EL-SUR

Lunes 03 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Auditoría a la mitigación al cambio climático

Octavio Klimek Alcaraz

Agosto 13, 2016

En 2011, México se ubicó en el lugar número 12 entre los países generadores de Gases Efecto Invernadero (GEI) y emitió el 1.4 por ciento del total de éstos a la atmósfera. Al respecto, es miembro activo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que fue adoptada desde 1992 y tiene como objetivo principal construir acuerdos para reducir la emisión de GEI en el planeta.
Por ello, México comprometió en la Conferencia de las Partes (COP) 21 de la citada Convención Marco realizar acciones de mitigación que tengan como resultado la reducción del 22 por ciento de sus emisiones de GEI al año 2030, tomando en cuenta el escenario tendencial como línea base, lo cual significa una reducción de alrededor de 210 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2eq) o GEI. Ver documento Gobierno de la República. 2015. Compromisos de Mitigación y Adaptación ante el Cambio Climático para el Periodo 2020-2030. página electrónica http://iecc.inecc.gob.mx/documentos-descarga/2015_indc_esp.pdf.
Debe considerarse que aun cumpliéndose dicho compromiso el nivel de emisiones de GEI en el 2030 sería equivalente al que se alcanza hacia el 2019 (762 MtCO2eq), y el pico máximo de emisiones se alcanzaría alrededor del 2026 (casi 900 MTCO2eq).
Para la atención de este problema, la Ley General de Cambio Climático establece el Sistema Nacional de Cambio Climático integrado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), los gobiernos estatales y municipales, y representantes de la sociedad civil, así como por la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático (CICC), constituida a su vez por dependencias federales integradas en grupos de trabajo, que realizan acciones en materia de mitigación y adaptación. La Semarnat es quien actúa como Secretaría Técnica y presidente suplente de la CICC.
En vinculación al citado compromiso de mitigación, el pasado 17 de febrero de este año fue presentado dentro del Informe del resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Auditoría de Desempeño a la Semarnat sobre Mitigación al Cambio Climático. Ver en páginas electrónicas, la Ficha Técnica: http://informe.asf.gob.mx/Documentos/Fichas/Ficha_DE_a.pdf páginas 454 a 456 y la auditoría en extenso en http://informe.asf.gob.mx/Documentos/Auditorias/2014_0134_a.pdf.
A continuación se presenta algunos de los principales resultados expuestos en la ficha técnica de manera textual.
1. Falta de implementación de proyectos de mitigación:
“En cuanto a la promoción, las acciones realizadas por la Semarnat, en 2014, no lograron la implementación de nuevos proyectos considerados prioritarios: Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) y Acciones Nacionales de Mitigación Apropiadas (ANMA), que incrementaran los volúmenes de emisiones de GEI evitadas y dieran viabilidad al cumplimiento de las metas nacionales de mitigación de 2018, 2020 y 2050; ya que la Semarnat no promovió proyectos de mitigación y el grupo de trabajo Comité Mexicano para Proyectos de Reducción de Emisiones y Captura de Gases de Efecto Invernadero (Comegei), de la CICC, aun cuando promovió ocho proyectos MDL, no registró ni aprobó ninguno, debido a problemas operativos y de costos internacionales de los proyectos MDL” (p. 455).
2. Las dependencias del gobierno federal gastan recursos públicos etiquetados para mitigación sin considerar finalmente acciones y metas de mitigación.
“Respecto del financiamiento, en 2014, los 37 mil 702.7 millones de pesos del Anexo 15 Recursos para la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), fueron asignados y se ejercieron 35 millones 016 mil 484.5 pesos ejercidos sin considerar las acciones ni las metas de mitigación establecidas a las dependencias de la administración pública federal en el Programa Especial de Cambio Climático (PECC), 2014-2018, ya que el 17.3 por ciento (6 mil 041.6 millones de pesos) lo ejercieron 13 ramos que no tienen asignadas acciones ni metas de mitigación y a una dependencia (Sedesol) le fueron asignadas acciones y metas en el programa, pero no dispuso ni ejerció recursos presupuestarios mediante el Anexo 15 del PEF. Además, la reciente creación del Fondo Nacional de Cambio Climático (FCC) y la extemporánea disponibilidad de los 102.3 millones de pesos con los que fue constituido en 2014, limitó financiar proyectos estratégicos para la mitigación de GEI, ya que sólo se apoyó un proyecto mediante el ejercicio del 19.5 por ciento (20 millones de pesos) de los recursos disponibles” (p. 455).
