EL-SUR

Martes 07 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

ASF: desfalcos en Cultura

Humberto Musacchio

Febrero 25, 2019

 

La Auditoría Superior de la Federación afirma (Excélsior 22/II/19) que en la cuenta pública de 2017 aparece un “probable daño o faltante” por 226 millones 667 mil pesos en proyectos de los que la Secretaría de Cultura, la federal, “no presentó evidencia documental que acredite su ejecución” y en algunos casos se presentaron comprobantes apócrifos, cotizaciones falsas o alteradas, bienes no adquiridos, precios superiores a los del mercado, pagos en exceso y falsificación de firmas. Agrega la ASF que en la restauración de monumentos no hubo validación ni visto bueno del Instituto Nacional de Antropología e Historia, además de que el INAH, el INBA y la propia Secretaría de Cultura “carecieron de diagnósticos sobre el estado físico de los bienes del patrimonio cultural material”, sobre todo después de los sismos de 2017, “para determinar las necesidades de mantenimiento, conservación y restauración”. Sorprende que eso hubiera ocurrido en el INAH y el INBA, instituciones que cuentan con el personal más calificado para estos casos. Por eso mismo, habrá que tomar con las debidas reservas lo que dice la Auditoría Superior de la Federación y esperar las precisiones que en su caso hagan María Cristina García Cepeda, ex secretaria de Cultura, Lidia Camacho, quien fuera directora de Bellas Artes, y Diego Prieto, quien sigue al frente del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Malas cuentas de un priista

Gerardo Sánchez, ex líder de la Confederación Nacional Campesina, senador por Guanajuato en el pasado sexenio, ex presidente de la Comisión de Cultura de la llamada Cámara alta y perdedor como aspirante a la gubernatura de su estado, se despachó con la cuchara grande a la hora de gestionar y conseguir que los diputados le asignaran grandes partidas mediante la Fundación Juan José de los Reyes Martínez El Pípila y la Fundación Organizados para Servir, a la que sus paisanos llaman “organizados para servirse”. Mediante esos membretes, el priista ha recibido más de 90 millones de pesos de los que sólo parcialmente rindió cuentas, pues echó mano del sobado recurso de transferir a terceros esos fondos a modo de hacerlos perdedizos. Incluso se dio el caso de que cediera 5 millones para la realización de dos cortometrajes y la asociación civil que recibió ese dinero presentó dos documentales, pero los mismos ha-bían sido producidos años antes. Una evidente estafa, pues. Como se sabe, la Cámara de Diputados “etiqueta” ciertas partidas dizque para proyectos culturales que en más de una ocasión han resultado fraudulentos, pues se obtienen mediante gestores que reparten moches a los parlamentarios.

Maltrato “hiriente” a teatreros

Con centenares de firmas, entre otras las de Estela Leñero, Juliana Faesler, David Psalmon y Luz Emilia Aguilar Zinser, hoy se entregará en Palacio Nacional un documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador en el que se acusa al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de “indolencia inaudita” por el retraso de un mes en dar a conocer los resultados del Programa de Apoyos a Grupos Artísticos Profesionales de Artes Escénicas de México. La carta está dirigida igualmente a la secretaria de Cultura Alejandra Frausto, a la directora del INBA, Lucina Jiménez y a Mario Bellatín, director del Fonca. Sobra decir que en la mayoría de los casos, nuestra gente de teatro despliega su creatividad en condiciones materiales que distan de garantizar una vida digna, pues a lo incierto de sus ingresos se suma la falta de seguridad social, jubilación, vivienda y otros beneficios que sí tienen otros trabajadores. Como en el caso de los miles de despedidos del sector público y de las madres trabajadoras que necesitan de guardería para sus hijos, los teatreros, al igual que otros sectores del medio artístico-intelectual, votaron por el actual gobierno con la esperanza de que fueran resueltas sus necesidades. Pero hasta ahora ha sido todo lo contrario.
Breviario…

Nacido en España, Vicente Rojo debió soportar la dictadura franquista todo un decenio. Vino a México en 1949 y aquí se convirtió en reconocidísimo pintor y escultor, formador de numerosos diseñadores gráficos y hombre que suele estar con quienes pugnan por justicia material. La semana pasada, nuestro artista recibió el doctorado honoris causa que en buena hora le otorgó la Universidad Iberoamericana. Le sobran merecimientos. @@@ Mañana martes, a las 12 horas, en el Seminario de Cultura Mexicana (Presidente Masaryk 526, Polanco), dentro del ciclo Derechos Humanos. Temas y Problemas, don Sergio García Ramírez disertará sobre derechos humanos y protección internacional de grupos vulnerables. El mismo día, a las 17 horas, Jacqueline Peschard hará una exposición con el tema Transparencia, ¿Por qué importa? @@@ La revista Cuartoscuro convoca a su ya tradicional concurso de fotografía con el tema Puño de tierra. La muerte. Los premios son de 75 mil pesos para el primer lugar, 50 mil para el segundo y 30 mil para el tercero, con sus respectivas cámaras Nikon profesional y exposición de las 60 mejores fotos. Mayores informes en [email protected]