EL-SUR

Sábado 15 de Junio de 2024

Guerrero, México

Opinión

¿A qué ir a Badiraguato?

Silber Meza

Noviembre 05, 2022

Cada vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador va a Badiraguato, Sinaloa, sus críticos afirman que el mandatario acude a reunirse con narcotraficantes. De esto no se ha comprobado nada.
Pero estas visitas me dan pie para contar qué se puede hacer en Badiraguato. A ver, sí, es la “cuna” del narcotráfico en México. De ahí han salido poderosos criminales que han creado varios cárteles que mantienen presencia en diferentes estados del país. Pero, punto y aparte, quiero contar un poco del otro Badiraguato que no se conoce y en muchas de las ocasiones no se quiere conocer.
Lo primero que puedo decir es que buena parte de los pobladores de Culiacán, Salvador Alvarado (Guamúchil) y Mocorito tienen parientes en Badiraguato. Muchos se han bajado a las ciudades para mejorar su calidad de vida y disminuir la marginación.
En la actualidad, para llegar a Badiraguato por Culiacán, la capital de Sinaloa, se puede ir en transporte público o en vehículo particular. La carretera está pavimentada y hay una caseta administrada por la SCT que cuesta poco más de 20 pesos, si no mal recuerdo. Lo primero es llegar a la cabecera municipal, donde se puede visitar la plazuela principal, un lugar que tiene bustos de metal con personajes destacados.
El principal atractivo turístico de Badiraguato es Surutato, un pueblo que se encuentra a poco menos de dos horas sierra arriba. Se puede llegar en automóvil porque el camino está pavimentado.
Hace varios años, más de una década, el gobierno puso en marcha allí un programa llamado “Rescate de la sierra”. Se trataba de apoyar con pequeños créditos y fondos perdidos a emprendedores que deseaban impulsar el turismo y la agricultura legal en el lugar. Me tocó ver a una señora que sembraba tomates y flores en unos invernaderos.
Ese programa no funcionó como se previó, pero sembró la semilla para que los habitantes del lugar empezaran a emprender. Levantaron cabañas, iniciaron los paseos en cuatrimotos, en caballos.
Resulta que Surutato es un escape al calor típico de Culiacán y de buena parte de Sinaloa. Al subir a sus montañas se asoman los pinos y la temperatura empieza a descender. La gente cosecha duraznos y manzanas, frutas que no se logran en la mayor parte de la entidad.
Entré al sitio web del ayuntamiento de Badiraguato para conocer más a detalle la oferta turística local, pero hallé muy poco. Aquí presento unas atracciones que recomiendan en el portal tusbuenasnoticias.com que, como su nombre lo indica, se dedica a dar a conocer “información positiva”.
Mirador La Nariz. Un lugar desde el cual se puede observar el grosor de la Sierra Madre Occidental. Tiene unas áreas para sentarse y una especie de bellota gigante de madera.
Tusbuenasnoticias lo explica muy bien: “Después de haberse explotado su madera, los pobladores de Surutato se han dado cuenta de que el bosque produce más dinero por turismo que por tablas. Hoy es el atractivo más importante para los visitantes. La comunidad se encuentra al fondo de una hondonada. Después de haber buscado vocación en la floricultura y otras actividades, nada resultó mejor que el turismo. Los periodos de vacaciones son intensos, llenos de familias en busca de relajación y aventura entre senderos y riscos”.
Existe una presa rodeada de pinos donde los turistas pueden bañarse, chapotear y pasear en lancha. También hay un puente colgante, una tirolesa y una cascada natural.
Otro punto que aún sin ser atracción turística vale la pena conocer, es el Centro de Estudios Justo Sierra (Cejus). Ahí dan clases desde nivel preescolar hasta doctorado. Es un sitio que le da esperanza a los jóvenes que desean estudiar en Surutato, independientemente de si son de esa localidad o de poblados cercanos.
A López Obrador le gusta ir a Badiraguato, Sinaloa, y muchos de sus críticos dicen que lo hace porque va a reunirse con narcotraficantes. Insisto: no se tienen elementos para asegurar que el presidente se ha reunido con narcotraficantes en Badiraguato.
Pero el tema lo aprovecho para decirle que, si anda por Sinaloa, no deje de ir a Surutato, Badiraguato: verá que es un lugar muy bello.