EL-SUR

Sábado 19 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

A firmar se ha dicho

Jorge Camacho Peñaloza

Noviembre 10, 2017

Esos que no tenga miedo, que pasen a firmar. Emiliano Zapata.

A tres semanas de que inició el periodo establecido por el Instituto Nacional Electoral para recolectar ochocientas sesenta y seis mil, quinientas noventa y tres mil firmas Margarita Zavala lleva reunidas hasta el día de ayer poco más de 100 mil de ciudadanas y ciudadanos que la están postulando para ser presidenta de México, ciudadanas y ciudadanos que no están dispuestos a votar por un candidato proveniente de los partidos políticos los cuales son en gran parte los culpables y hasta promotores de que los electores rechacen la política y las cosas del gobierno, lo que ha permitido la corrupción, el escándalo y que lleguen al poder los menos preparados y con menos valores éticos.
Ha sido un inicio difícil, fallas en la aplicación del INE para registrar firmas, complicaciones en la señal de internet, el proceso normal de aprendizaje de los auxiliares registrados, además de la cantidad que estableció el INE como órgano “ciudadano” para hacer posible las candidaturas independientes, porque caso contrario, para crear un partido político nacional pide más o menos 260 mil firmas, de modo que con este órgano ciudadanizado para que quieres de adversarios a los partidos políticos.
Tenemos la seguridad de que se van a reunir cerca de un millón de firmas durante los próximos casi 100 días que faltan para reunirlas. La tendencia observada es que se van sumando cada vez más auxiliares que en el caso de Margarita Zavala van poco más de tres mil ochocientos, de 27 mil dados de alta hasta el momento, están logrando recolectar firmas, estimando que en las siguientes semanas se vaya incrementando la cifra de auxiliares recolectando en toda la república a 10 mil, lo que permitirá, en promedio, que cada uno de estos haya logrado en todo el periodo que concluye el 18 de febrero del año entrante, recabar alrededor de 100 firmas, por eso estamos seguros de que las vamos a lograr sin problema, porque tenemos la seguridad de que los aliados se van a ir sumando hasta ser miles que van a conseguir las firmas ciudadanas de la liberación de los partidos políticos. Aunque hay casos como la super auxiliar de El Bronco que ha recolectado más de 5 mil 500 firmas, lo que significa un promedio de 242 diarias, a razón de una firma cada 4 minutos durante 16 horas al día ¿será?
Estamos seguros de que sí van a lograr las firmas porque este es el inicio de un movimiento ciudadano que va poco a poco prendiendo, despertando, de esas cuatro quintas partes de la ciudadanía mexicana que rechaza a los partidos políticos, que no les tienen confianza porque no cumplen con su función, son sinónimo de corrupción y escándalos, por los que el sistema político mexicano padece de una severa crisis de credibilidad, lo que ha propiciado que la ciudadanía se aleje de la política.
La ciudadanía está despertando y ese es un hecho, por ello es el momento de que le ponga un hasta aquí a los partidos políticos para detener su corrupción, escándalos e ineficiencia política, acabar con su centralismo y monopolio de las decisiones nacionales, los mexicanos tenemos que pensar en nuestro desarrollo no en términos de los intereses sectarios de los partidos, sino de toda la sociedad y eso sólo se garantiza gobernando desde la perspectiva ciudadana y con el apoyo de los ciudadanos.
Teórica e históricamente los partidos se inventaron como instrumentos para que los ciudadanos se agruparan por posiciones ideológicas, principios y valores, condiciones socioeconómicas y accedieran al poder a través de mecanismos de competencia democrática, pero también la historia ha verificado que ha habido partidos que han sido fundados como mecanismos autoritarios y dictatoriales de acceso, ejercicio y permanencia en el poder que nada tienen que ver con la ciudadanía y la democracia, o partidos que nacieron inspirados por las libertades ciudadanas y democráticas, pero que acabaron cerrando la puerta a la ciudadanía y a la democracia.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A toda la paisanada, que es hora de que haga valer la poderosa, sea haga grande o sea chica, bonita o fea, financiera, de tarjeta de crédito o de reclusorio, la cosa es que saquemos la pluma del morral y la estampemos para llevar a Margarita a la boleta electoral.