EL-SUR

Sábado 13 de Abril de 2024

Guerrero, México

Principal  

Apuntalan los Beltrán al Cartel de El Chapo en 11 estados, entre ellos Guerrero

Apuntalan los hermanos Beltrán Leyva a la organización de El Chapo Guzmán Según documentos oficiales de la PGR, dirigen operaciones de transporte de droga, lavado de dinero, compra de protección y reclutamiento de sicarios del capo sinaloense. Los expedientes consultados indican que el radio de operación incluye el DF, estado de México, Sonora, Sinaloa, Guerrero, … Continúa leyendo Apuntalan los Beltrán al Cartel de El Chapo en 11 estados, entre ellos Guerrero

Marzo 26, 2005

Apuntalan los hermanos Beltrán Leyva a la organización de El Chapo Guzmán

Según documentos oficiales de la PGR, dirigen operaciones de transporte de droga, lavado de dinero, compra de protección y reclutamiento de sicarios del capo sinaloense. Los expedientes consultados indican que el radio de operación incluye el DF, estado de México, Sonora, Sinaloa, Guerrero, Chiapas, Querétaro, Jalisco, Quintana Roo, Tamaulipas y Nuevo León

 

Abel Barajas / Agencia Reforma

Ciudad de México

Los hermanos Beltrán Leyva han posicionado a la organización de Joaquín El Chapo Guzmán en 11 estados del país.

Según documentos oficiales de la PGR,los Beltrán Leyva dirigen operaciones de transporte de droga, lavado de dinero, compra de protección y reclutamiento de sicarios.

La averiguación PGR/SIEDO/UEIDCS/021/2005 y las causas penales 82/2001 y 125/2001 -a las que REFORMA tuvo acceso- revelan que Marco Arturo Beltrán Leyva El Barbas, Héctor Alfredo El H, Mario Alberto El General y Carlos, buscados en México y EU, son las figuras con las cuales El Chapo dirige a su grupo delictivo.

Los expedientes consultados indican que el radio de operación de este clan incluye el DF, Estado de México, Sonora, Sinaloa, Guerrero, Chiapas, Querétaro, Jalisco, Quintana Roo, Tamaulipas y Nuevo León.

Documentos oficiales indican que son dueños de un equipo de futbol profesional de salón en Culiacán, suites de lujo en Acapulco y mansiones en Valle de Bravo.

Los Beltrán Leyva son originarios de Tameapa, municipio de Badiraguato, Sinaloa, y proceden de un clan familiar cuyas actividades de siembra y tráfico de goma de opio se remontan a más de medio siglo, según los reportes policiacos.

Marcelo Peña -cuñado de El Chapo y después convertido en el testigo protegido “Julio”- declaró en el 2001 a la PGR que la antigüedad de los Beltrán en el negocio de las drogas era tal que Arturo Beltrán Leyva fue quien inició en el narcotráfico al Chapo, quien tiene al menos 20 años de trayectoria delictiva.

Extienden los Beltrán el dominio de El Chapo

Para la PGR, los hermanos Beltrán Leyva son los operadores del capo Joaquín œEl Chapo? Guzmán para el control del transporte de drogas a Estados Unidos, así como para la protección de autoridades y el lavado de dinero.

La indagatoria PGR/SIEDO/UEIDCS/021/ 2005 y las causas penales 82/2001 y 125/2001 abiertas contra cómplices de los Beltrán, de las que REFORMA tiene copia, revelan que este clan, integrado por cuatro hermanos, opera en el DF, el Estado de México, Sonora, Sinaloa, Guerrero, Chiapas, Querétaro, Jalisco, Quintana Roo, Tamaulipas y Nuevo León.

Marcos Arturo Beltrán Leyva “El Barbas” está identificado por la PGR como el líder de la banda a la que también pertenece Héctor Alfredo “El H”, Mario Alberto “El General” y Carlos, originarios de Sinaloa y buscados por México y Estados Unidos. Sin embargo, ninguno ha estado en prisión.

A excepción del último, las autoridades ubican a “Los tres caballeros” como los hermanos sobre quienes descansa la infraestructura de la organización criminal.

La averiguación PGR/SIEDO/UEIDCS/021/ 2005 indica que los Beltrán son dueños de un equipo de futbol profesional de salón en Sinaloa, una empresa de blindajes en Nuevo León, suites de lujo en Acapulco y mansiones en Valle de Bravo.

