EL-SUR

Viernes 12 de Julio de 2024

Guerrero, México

Opinión

A cinco días de la elección, nada para nadie en Francia

Gaspard Estrada

Abril 19, 2017

Dentro de cinco días, Francia vivirá una elección presidencial histórica. Por primera vez en la Quinta República, cuatro candidatos tienen posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta electoral. Esto, en un contexto internacional de fuerte tensión, a raíz de la elección de Donald Trump en Estados Unidos, así como de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (la primera ministra Theresa May anunció ayer elecciones legislativas anticipadas para el próximo 9 de junio). Durante las últimas semanas, los dos líderes, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, han ido perdiendo puntos en las encuestas de opinión, y hoy en día se encuentran en empate técnico frente a François Fillon y Jean-Luc Mélenchon. Si bien la mayoría de las encuestas indica que la tasa de indecisión de los electores está disminuyendo conforme nos acercamos al día de los comicios, es probable que los números continúen evolucionando de aquí al domingo. En efecto, esta elección está derrumbando tradiciones de la historia electoral francesa. De manera general, los politólogos franceses estimaban hasta hoy que la “cristalización” de las grandes tendencias de la primera vuelta se daba en febrero o a más tardar en marzo. Durante la campaña presidencial pasada, en 2012, François Hollande encabezó las encuestas durante los dos últimos meses de la campaña, sin que en ningún momento el entonces presidente Nicolás Sarkozy u otro contendiente fuese capaz de amenazar su liderazgo. En 2007, pasó exactamente lo mismo con Sarkozy frente a la socialista Ségolène Royal. El líder de la derecha republicana estuvo siempre al frente en las encuestas de opinión.
En esta ocasión, la campaña empezó con una holgada ventaja de la candidata de extrema derecha, Marine Le Pen, del partido Frente Nacional, con un promedio del 28% de los votos. Desde entonces, la hija de Jean-Marie Le Pen, fundador de ese partido, ha estado  a la baja de manera consistente, hasta llegar a un promedio de 22% de los votos. Para intentar revertir esta tendencia, la candidata ha rescatado el ideario tradicional de su partido, al negar hace algunos días que el gobierno colaboracionista francés del Mariscal Pétain haya participado en la deportación de judíos franceses hacia los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, lo que provocó una fuerte polémica en la sociedad francesa. Sin embargo, hasta el día de hoy, no ha habido cambios en los números de la candidata del Frente Nacional.
Por su lado, el candidato centrista independiente del movimiento ¡En Marcha!, Emmanuel Macron, también está intentando reaccionar al mal momento que está viviendo en las encuestas, en las cuales parece estancado desde hace más o menos un mes. Para contrarrestar esta percepción creciente, su equipo organizó un gran mitin de campaña en la sala de conciertos Bercy el pasado lunes. Más de 200 mil personas (según los organizadores) se dieron cita en este espacio para escuchar al ex ministro de Economía de François Hollande. Y contrariamente a lo que esperaban algunos de sus asesores, Macron decidió mantener su equidistancia entre la izquierda y la derecha, para llamar a la unidad nacional. Al día de hoy, esta estrategia parece haber rendido frutos para el joven candidato (39 años). En los últimos dos días dejó de perder puntos en las encuestas y, por el contrario, parece oscilar hacia arriba. François Fillon, el candidato del partido Los Republicanos, está apostando todo a una movilización de último minuto del electorado tradicional de la derecha, compuesto principalmente por adultos mayores, de confesión católica y de clases superiores. Hasta ahora, su estrategia no parece haber funcionado, porque continúa en su mismo nivel de intención de voto: entre 18% y 20%. Finalmente, la revelación del final de esta campaña, el ex socialista Jean-Luc Mélenchon (y admirador de América Latina) está intentando convencer al electorado poco interesado en la política, que es cada vez más numeroso en Francia. En poco menos de un mes, pasó de 10% al 20% de los votos. ¿Le será suficiente para llegar a la segunda vuelta y enfrentar a Emmanuel Macron, Marine Le Pen o François Fillon? Sólo lo sabremos el próximo domingo.

* Director Ejecutivo del Observatorio Político de América Latina y el Caribe (OPALC), con sede en París.

Twitter: @Gaspard_Estrada