EL-SUR

Miércoles 28 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Autocrítica partidaria

Héctor Manuel Popoca Boone

Mayo 28, 2016

Diversos actores políticos del PRD-Guerrero han comenzado a realizar una autocrítica del funcionamiento que ha tenido su partido en los últimos años. Esperemos que este proceso indispensable no sea de dientes para afuera. Las fallas que han confesado tener, no son únicas del PRD, sino también de otros partidos, pero que aún no han tenido el valor de aceptarlas para mejorar su conducta pública y ser más eficaces en su finalidad política.
Reconocen los perredistas que los ciudadanos acusan hartazgo de los partidos, porque en poco han ayudado a resolver los graves problemas de Guerrero. Aceptan que actualmente su partido ha sido incapaz de caminar junto al pueblo y solidarizarse con sus luchas sociales. Han medrado en la política, dicen.
Se percatan del olvido de la lucha por la justicia social y el respeto a los derechos humanos que demandan la mayoría de los ciudadanos guerrerenses. Reconocen que han actuado solo para sus intereses personales o de grupo. Saben de su situación privilegiada al ser partícipes de la partidocracia. Al detentar junto con otros partidos el oligopolio de la postulación de candidatos de elección popular. Además de que practican la dedocracia en la selección de candidatos y en el nombramiento de sus dirigentes partidarios. Las corrientes políticas se reparten los municipios para luego vender las candidaturas. En lugar de practicar una sana democracia interna, son “farol de la calle y oscuridad de su casa”.
Aluden al poco trabajo en torno a la concreción de los principios que enarbola su partido, sino a las conveniencias particulares, a partir de negociaciones muy pragmáticas y totalmente des-ideologizadas, realizadas en lo oscurito y cuyos acuerdos matan la observancia de cualquier estatuto. El comportamiento de sus grupos políticos ha sido de tipo mafioso, obligando a los militantes individuales a pertenecer incondicionalmente a alguna de sus corrientes políticas, si es que quieren progresar políticamente. Aceptan que eso ha dado al traste con la unidad y cohesión partidaria.
Se han involucrado de lleno en la democracia electoral mercantilizada, donde predomina el uso del dinero en forma corrupta para la compra del voto ciudadano; utilizando además el reparto de las consabidas dádivas para la misma finalidad. Pero como no les alcanza el dinero recibido por el gobierno federal y estatal recurren al financiamiento por debajo del agua que obtienen de: a) los gobernantes, b) los grandes empresarios y c) el narcotráfico.  Con esto último, entraron a la práctica de la narco-política.
Les ha faltado transparencia y honestidad en el gasto de las prerrogativas institucionales y sus gobernantes también han saqueado el erario público. Sus jefes han convertido la política en un lucrativo negocio familiar. Además de que los mandos medios y superiores contemplan a las bases militantes como mano de obra esclava, susceptible de utilizarse vilmente. Mantienen intermitentemente vicios de corrupción, ineptitud y de simulación frente al pueblo. Es decir, abusan de la demagogia, la hipocresía y la falsedad en sus discursos políticos.
Se han inclinado a buscar el poder por el poder mismo, para su provecho personal y no para el servicio del pueblo. Algunos de sus líderes hacen pública ostentación de las riquezas que obtienen al lucrar en la política. Esa es causa principal por la que no ceden la estafeta a nuevos cuadros, a nuevas caras, a las nuevas generaciones emergentes. Los entronizados son y quieren seguir siendo los mismos de siempre. Per secula, seculorum.
PD. Señor secretario de Gobernación, Osorio Chong: en mi calidad de ciudadano en vigila, informo a usted que el Secretario General de Gobierno de Guerrero, pretende marginar a la OPIM de la puesta en marcha y administración del Centro Comunitario para la mujer indígena de Ayutla. Objeto de reparación colectiva indicada en una sentencia de la Cidh contra el Estado Mexicano. Las mujeres indígenas de la OPIM han sido quienes han luchado para hacerla efectiva a favor de sus congéneres Me Phaa de la región, durante varios años ha. No es justo seguir pasando vergüenza internacional de incumplimiento, al estar varado el proyecto solo por un arrebato de carácter del funcionario de referencia.