3. No se ha logrado hacer realidad una economía de bajas emisiones de carbono.
“Por lo anterior, no obstante que la política de mitigación al cambio climático tiene un diseño normativo robusto de alcance general, la gestión para operar la política muestra debilidades, ya que las acciones realizadas por la Semarnat y la CICC no han logrado mitigar los volúmenes de GEI que permitan cumplir las metas del objetivo de descarbonizar la economía, debido a que, en el periodo 1980-2013, las emisiones de bióxido de carbono equivalente (CO2eq) mantuvieron un crecimiento promedio anual de 3.4 por ciento, de 240.3 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2eq) a 717.8 MtCO2eq en esos años, y una correlación positiva con el PIB de 0.95; mientras las emisiones crecieron 3.4 por ciento en promedio anual, el PIB se incrementó 2.4 por ciento en promedio cada año” (p. 456).
4. Se mitiga menos de lo programado, esto haría inviable el cumplimiento de la meta al 2018 y hasta el 2050.
“En 2014 se mitigaron 23.9 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2eq), cifra que representa el 89.5 por ciento de los 26.7 MtCO2eq) que se programó reducir en 2014, y el 28.7 por ciemnto de los 83.2 MtCO2eq) que se programó reducir al 2018, con lo que se puede inferir que aún es amplia la brecha para cumplir la meta al 2018. Para alcanzar la meta nacional de mitigación de CO2e establecida para el 2020, referente a que las emisiones no rebasen las 672.0 MtCO2eq, se requiere mitigar 288 MtCO2eq. No obstante en el supuesto de que la administración pública federal mantuviera la tendencia y alcanzara los 112.9 MtCO2eq, esta mitigación, resultado de las acciones y compromisos de la APF, representaría el 39.2 por ciento, en tanto que para las restantes 175.1 MtCO2eq (60.8 por ciento) los miembros del SCC (sic) no definieron las instancias responsables de su mitigación para cumplir la meta nacional a 2020 de no emitir más de 672 MtCO2e, lo que haría inviable el cumplimiento de la meta al 2050, ya que se requiere de se requiere una mitigación de mil 937.0 MtCO2eq. Aunado a esto, en los tres indicadores del PECC 2014-2018, que miden los volúmenes de GEI mitigados por la APF, se alcanzó una mitigación de 23.9 MtCO2eq que representa el 89.5 por ciento de la meta reprogramada a 2014; se alcanzó una reducción de 41 mil 592.3 de toneladas de metano, el 101.5 por ciento de la meta a 2014 (40 mil 968.2 toneladas de metano), y se obtuvo una reducción de 743.2 de toneladas de CN, el 105.1 por ciento de la meta anual de 707.1 toneladas de carbono negro” (p. 456).
Aunque, la referencia es del año 2014, los resultados de esta auditoría de la ASF son preocupantes. La Semarnat responsable de hacer cumplir los compromisos internacionales de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero ha sido duramente recortada en términos presupuestales, hay falta de recursos humanos técnicos altamente especializados y ausencia de recursos para la operación cotidiana. Las otras dependencias federales corresponsables de los citados compromisos no están tomando en serio su trabajo y dejan muy sola a la Semarnat. Se requiere un fuerte llamado de atención por el titular del Ejecutivo Federal a las dependencias integrantes de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático. De no hacerlo, resulta sumamente complicado hacer cumplir las metas de mitigación del Programa Especial de Cambio Climático para el 2018. En unas tres semanas se conocerá el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2017. Debemos sensibilizar a todos los actores políticos y económicos en la importancia para la naturaleza y la gente de tener un presupuesto suficiente para cambio climático y así cumplir las tareas formalmente comprometidas.