EL-SUR

Miércoles 21 de Febrero de 2024

Guerrero, México

Grafico  

Presuntos agentes de la FGE se llevaron en Acapulco a dirigente LGBT del PRD y seis más

  Además del coordinador estatal de la Diversidad del PRD, Moisés Tomás Juárez Abarca, seis personas más – entre estos una mujer y un menor de 15 años –fueron privadas de la libertad el viernes pasado del Centro Rehabilitación Renovación Espiritual, ubicado en la Colonia Vista Hermosa,. A las 4 de la tarde de este … Continúa leyendo Presuntos agentes de la FGE se llevaron en Acapulco a dirigente LGBT del PRD y seis más

Septiembre 06, 2023

Familiares y amigos de los siete jóvenes que se llevaron el viernes de un centro de rehabilitación bloquearon de las 4 de la tarde a las 11 de la noche la carretera México-Acapulco en Paso Limonero para exigir a las autoridades que se agilice su búsqueda Foto: Carlos Carbajal

 

Además del coordinador estatal de la Diversidad del PRD, Moisés Tomás Juárez Abarca, seis personas más – entre estos una mujer y un menor de 15 años –fueron privadas de la libertad el viernes pasado del Centro Rehabilitación Renovación Espiritual, ubicado en la Colonia Vista Hermosa,.
A las 4 de la tarde de este martes los familiares de algunos de las siete personas privadas de la libertad y desaparecidas, realizaron un bloqueo intermitente en la carretera México-Acapulco, en Paso Limonero, en un principio en el carril hacia el centro, y a las 5:30 se extendió al carril en dirección a la Ciudad de México.
La medida se suspendió a las 11 tras siete horas en las que amigos y familiares portaron lonas y pancartas donde mostraban los rostros de los desaparecidos, y lanzaron consignas como “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.
Según los familiares de los desaparecidos las víctimas se encontraban en el Centro de Rehabilitación cuando hombres armados con emblemas de la Fiscalía General del Estado llegaron la tarde del viernes, y se los llevaron.
La Fiscalía solo emitió cinco alertas de los siete desaparecidos, porque no hay denuncias por María Perla Guzmán y Andrés Gabriel Delgado, de quienes no se tiene mayores datos, pero sus fotografías y nombres fueron colocados en las redes sociales junto al de las otras víctimas.
Las alertas emitidas son de Moisés Tomás Juárez Abarca, de 38 años; Brian Josué Vargas Hernández, de 25 años, ambos pertenecientes a la comunidad LGBTIQ. También por Jesús Arroyo Venegas de 38 años, Erik Calixto Chávez de 23 años, así como la Alerta Amber del menor Julio Pérez García, de 15 años.
Al mediodía, en declaraciones a reporteros afuera de la Fiscalía Regional de Acapulco, el director de Comunicación social de la Fiscalía, Carlos Monje, informó que el fiscal regional Rafael Saldaña Julián, junto a personal de la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas del estado, se habían reunido con los familiares de las víctimas para darles información de las carpetas de investigación.
El director dijo que la Fiscalía sólo había recibido cinco denuncias de personas que fueron privadas de su libertad, por el delito de desaparición de particulares, y que ayer mismo se desplegó un operativo de búsqueda de las personas en puntos estratégicos que no reveló por la decrecía de las indagatorias.
Luego se informó que en el operativo estaban participando Agentes de la Policía Investigadora Ministerial, elementos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional, Policía Estatal y Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas.
Antes, la Fiscalía emitió un escueto comunicado donde informó que se había iniciado una investigación por la desaparición del perredista Juárez Abarca por desaparición por particulares, cometida el viernes y denunciado apenas este lunes, sin mayores datos.

Brian Josué era padrino e iba a ayudar por gusto

Guadalupe Hernández indicó que su hijo, Brian Josué Vargas Hernández, salió de casa a las 4 de la tarde del viernes, luego de recibir una llamada para que fuera al anexo porque había problemas, “y de ahí no tuvimos noticia”, y que ella se enteró este lunes de su desaparición.
Ella indicó que presentó la denuncia este lunes porque fue hasta ayer que se enteró de lo que había sucedido en el Centro de Rehabilitación.
La mujer precisó que su hijo no estaba anexado, sino que al igual que Moisés Tomás Juárez, era padrino, un nombre que se le da a las personas que fungen como apoyo de personas en recuperación por adición, “no le sé decir más porque no tengo más información”.
La mamá de Brian comentó que su hijo es el menor de tres que tiene, y ya no estudiaba, pero se dedicaba a ayudar a otras personas: “a él le decían padrino, para ir a hablar de su experiencia”.

Julio tenía ocho meses anexado; tiene 15 años

La madre de Julio, de 15 años, exigió la presentación de su hijo con vida. María Elena Perez llegó llorando al bloqueo que amigos convocaron a las 4 de la tarde en Paso Limonero.
La señora indicó que a su hijo lo ingresó al Centro Rehabilitación Renovación Espiritual hace aproximadamente ocho meses, y quien ya había concluido su etapa rehabilitación pero se mantenía en el lugar.
“Solo que se los llevaron, y al responsable lo queremos, Hans Christopher García Martínez, que lo entregue, porque le estábamos pagando un servicio”, expresó la mujer.
Dijo que en el lugar no hay cámaras, y que la Fiscalía no le había dado mayor información en la reunión que tuvo al medio día de este martes.
“Sólo quiero a mi hijo vivo, no quiero tomar represalias contra nadie, porque no soy nadie, yo solo quiero a mi hijo vivo”, soltó la mujer en llanto.
La mamá del adolescente dijo que el viernes a la 1 de la tarde tuvo la última comunicación con su hijo, cuando recibió un audio donde su hijo decía que estaba bien, pero ya no supo más.
Indicó que según la información que le habían compartido, una camioneta con emblemas de la Fiscalía llegó al anexo y los sacó, pero indicó que en la reunión en la Fiscalía Regional las autoridades ministeriales negaron tal hecho.