EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Espectáculos  

Proyectarán en el Festival de Cannes 2022 cortometraje mexicano con temática LGBT

Azul naranja, realizado en apenas dos días, participará en la sección Short Films Corner del prestigiado encuentro francés, anuncia la productora Nicole Mac Beath

Enero 12, 2022

Mauricio Ángel / Agencia Reforma

Ciudad de México

Al participar en el 48 Hour Film Festival, que implica rodar un cortometraje completo en dos días, al equipo detrás de Azul naranja le asignaron romance como género a desarrollar y optó por incluir en su historia el amor diverso.
Gracias a tal decisión, el proyecto, dirigido por Claudia Quijas, era elegible para la sección Social & Bio, del Festival Iberoà 48HFP, la cual ganaron, por lo que su corto será proyectado en el Festival de Cannes 2022 en el Short Films Corner.
“Me gustó muchísimo, al incluir el tema LGBT le da una mención bastante importante y la luz que estas historias necesitan, pero no es el plot de la historia y no se vuelve el foco del cortometraje.
“No provoca reacciones de ‘tiene una preferencia sexual distinta’ porque los guionistas y la directora hicieron lo mejor para resaltar a la comunidad y por eso le ha ido muy bien al cortometraje”, consideró en entrevista la productora Nicole Mac Beath.
Su historia arranca con una monja que camina por la carretera después de huir del convento, donde fue agredida.
Un grupo de amigos que regresa de un viaje la ve y decide llevarla, pero su auto se descompone y la monja termina por acompañar a una de las chicas a buscar ayuda, lo que termina por acercarlas cuando comparten sus vivencias traumáticas.
“Ellas encuentran un lago y la chica le cuenta a la monja cómo el agua ayudó cuando su papá la había dejado a sanar heridas y tener más entendimiento a toda su etapa de luto”, contó la productora.
“Entonces pasa algo muy romántico, pero no pasional, sino entre dos personas que se podían acompañar por haber pasado una situación muy difícil. La directora buscó cómo podíamos incluir elementos de una road movie aterrizando en lo que nos había tocado”.
Las satisfacciones le sobran al equipo fílmico, algo que les demuestra que hicieron una apuesta exitosa al tomar riesgos durante su rodaje.
“No estábamos midiendo la realidad de la situación, eran 48 horas y para grabar una escena nos echamos seis horas en carretera para llegar a un lago casi en Veracruz. Además, toda la escena de la carretera la hicimos en Puebla, a una hora de mi casa”, recordó la productora.