La trayectoria de los Beltrán quedó de manifiesto en la declaración que rindió Marcelo Peña, cuñado de El Chapo y quien después se convirtió en el testigo protegido “Julio”, según consta en el expediente.

“Arturo Beltrán Leyva es primo lejano de ‘El Chapo’, a quien inició en el negocio de la cocaína, ya que me lo dijo Beltrán una vez que fui a pedir dinero por parte del Chapo a la ciudad de Querétaro, esto fue por 1995 o 1996.

“Sé que esta persona es muy ostentosa y que tiene una casa en Acapulco, porque ‘El Chapo’ me mandó una vez a visitarlo, citándome en su casa que tiene en el Fraccionamiento Las Brisas de Acapulco”, declaró el 27 de junio del 2001 Peña García, quien fuera el mensajero del “Chapo”, durante su estancia en Puente Grande.

Orígenes

Los Beltrán son originarios de la localidad de Tameapa, municipio de Badiraguato, Sinaloa, alcaldía en la que nacieron “El Chapo”, los hermanos Rafael y Miguel Ángel Caro Quintero y José Ramón y Diego Laija Serrano.

Según el oficio C1/C4/ZC/0340/05 del Centro Nacional de Planeación e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI) de la PGR, el mayor de los hermanos es Héctor Alfredo Beltrán “El H” o “El Mochomo”, nacido el 15 de febrero de 1951.

“El H”, según el oficio, se encarga de trasladar cargamentos de droga a Monterrey, Nuevo León y el estado de Guerrero, donde tiene enlaces, para posteriormente ser enviados a la frontera de Estados Unidos “Se caracteriza por ser una persona violenta y contar con un férreo control de los grupos menores de narcotrafi cantes en la ciudad de Culiacán”, señala.

Este presunto traficante tiene abierta la averiguación 2984/2002 en la subsede de la PGR en Los Mochis, Sinaloa, por siembra y tráfico de droga, según el documento del CENAPI. Otras fuentes refi rieron que cuenta con orden de localización en la SIEDO.

La PGR detalla en el oficio que este veterano del narcotráfico pudiera ser el principal lavador de dinero del grupo, ya que le han detectado casas y ranchos en Sinaloa, el Distrito Federal y el Estado de México.

“Practica el futbol de salón a nivel nacional, al parecer es dueño del equipo en el que juega en Culiacán”, dice el reporte incluido en la indagatoria.

Marcos Arturo “El Barbas”, quien nació el 21 de septiembre de 1961, es considerado por la PGR como el operador de Guzmán Loera en Nuevo León y Tamaulipas.

A diferencia de Héctor, Arturo aparece en diversos expedientes de la PGR que lo refieren desde 1997 a la fecha. De hecho, tiene una orden de aprehensión por narcotráfico en el Juzgado Cuarto de Distrito del Distrito Federal.

En septiembre del 2001 Javier Burgueño Urías, un empresario de Culiacán quien se convirtió en el testigo protegido “César”, declaró ante la PGR que Arturo Beltrán se encargaba de suministrar dinero al “Chapo”, mientras estuvo preso de 1993 al 2001.

“Arturo Beltrán Leyva quien es narcotraficante y capo de la organización criminal del Chapo, encargado de las plazas de Sonora, Sinaloa, Guerrero, Chiapas y Monterrey, quien también por su cuenta recibe cargamentos de cocaína de Colombia, pero rinde cuentas por lo que hace al Chapo”, dijo Burgueño.

Sobre los otros hermanos hay menos información.

De Mario Alberto sólo se mencionan su alias de “El General”, mientras que de Carlos no hay referencias en las declaraciones contenidas en los tres expedientes de la PGR a los que se tuvo acceso.

La célula de Héctor

En la averiguación PGR/SIEDO/UEIDCS/021/ 2005 se menciona que Héctor lidera una célula de traficantes en toda la costa del Pacífico, con gran influencia en Sonora.

La PGR menciona entre sus socios a Filemón Medina El Mochomo, originario del poblado La Juanilla, en Badiraguato, Sinaloa; a Raúl López Yuriar, a Aurelio Iribe Medina, a Gonzalo Araujo Payán “El Chalo” y Oscar Arsenio Pérez Calderón “El Flaquito”.

Según la indagatoria, sus negocios son con El Chapo, El Azul, Ismael El Mayo Zambada, un sudamericano identificado sólo como Carlos El Primo y un tal Francisco Torres Delgado.

