EL-SUR

Sábado 02 de Marzo de 2024

Guerrero, México

Grafico  

En Linda Vista, en la sierra de Totolapan, vecinos se enfrentan desde el jueves a 200 sicarios de la FM

En armas, 600 vecinos de Linda Vista, en la sierra de Totolapan, se enfrentan desde el jueves a 200 de la FM Los sicarios llegaron hace cuatro días para intentar tomar el pueblo, pero hace dos semanas se dio el primer ataque, cuando desde un dron lanzaron un explosivo a un campo de cultivo. Ya … Continúa leyendo En Linda Vista, en la sierra de Totolapan, vecinos se enfrentan desde el jueves a 200 sicarios de la FM

Septiembre 04, 2023

Mujeres de la comunidad de Linda Vista, en la sierra de San Miguel Totolapan, esperan afuera del curato de la Iglesia donde se refugian desde el jueves, luego de los enfrentamientos de pobladores contra La Familia Michoacana Foto: Lenin Ocampo Torres

En armas, 600 vecinos de Linda Vista, en la sierra de Totolapan, se enfrentan desde el jueves a 200 de la FM

Los sicarios llegaron hace cuatro días para intentar tomar el pueblo, pero hace dos semanas se dio el primer ataque, cuando desde un dron lanzaron un explosivo a un campo de cultivo. Ya hay un muerto por las balaceras, el ex comisario de 24 años Hugo Cortés. Decenas de familias se han desplazado a localidades de la sierra o a la costa. En la iglesia se refugian mujeres y niños. Las balaceras son entre la Familia Michoacana y Los Tlacos, dicen militares. Los pobladores piden seguridad al presidente López Obrador

Rosendo Betancourt Radilla

Linda Vista, San Miguel Totolapan

Todo empezó con un zumbido hace dos semanas, un campesino trabajaba su parcela en la salida de esta comunidad, escuchó el ruido y vio un dron, no le dio importancia, tras el primer aparato llegó otro que traía un artefacto explosivo que arrojó y le explotó a un lado. Así empezó el ataque de sicarios de La Familia Michoacana (FM) a la comunidad que ya cobró la vida de un vecino, el ex comisario de 24 años Hugo Cortés Barragán, que murió el viernes y fue sepultado este sábado.
Ayer se observaron casas, escuelas y el centro de salud cerrados, así están desde el zumbido que alertó a 43 comunidades del ataque, y se pidió a maestros, médicos y técnicos del programa Sembrando Vida que no fueran, porque se sabían bajo ataque.
Las mujeres se concentraron en la iglesia y en el curato donde cuidan de los niños y los adultos mayores, preparan comidas y café, mientras los hombres se enfrentan a balazos a unos 200 sicarios que llegaron el jueves a intentar ocupar la localidad. Los que aún están acordaron quedarse en defensa del territorio.
La violencia provocó el desplazamiento de decenas de familias de esta población y de la aledaña Plan Verde y de rancherías cercanas, algunos huyeron hacia la Costa Grande, otros se quedaron en comunidades como Toro Muerto donde se informó que ayer había 30 refugiados, de los cuales 20 son niños y bebés de cero a 12 años. El número total de desplazados no se sabe.
Cerca, a unos 30 minutos en automóvil por una terracería, en Puerto de Chichalaco, se vio a soldados del Ejército que revisaron minuciosamente la camioneta en la que se trasladaban cuatro reporteros, informaron que intentaron entrar a la comunidad que estuvo bajo fuego ante la resistencia de 600 vecinos armados, pero no los dejaron. Los militares dijeron que “amablemente” los pobladores les pidieron que no se metieran.
Agregaron que llegaron el miércoles, un día antes de los ataques a balazos, para labores de destrucción de siembra de amapola.

