EL-SUR

Lunes 04 de Marzo de 2024

Guerrero, México

Espectáculos  

Se aleja Usher de la espectacularidad en el show de medio tiempo en el Super Bowl

Se presenta el cantante con figuras como Alicia Keys, H.E.R., Will.I.Am., Ludacris y Lil Jon ante 61 mil personas en Las Vegas

Febrero 12, 2024

Ludacris, Usher y Lil Jon, en la parte final del show del Súper Tazón Foto: Tomada de internet

María Fernanda Téllez / Agencia Reforma

Las Vegas

Sin una entrada espectacular, sin un gigantesco escenario, pero Usher mostró la calidad que lo respalda.
El cantante, compositor y bailarín de 45 años montó un show digno para el Super Bowl LVIII, mismo que alborotó a más de 61 mil almas en el Allegiant Stadium.
Fueron 13 minutos de música, baile, performance y patinaje en el escenario. Y no brilló en solitario, pues fue apoyado por sus amigos Alicia Keys, H.E.R., Will.i.am., Lil Jon y Ludacris.
Tenía que dar un buen show, pues en las gradas tuvo como espectadores a Paul McCartney, Taylor Swift y Justin Bieber, entre otros.
Comenzó el show de medio tiempo luciendo un atuendo blanco de Dolce & Gabbana.
Fue un popurrí de 13 canciones, arrancando con Caught up.
“¡Lo hicimos! ¡Ahora esto es para ustedes!”, gritó Usher, mientras las gradas del inmueble mostraban un tapete multicolor gracias a los artefactos que se le colocaron a todos los asistentes.
El texano, que estrenó su noveno álbum Coming home y que arrancará la gira Past, Present, Future, movía las caderas y mostraba que tiene una voz privilegiada.
Tras entonar Situation, Superstary Love in this club, llegó la primera colaboración. Apareció Alicia Keys vestida de rojo y tocando un piano del mismo color para entonar If I ain’t got you.
Siguió con My boo, Confessions y Let It burn; durante el show, Usher aprovechó que está en forma, pues se quitó la camiseta para mostrar que trabaja los músculos en el gimnasio, algo que prendió a los asistentes.
Vino un solo de H.E.R. con la guitarra con U Got It Bad y cuando vino Bad girl comenzó el show que tenía preparado para el escenario.
Era una fiesta lo que se vivía. Estaba OMG y el púbico aplaudía mientras veía un número de patinaje. Y para las últimas dos canciones parecieron Lil Jon y Ludacris. Turn down for what, de sus mayores éxitos hizo que hasta los adultos mayores movieran sus brazos y la cabeza.
Y el espectáculo concluyó con Yeah!, donde Ludacris y compañía terminaron un show que Usher, que aunque lo hizo muy a su estilo, fue criticado en redes sociales por su sencillez.