EL-SUR

Martes 24 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Opinión

¿Acaso…?

Héctor Manuel Popoca Boone

Febrero 11, 2017

¿Acaso no es una certeza afirmar que un pueblo sin educación es un pueblo sin futuro? ¿Qué será de Guerrero en un mañana no muy lejano cuando hoy estamos constatando que los estudiantes que cursan su enseñanza media superior en la Universidad Autónoma de Guerrero, en el Colegio de Bachilleres, en las preparatorias abiertas y populares y en el Colegio de Educación Técnica Profesional tienen conocimientos insuficientes en dos áreas fundamentales como lo son: lenguaje-comunicación y matemáticas? ¿Por qué será que el director de educación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) afirma –basado en una encuesta nacional– que, hoy por hoy, para los jóvenes mexicanos el lograr tener un título profesional ya no es un peldaño para ser exitosos en la vida? ¿Acaso visualizan esos jóvenes encuestados que, a pesar de llegar a ser profesionistas, la mediocre sociedad en que vivimos tan solo los colocará en la disyuntiva de ser taxistas o taqueros?
¿Acaso no es un hecho lamentable que una consultora financiera internacional certificada como lo es Fitch & Ratings afirme que las finanzas públicas del gobierno municipal de Acapulco son un verdadero “despapaye” y tapa su ineficiencia incrementando la deuda pública a través de créditos bancarios conseguidos en lo oscurito? ¿Acaso la baja en la calificación que le otorgan al ayuntamiento porteño no significa prender el foco amarillo de riesgo a posibles inversionistas y financieros extranjeros que desean realizar negocios en este flagelado municipio? ¿Acaso vale la pena fingir hablar bien de Acapulco, mientras no seamos capaces de erradicar todo el estercolero producido a lo largo del tiempo por los malos gobernantes, funcionarios corruptos, maleantes y algunos empresarios inescrupulosos que han convertido este centro turístico en uno de quinta categoría? ¿A quién pretendemos engañar? ¿A nosotros mismos? ¡Limpiemos nuestra casa, antes de invitar a alguien a visitarla! La lógica elemental así lo indica.
¿Acaso no es el colmo de los colmos que el presidente municipal de Chilpancingo declare que aplicará sanciones administrativas a los ciudadanos que arrojen basura a la calle en la ciudad capital, cuando él y su incompetencia son los causantes de no brindar el servicio básico de recogerla y depositarla en adecuado relleno sanitario fuera de la ciudad; convirtiéndose esa falta de previsión en un serio peligro de salud? ¿Quién le aplicará las sanciones político-administrativas correspondientes al edil capitalino?
¿Acaso no es una simulación descarada que una funcionaria del Congreso local declare que ya se cumplió con el compromiso de alinear y/o armonizar las leyes estatales con las federales en materia de salvaguarda a las mujeres contra los feminicidios, cuando tan solo se han enviado las iniciativas de ley a las comisiones respectivas para su análisis? ¿Querrán ver cara de idiotas a la ciudadanía, a la Alianza Feminista y a la Comisión Nacional contra la Violencia de la Mujer? Que quede claro, este compromiso en específico se cumplirá cuando estén aprobadas y publicadas en el Diario Oficial del gobierno las leyes actualizadas de referencia.
Por último, ¿acaso no es incongruente que un gobernante supuestamente de “izquierda” pueda darse el lujo de dar un paseo familiar por la bahía de Puerto Marqués, en un yate de potentado millonario, aun cuando la ciudad este bañada de sangre con por lo menos dos asesinatos diarios y múltiples hechos delincuenciales de todo tipo? ¿Es válido y verosímil que ¡Evooodiio! le eche la culpa de todos los males y problemas que enfrenta a su antecesor Luis Walton? Algunos analistas políticos dicen que es el vivo ejemplo de cómo la mayoría de los dirigentes y gobernantes del PRD-Guerrero han quedado ensartados por la ineptitud, la corrupción, el espíritu mafioso y la impunidad; así como por el vale-madrismo, diría yo.
¿Acaso la resistencia que pone el PRI-Guerrero para suprimir el fuero y la impunidad a gobernantes y legisladores, no es señal inequívoca que tenemos, vivita y coleando, una recalcitrante delincuencia organizada de cuello blanco en éstas tierras del sur?