Pobladores de Linda Vista, municipio de San Miguel Totolapan, caminan armados en la comunidad donde decidieron con otros pueblos parar el avance de la Familia Michoacana en esa zona, pues la mayoría de los vecinos decidió no abandonarla Fotos: Lenin Ocampo Torres

La versión coincide con la de autoridades de Linda Vista, pero los vecinos dicen que no los dejaron entrar porque los atacantes iban vestidos tipo militar y podrían confundirse en la refriega, además, no les tienen confianza porque piensan que operan para el grupo criminal La Familia Michoacana, que expandió su territorio desde que Evelyn Salgado Pineda es gobernadora.
Antes de este gobierno ese grupo criminal ocupaba los municipios de Pungarabato, Arcelia, Tlapehuaha, parte de San Miguel Totolapan, Tlachapa, y parte de Coyuca Catalán, ahora está en gran parte de la zona Norte: Teloloapan, Taxco y Pedro Ascencio de Alquisiras, según se ha documentado en estas páginas mediante denuncias de organizaciones de derechos humanos y visitas a las zonas en conflicto.
Los soldados del Ejército dijeron que el enfrentamiento es entre los grupos criminales Los Tlacos y La Familia Michoacana, lo que confirmaron pobladores, pero dijeron que no son de Los Tlacos por gusto, sino porque los amenazaron de muerte, acordaron unirse a ese grupo para salvar la vida.
Además, ven que la pelea por el territorio se debe a que tienen recursos mineros, forestales y desde ahí se puede tener el control del agua que llega a las comunidades que están más abajo. Linda Vista está a una altitud de 2 mil 480 metros sobre el nivel del mar.

Que no hagan obras pero que atiendan la seguridad

El comisario de Linda Vista es un joven de unos 25 años, se llama Juan Nazario, fue quien recibió a los reporteros que ayer acudieron al lugar, dijo que no podía dar declaraciones debido a que es nuevo en el cargo, ofreció un café y pidió esperar a que llegara El Patrón, Eudocio Barragán Guzmán.
Cuando llegó Eudocio contó que nació en Linda Vista, y relató que el jueves, “como a las 3 de la tarde llegó un grupo de gente armada de La Familia Michoacana a las orillas del pueblo robándonos la tranquilidad, ya tenemos meses con la amenaza de que iban a llegar y pues llegaron y empezó el enfrentamiento, solamente de noche se paran las balaceras”.
“En este momento no se escuchan de aquí los disparos pero hay enfrentamientos, a un kilómetro de aquí”, declaró desde el centro de la población.
Afirmó que los atacantes “están cerca, se habla de 200 a 300 y nos están tirando bombas con drones todos los días, es un sinfín de bombas que nos han tirado a las orillas del pueblo”.
Confirmó que los maestros, médicos y Sembrando Vida ya no están en la zona, “todo eso se fue… y hasta este momento no hemos tenido auxilio”.
Pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que los ayude, “en todos estos pueblos votamos por él con la esperanza de que estuviéramos mejor”.
“En esta zona como ven, que es muy, muy lejana, se necesitan muchas obras, pero ahorita lo que nos interesa es la seguridad, y si el presidente de la República, si la gobernadora no van a hacer obras que no las hagan, pero que atienden el tema de seguridad, que hagan su trabajo, que no le den la espalda al pueblo que en su momento les echó la mano, que no nos desconozcan ahora, que nos ayuden, queremos que los niños vayan a la escuela, queremos que los grupos de Sembrando Vida hagan su trabajo, que los médicos vengan a dar atención”.
Consideró que el estado “es una tragedia, y sobre todo en esta zona, (pedimos) que no nos defrauden porque tanto al presidente de la República como a la gobernadora los apoyamos de manera decidida, con la esperanza de que las cosas cambiaran, si no se pueden hacer obras que no se hagan pero que atiendan el tema de seguridad”.
Denunció que a la sierra “jamás” van a llegar los recursos que están en las cabeceras municipales, “de nada va a servir que se declaró la octava región si la gente está hundida en el abandono total”.
Advirtió que los atacantes “ahora vienen con más tecnología, con más recursos, nosotros pensamos que quieren llegar porque todavía hay algo de recursos maderables, hay minas”.
En cuanto a por qué no dejaron entrar a los soldados del Ejército dijo, “no los dejamos entrar, no de mala manera, les pedimos de favor porque nuestra gente estaba repeliendo una agresión, les dijimos, no estamos en contra, pero nuestros compañeros están luchando y nos van a afectar porque están revueltos, les dijimos en buen plan: les ofrecemos la cancha o donde estén bien y no lo aceptaron, y nos dijeron que aquí iban estar, pero de buenas a primeras nos dijeron que ya se habían ido”.