EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Grafico  

Paciencia, pide el presidente a familiares de víctimas de la guerra sucia molestos por el reconocimiento a militares

Paciencia, pide el presidente López Obrador a los familiares de víctimas de la guerra sucia “Es normal, la gente está muy dolida”, dice el mandatario en Malinaltepec sobre la inconformidad que generó su propuesta de que también se reconozca a los militares que murieron en ese periodo con el argumento de que sólo acataban órdenes … Continúa leyendo Paciencia, pide el presidente a familiares de víctimas de la guerra sucia molestos por el reconocimiento a militares

Lenin Ocampo Torres Malinaltepec

Junio 27, 2022

Durante la gira del sábado por municipios indígenas de la Montaña para supervisar caminos artesanales, pobladores se inconfomaron ante el presidente Andrés Manuel López Obrador porque el dinero para esas obras se da a los alcaldes. La comitiva del mandatario fue parada en varios lugares por vecinos que lo mismo que le exigían caminos, escuelas y médicos, entre otras demandas, le expresaban también alegría por la visita. En la imagen, vecinos de Unión de las Peras, municipio de Malinaltepec, le regalan precisamente peras Foto: Jesús Eduardo Guerrero

Paciencia, pide el presidente López Obrador a los familiares de víctimas de la guerra sucia

“Es normal, la gente está muy dolida”, dice el mandatario en Malinaltepec sobre la inconformidad que generó su propuesta de que también se reconozca a los militares que murieron en ese periodo con el argumento de que sólo acataban órdenes de civiles. Él nunca dará la orden de reprimir al pueblo, dijo de nuevo en Acapulco

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió paciencia a los familiares de las víctimas de la guerra sucia, luego del discurso del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, en el Campo Militar número 1.
“Es normal (que haya inconformidades). La gente está muy dolida, hay que tener paciencia”, expresó el mandatario el sábado, en breves declaraciones en la comunidad Unión de las Peras, municipio de Malinaltepec.
Ahí mismo, el presidente se comprometió a abrir los batallones del país y los expedientes del 27 Batallón de Infantería, ubicado en Iguala, como parte de las investigaciones.
En este punto, el jefe del Ejecutivo fue interceptado por pobladores, que le entregaron peticiones escritas y le hicieron regalos, y el presidente contestó: “Amor con amor se paga”.
El presidente visitó la Montaña para supervisar la construcción de caminos artesanales hechos por pobladores.
El miércoles, en un acto ante familiares de desaparecidos durante la llamada guerra sucia, López Obrador anunció que el Ejército permitirá que se revisen sus instalaciones y accedan a sus archivos, para esclarecer los hechos de represión ocurridos.
“Estamos en un acto muy lleno de significado y de dolor, pero también en un acto de esperanza, es un acto para buscar entre todos cerrar una etapa negra, de dolor y sufrimiento y dar inicio a una etapa nueva”.
Sin embargo, el presidente afirmó que la responsabilidad última de actos realizados por el Ejército es de las autoridades civiles, pues los soldados sólo recibieron órdenes.
El titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval dijo que las fuerzas armadas siempre han actuado bajo las órdenes de autoridades civiles.
También indicó que “con orgullo les expreso que el propio mandatario autorizó inscribir los nombres de los militares fallecidos con motivo de los hechos del pasado en el Monumento a los Caídos de las Fuerzas Armadas, que se ubica en la Plaza del Servicio a la Patria, como un tributo y un sentido homenaje a los soldados que cimplieron con su deber aun a costa de su vida”.
El anuncio causó descontento entre los familiares de las víctimas, que preguntaron en el mismo acto “¿dónde están los culpables?” y posteriormente en entrevista con El Sur algunos lo consideraron una “provocación” y “una ofensa”.

Nunca más represión ni en Guerrero ni en México

Y ayer en su discurso en la inauguración el libramiento La Venta-Bajos del Ejido en Acapulco, el presidente dijo que estaba contento de estar en Guerrero.
Y declaró: “Nunca voy a olvidar lo que han hecho los guerrerenses por la transformación de nuestro país. En la Independencia, en la Reforma, en la Revolución y en los tiempos recientes cuando el autoritarismo; ahora estuvimos en el Campo Militar número 1, recordando las atrocidades que se cometieron en ese entonces y nunca más habrá represión ni en Guerrero ni en México porque el comandante supremo de las Fuerzas Armadas no va a dar nunca la orden de reprimir al pueblo”. (Karina Contreras).

El presidente Andrés Manuel Lopéz Obrador recibe peticiones y saluda a pobladores a su llegada a la localidad de Alchipahuac, municipio de Iliatenco, donde asistió con la gobernadora Evelyn Salgado Pineda a supervisar la construcción del camino rural Foto: Jesús Eduardo Guerrero

El presidente vuelve a recorrer la Montaña entre protestas, peticiones y también alegría

Cientos de indígenas nahuas, me’phaa y na’savi salen a la carretera Tlapa-Marquelia con mantas, pancartas, frutas y regalos al paso de la caravana de López Obrador que regresó a supervisar los caminos artesanales. Algunos se inconformaron porque el dinero de estas obras se da a los alcaldes

