EL-SUR

Sábado 09 de Diciembre de 2023

Guerrero, México

Opinión

Amarrar al tigre

Arturo Martínez Núñez

Julio 21, 2020

La pandemia del Covid que arrasa con las vidas, con los empleos y con los ingresos de los guerrerenses aun no concluye, es más, ni siquiera hemos llegado al pico y los actores políticos de distintos sinos siguen sin entender que esto no se trata de los políticos ni de los partidos sino de la gente, de un auténtico asunto de Estado.
El escenario político en Guerrero se calienta, toma fuego, arde más que la canícula; los actores que operan a la luz del día se mueven nerviosos y los que operan desde las penumbras comienzan a mover sus tenebrosas fichas buscando desestabilizar al estado como lo han hecho en cada elección.
No es casualidad que en un lapso relativamente corto de días se den sucesos como la irrupción violenta al Congreso del Estado, el escalamiento de bloqueos en distintos puntos y por distintas causas a lo largo del territorio estatal, y la aparición de supuestas revelaciones periodísticas que buscan desprestigiar a determinados actores.
En política no hay sorpresas, hay sorprendidos; en política nada es coincidencia y todo debe verse a la luz del año electoral.
Todos los protagonistas de todos los partidos tenemos que hacer un alto y unirnos, no en los dichos sino en los hechos, para propiciar un clima de armonía, de concordia y de reconciliación. A nadie le conviene que el Guerrero bronco, el Guerrero negro despierte. A nadie le conviene que el tigre se suelte.
Desde este espacio hacemos un llamado a todos los aspirantes, suspirantes, precandidatos y soñadores, a que guardemos los tambores de guerra, porque lo único que vamos a obtener tensando la cuerda es que la gente nos repudie aún más de lo que ya lo hace.
La guerra sucia en cualquiera de sus vertientes solo genera violencia, primero verbal, y luego real. Nosotros desde la izquierda rechazamos la violencia, venga de donde venga. Rechazamos la politiquería y las operaciones nocturnas que buscan calumniar y enlodar. Rechazamos también que se haga o se intente hacer leña del árbol caído.
O nos unimos todos de verdad con generosidad y con honestidad, o el estado sufrirá, como ha ocurrido cíclicamente, de un periodo negro que a nadie le conviene.
Promovamos el debate de ideas, contrastemos los proyectos, pero hagámoslo a la luz del día, de frente, con nombre y apellido y no parapetados detrás de cubrebocas, pasamontañas, anónimos, bots, filtraciones, invenciones, y otro tipo de malas prácticas que lo único que hacen es tensar el ambiente.
Guerrero necesita concordia, no divergencia; Guerrero necesita armonía y no disenso; Guerrero necesita unidad y no más tensión.

@ArturoMN