Aunque el nombre de Héctor apenas comenzó a ser mencionado a raíz del caso de Nahum Acosta, ex director de Giras de la Presidencia, la PGR tenía referencias de que participó en un concilio de capos, tras la fuga de El Chapo.

“Se sabe que después de la fuga del Chapo Guzmán, en el 2001, éste se reunió en Cuernavaca y en el DF con Arturo Beltrán e Ismael El Mayo Zambada.

“En la supuesta reunión participaron unas 25 personas, entre las más destacadas Vicente Carrillo Fuentes, Vicente Zambada Niebla y Alfredo Beltrán Leyva, en representación de Juan José Esparragoza Moreno El Azul, cuyo tema central fue la reestructuración de la organización en todo el país para el tráfico, traslado y acopio de drogas, así como planear supuestamente el asesinato de los hermanos Arellano Félix”, señala el oficio del CENAPI.

De Héctor, informes en Sinaloa lo refieren como un personaje que empezó su carrera en el narcotráfi co hace más de 20 años, con la siembra y transporte de goma de opio a la frontera de Arizona.

Aparentemente por eso también se le considera un importante traficante de heroína.

En enero pasado, la PGR hizo un seguimiento de los autos que estaban en su casa en Huixquilucan, Estado de México, y fotografió a sus hijas al arribar al aeropuerto del DF, procedentes de Hermosillo, Sonora.

En este operativo, la Procuraduría ubicó a Álvaro Romero y a Armando Ortiz, como los presuntos escoltas de la familia.

En los tres expedientes de la PGR se detalla la trayectoria de Arturo Beltrán El Barbas. Testigos protegidos lo refieren como el maestro que tuvo “El Chapo” en el negocio de las drogas, desde hace más de 20 años.

“César” declaró ante la PGR que a Beltrán lo recordaba desde que empezó a trabajar en la Península de Yucatán, donde luego llegaron a tener la protección del ex Gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva.

“Arturo Beltrán, en el tiempo que a mí me consta, ha trabajado en coordinación al mismo tiempo en Guerrero, Chiapas, Veracruz, Colima, Sinaloa y Sonora, así como en Cancún, Quintana Roo, siendo apoyado por Alcides Ramón Magaña ‘El Metro’ o por Albino Quintero”, testificó Burgueño en el 2001.

La averiguación a la que se tuvo acceso indica que Arturo trabajó junto con El Chapo en Guadalajara, a fines de la década de los 80, y que después de su incursión por el sureste, entre 1994 y 1996, vivió en Querétaro y lavó dinero de Amado Carrillo “El Señor de los Cielos”.

“Se supo que en 1995 era dueño de la empresa con razón social ‘Automotriz de Querétaro’, donde supuestamente realiza operaciones de lavado de dinero para la organización Carrillo Fuentes”, señala el expediente.

Arturo Beltrán, según datos que aparecen en los documentos, es el capo de la banda del Chapo que le abrió las puertas a delincuentes extranjeros “sobre todo estadunidenses, cubanos y colombianos“ para integrarlos a la organización.

La indagatoria más reciente de la PGR revela que entre los miembros de la célula de El Barbas está Edgar Valdés, originario de Laredo, Texas e identificado como jefe de sicarios en Nuevo León y Tamaulipas.

También incluye a Gilberto Garza García El Güero Gil, un ex policía de Texas preso en el Reclusorio Oriente del DF, y al cubano Hernán Gastélum “El Pelón”.

De acuerdo con la indagatoria, uno de los transportistas de Beltrán era Javier Martínez Pérez, también originario de Laredo, Texas, quien se convirtió en el testigo protegido José Rodríguez. Martínez era al mismo tiempo quien presuntamente pagaba sobornos a elementos de la PGR.

En agosto del 2003 declaró a la PGR que un grupo de colombianos, lidereados por Mauricio Harold Poveda El Conejo, es el responsable de operar el abastecimiento de cocaína.

Según el informe de la CENAPI, la alianza con delincuentes extranjeros tenía como objetivo recuperar la plaza de Nuevo Laredo y arrebatársela al Cártel del Golfo.

“Se tuvo conocimiento mediante la declaración ministerial de Miguel Ángel Beltrán, realizada en el mes de abril del 2004, que están trabajando juntos y organizados Arturo Beltrán Leyva, Juan José Esparragoza El Azul’, El Chapo y Vicente Carrillo Fuentes, ya que están uniendo fuerzas para eliminar a Los Zetas, quienes han querido invadir sus territorios”, dice el reporte.