricardo Muñoz Cano

“Me interesa profundizar verdaderamente en los laberintos de la mente humana para contar historias que integren la poesía clínica y la novela versada”, comentó la escritora Alondra Berber, quien con el proyecto El incendio de las mariposas, se hizo acreedora a un estímulo  del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico de Guerrero (PECDAG) 2014 en la categoría Publicación de obra inédita.
En entrevista, agregó que el estímulo que se le otorgó se debe utilizar para encontrar una editorial a la que le interesa el proyecto “y que además de editar, ayude a promover”; adelantó que en abril del próximo año la primera parte del proyecto deberá concluirse para iniciar su promoción.
Respecto a El Incendio de las mariposas, explicó que “mi objetivo además de jugar con el lenguaje es generar un debriefing poético”, y explicó, “yo escribo para un público muy específico que parte de grupos vulnerables, el lenguaje que utilizo que va de la mano con mi trabajo como interventora en crisis (es psicóloga) llega directo a ellos porque dialoga con sus experiencias traumáticas y con el sufrimiento que les causan”.
En ese sentido, el libro “habla de un abuso infantil cometido contra una niña de 4 años por parte de cuatro primos y éste no es narrado por la niña misma sino por la mujer en que se convirtió: una persona obsesiva-compulsiva marcada por la prisa y por las repeticiones”.
“Creo que algo interesante en este proyecto es el juego con las voces poéticas que se manejan y los tiempos capturados por cada una de ellas”, abundó la escritora quien hace dos años presentó El péndulo de cal (editorial Verso Destierro, 2012), un texto poético que hacía referencia a la experiencia de perder a un ser amado en un ambiente de violencia.
No obstante y para marcar diferencias, al menos técnicamente, Berber indicó que “usé desde cambios desde la redacción hasta ciertos elementos para darles pistas al lector acerca del carácter de este personaje obsesivo; escribí textos de mucha fluidez e intensidad que invitan a una lectura desesperada”.
Asimismo reveló que el libro, que además traducirá al portugués, es parte de una trilogía cuyo personaje atraviesa diferentes fases patológicas y cada una de estas tiene su particular percepción y lenguaje; Flores del precipicio y Feto-espuma, mujer-espuma, los títulos de los libros complementarios.
“O incêndio das borboletas, su traducción, es la primera parte de una trilogía de novela versada en edición español-portugués, y en general, habla sobre el abuso sexual infantil y sobre cómo una persona que lo arrastra en la secrecía se percibe a sí misma, a la sociedad y al mundo en las diferentes etapas de su vida”.
Por ello, añadió, “la primera voz de la trilogía, la de la abusada convertida en una persona obsesiva compulsiva, se manifiesta en la estructura de cada poema, y son textos de mucha fluidez e intensidad que invitan a una lectura desesperada”.
“Otra de las voces, en el segundo libro, habla desde un odio generalizado por hombres y mujeres, los textos se vuelven concretos, lascivos, intolerantes, muestran la comorbilidad de un estrés postraumático y la auto-censura como ser sexual e invitan a una lectura auto-controladora y represiva”.
Finalmente, “la tercera es la voz de la paz mental o el detenimiento de la auto-tortura y los textos son totalmente distintos, sus tiempos son distintos, su estructura, el tipo de lectura a la que invitan que se vuelve más introspectiva, una especie de voz en off”.
Berber consideró que “la estructura del proyecto me permitió jugar con los tiempos, las posibilidades y el orden de los hechos, entrelazar y en ocasiones enfrentar voces poéticas que muestran cosmovisiones tan contrastantes, regalándome también la posibilidad de construir historias alternativas”.