11 enero,2021 5:14 am

Trasladan su protesta enfermos renales y familiares a la Unidad Deportiva Vicente Suárez

Advierten que iniciarán procesos penales en contra el IMSS y se irán al amparo colectivo como nuevas formas de lucha

Acapulco, Guerrero, 11 de enero de 2021. Enfermos con problemas renales y sus familiares se manifestaron ayer afuera de la Unidad Deportiva Vicente Suárez para insistir que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) designe nuevamente a Fresenius Medical Care para sus hemodiálisis y anunciaron que iniciarán procesos penales en contra el IMSS y se irán al amparo colectivo.

Ayer a las 10 de la mañana se dieron cita en las canchas de la Unidad Deportiva, donde con cartulinas que tenían con diferentes mensajes expresaban su inconformidad a que les den sus hemodiálisis en el hospital privado Santa Lucía.

Algunos de los mensajes decían: “AMLO auxilio nos quieren matar”, “AMLO y Robledo Auxilio”, “Tenemos miedo al Covid -19 pero más a los corruptos del IMSS” y “AMLO no permitas más corrupción”.

En la protesta la presidenta de la Asociación de Enfermos Renales en el Estado, Miriam Fajardo de los Santos, dijo que ya no seguirán protestando cómo lo hicieron la semana pasada que lllevaron a cabo bloqueos y protestas afuera del Seguro Social; ahora harán todo de manera legal.

“Todas las personas que entren al amparo colectivo que vamos a solicitar esperemos que nos cambien de manera inmediata en cuanto el juez nos dé el fallo para que tengan una mejor calidad de vida”, declaró la dirigente que abundó que su hija también es afectada por el cambio que hizo el instituto.

Explicó que “vamos a agilizar lo del amparo colectivo y vamos a tratar de hacer las cosas de manera legal para que tengamos una mejor respuesta de la autoridad”.

Lamentó que el IMSS sea “ciego, sordo y mudo” ante las quejas que han expresado los enfermos renales sobre las condiciones del hospital Santa Lucía y se les haya negado cambiar de clínica para recibir una mejor atención médica.

Detalló que mostraron videos y fotografías de las reuniones que sostuvieron con las autoridades del Seguro cuando hicieron las protestas, como evidencia del mal servicio que se les brinda en el hospital Santa Lucía.

Denunció que varios de los enfermos no tienen los recursos suficientes para pagar en la clínica particular Fresenius, con la cual se terminó el contrató con el IMSS, pero tampoco están dispuestos a que se les atienda en hospital Santa Lucía donde los cambió el IMSS.

“A pesar de que son profesionales de la salud no tienen sentimientos de ver como sufre el enfermo renal”, afirmó la presidenta de la asociación, por ello van a solicitar un amparo colectivo “tenemos derecho a la salud y que ésta sea de calidad”.

Miriam Fajardo declaró que una comisión de familiares de pacientes renales acudió a la Ciudad de México para buscar una audiencia con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y ahí un abogado les recomendó que todo lo hicieran por la vía legal.

Denunció que los pacientes renales de Acapulco, Costa Grande, zona Centro que acuden al hospital Santa Lucía están sufriendo el maltrato que les dan los médicos y enfermeras, además de que utilizan maquinaria obsoleta.

Texto: Aurora Harrison / Foto: Jesús Trigo