Lenin Ocampo Torres

Tlapa

El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a recorrer los caminos de la Montaña de Guerrero, donde fue recibido y acompañado con protestas diversas, pero también con expresiones de alegría de la gente.
Cientos de indígenas nahuas, me’phaa y na’savi salieron a la carretera Tlapa-Marquelia, con mantas, pancartas, frutas y regalos para dar el paso a la caravana de funcionarios que escoltaron por horas a López Obrador, que regresó a supervisar los caminos artesanales que en su última visita ordenó que se iniciaran.
La supervisión fue privada, los medios de comunicación no fueron invitados por la Presidencia, y hasta el sábado, pocos sabían la ruta que el presidente usaría para visitar las comunidades.
“Nosotros tenemos varias peticiones, pero la que más nos interesa es la pavimentación de nuestros caminos, porque el gobierno federal le entregó el dinero a los alcaldes y los alcaldes sólo apoyan a los pueblos que votaron por ellos. Entonces, no cumplen con lo que dice el presidente López Obrador”, expresó un dirigente de los pueblos de Atlamajalcingo del Monte, cuando esperaba el paso del mandatario.
El gobierno federal otorgó este año más de mil millones de pesos para la construcción de los caminos artesanales, en beneficio de comunidades de las regiones Montaña y Costa Chica, dinero que fue transferido al gobierno estatal y luego a los municipios.
“La construcción así (que dependa de los alcaldes), es lo mismo que en los gobiernos pasados. Nosotros hemos visto que sólo ayudan a los pueblos que votaron por ellos y los demás, siguen esperando que se les inicie su pavimentación. Muchos pueblos que vinieron traen la demanda de que el dinero se les dé a los pueblos, para que con comités municipales se construyan los caminos, y el pueblo sea el que maneje los recursos”, reclamó el dirigente indígena.
El sábado, el presidente salió de Tlapa después de las 9 de la mañana. Una hora después pasó el crucero de Xalpatláhuac, donde decenas de personas lo esperaban con demandas por falta de maestros, doctores y caminos.
En todo el trayecto de la carretera Tlapa-Marquelia, hubo pobladores con cartulinas de agradecimiento por los programas Sembrando Vida, de las becas Benito Juárez y los apoyos a los adultos mayores, que en su mayoría eran los que con sonrisas saludaban el paso de López Obrador.
En el crucero de Atlamajalcingo del Monte lo esperaban más de 300 indígenas, que le bloquearon el paso y le entregaron diversas demandas de los pueblos. También le regalaron frutas que se dan en la región, muchos se acercaban para saludarle y tomarse la famosa “selfie”.
En un video publicado por la Presidencia, se observa que el presidente y la gobernadora Evelyn Salgado Pineda bajaron de la Suburban en que viajaban, para dar un mensaje a los pobladores.
“No podemos estar más tiempo, porque estamos empezando (la gira). Todavía no llevamos ningún solo acto y nos han parado en la carretera varias veces. Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes y estamos gobernando para todos, pero con más preferencia para la gente humilde, para la gente pobre”, dijo entre aplausos y bullicio el presidente.
Kilómetros más adelante, en el crucero de Malinaltepec, también decenas de indígenas lo esperaban con mantas y peticiones. En ese punto, el presidente dejó la carretera Tlapa-Marquelia para dirigirse al crucero Magueyera-Plan de Guadalupe, del municipio de Tlacoapa, donde tuvo el primer acto cerrado a los reporteros.
“Nos dejaron en el hotel. Ya no nos dijeron dónde eran sus eventos y sólo pusieron que eran reuniones privadas”, comentó uno de los corresponsales, que se aventuró a la búsqueda del presidente por los caminos de la Montaña.
En el trayecto, en la comunidad de la Unión de la Peras, municipio de Malinaltepec, el mandatario fue bloqueado por pobladores, que lo esperaban con música de viento y con peticiones de escuelas y pavimentación de caminos.
En ese lugar, también le denunciaron que los alcaldes no construyen los caminos por rencillas de partidos, “no voltean a ver a sus adversarios”.
López Obrador se comprometió a que todos los caminos de la Montaña serán construidos antes de que él se vaya.
En la Unión de la Peras también fue abordado por reporteros, en donde pidió paciencia a los familiares de las víctimas de la guerra sucia.
“Es normal (que haya inconformidades). La gente está muy dolida, hay que tener paciencia”, expresó mientras recibía hojas con peticiones y regalos de frutas.
Después de su primer evento, regresó por Lomas del Faisán para retomar de nueva cuenta la carretera Tlapa-Marquelia, también varios pobladores lo esperaban para pedirle la construcción de sus caminos.
En Ojo de Agua, municipio de Malinaltepec, pobladores pidieron la pacificación de sus pueblos, luego de un conflicto agrario que desde hace varios años mantienen con la comunidad Alacatlatzala, donde los indígenas pelean más de 2 mil hectáreas de ejido.
Este conflicto ha ocasionado desplazamiento de familias, casas quemadas, más de 20 heridos y varios muertos por la pelea del territorio.
Su segundo evento fue después de las 3 de la tarde, en el crucero Tres Marías-San Miguel del Progreso, en el municipio de Malinaltepec. El camino también fue cerrado por la seguridad de la Presidencia, que impidió el paso a los reporteros.
En ese punto, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) protestaron y se acercaron, para entregar un documento en el que pedían basificaciones y reconocimiento a profesores eventuales. El presidente pasó rápido y sólo recibió los documentos.
A las 5 de la tarde se dirigió a la comunidad Alchipahuac, en el municipio de Iliatenco. Al igual que en los otros eventos, el camino fue cerrado con vallas verdes para evitar la entrada de medios de comunicación y personas que intentaban acercarse al presidente.
La gira Andrés Manuel López Obrador terminó a las 7 de la noche. Dejó la Montaña de Guerrero para dirigirse al puerto de Acapulco, donde este domingo inauguró el libramiento que conecta con Costa Grande.
Para este 2022, la inversión para los caminos artesanales es de mil 84 millones de pesos. En la primera supervisión de las carreteras de la Montaña, hay un avance físico del 10 por ciento y se ha ocupado el 30 por ciento del dinero, para iniciar 66 obras que tendrán que estar terminadas al final del sexenio.