EL-SUR

Lunes 06 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Bañuelos, el bienamado

Humberto Musacchio

Abril 03, 2017

Para la juventud rebelde de 1968, Juan Bañuelos era más que un poeta: era un símbolo del intelectual que pone su talento y sus saberes al servicio de las mejores causas. Lo hizo en los años 50 al apoyar sin rodeos el movimiento magisterial y la gran gesta ferrocarrilera que aplastó el gobierno del guatemalteco Adolfo López Mateos. Juan fue siempre una figura ligada a la rebeldía, en su poesía y en su actuación como ciudadano, como ocurrió en 1994, al estallar la rebelión zapatista en Chiapas. En aquel 68, el también poeta Javier Molina solía imprimir volantes que en lugar del consabido mensaje político contenían algún poema que repartíamos o pegábamos en los muros, como éste de 1960:
Las palabras son hijas de la vida.
Sufren, paren; también tienen sus muertos.
Y en la honda capital de la miseria
Las armé de fusiles y de verbos
(En esta patria muda, perseguida
Donde hasta el aire mismo va a dolernos).
Yo fui el autor.
Lo que suena a dolor me suena a pueblo.
Nací en el Sur. Mi nombre:
Juan Bañuelos.

Adiós a Jaime Ortiz Lajous

Se nos murió el arquitecto Jaime Ortiz Lajous (1932-2017), a quien debemos la recimentación y salvamento de la Catedral de México, la restauración del ex Convento del Carmen en el Desierto de los Leones y de las iglesias de La Profesa y San Felipe de Jesús, en la avenida Madero. Después del incendio del 25 de agosto de 1994 se dedicó a restaurar la Casa de los Azulejos, obra que concluyó exitosamente el 5 de marzo de 1995. No casualmente su último trabajo lo realizó frente a su domicilio particular, en el Foro Lindbegh, en la colonia Hipódromo de la Ciudad de México, donde sustituyó las trabes del escenario, arregló los camerinos e hizo restaurar los murales de Roberto Montenegro. Fue vicepresidente para América Latina de Icomos (1987-93) y presidente para México del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio.

Se fue Juan Miguel de Mora

Erudito, peleador, contradictorio, insoportable, genial, así era Juan Miguel de Mora (España 1921-Ciudad de México 2017), hombre de sólida formación académica y maestro de numerosas generaciones universitarias. Especialista en sánscrito, hizo una edición del Rig Veda y otra de los Upanichad. Como autor incursionó en la dramaturgia, la novela, el ensayo y la crónica mediante decenas de libros. Durante 60 o 70 años ejerció un periodismo agudo, frecuentemente provocador y siempre inteligente en publicaciones como Cine Mundial, El Sol de México, Diario de la Tarde y numerosas revistas. Escribió en El Heraldo Cultural, aquel buen suplemento que dirigió Luis Spota. En la revista Siempre!, José Pagés Llergo lo tenía entre sus colaboradores de lujo, aunque procuraba no exhibirlo demasiado por la carga explosiva de sus textos. Desde los años 80 fue un asiduo escritor de la sección cultural de El Financiero, en el tiempo en que dirigió Víctor Roura. Perteneció a la Academia de Ciencias de Nueva York. Recibió las Palmas Académicas de la Universidad Internacional de Roma y el doctorado honoris causa por The Ministerial Training College, de Gran Bretaña, sin embargo, queda la impresión de que México no supo apreciarlo lo suficiente. Cuando se apaguen los rencores, ocupará el lugar al que se hizo merecedor.

Murió Evgueni Evtuchenko

Debió ser a principios de 1968 cuando Evgueni Evtushenko vino a México y se presentó en la Casa del Lago, la Alameda Central y la Arena México. El autor de esta columna lo recuerda leyendo en ruso y en español su poesía ante una multitud embelesada por su indudable carisma. Traía fama de comunista crítico y no ocultaba ese talante. Ahora, según la nota de Juan Pablo Duch en La Jornada, nos enteramos de que viajó por todo México teniendo como Cicerone a Carlos Monsiváis y que se entrevistó con Víctor Rico Galán, entonces preso en la cárcel de Lecumberri. Vivió en Cuba como corresponsal de Pravda, pero nunca mandó una sola nota. A la Unión Soviética enviaba poemas que eran muy celebrados. En Cuba tuvo un problema cuando defendió de la burocracia al también poeta Heberto Padilla. En 1991, después de la caída del muro de Berlín, se estableció en Estados Unidos, pero visitó su patria en repetidas ocasiones. Fue un personaje de época.

Breviario…

Alguien debe informar al Colegio Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, un organismo de Estado, que el artículo tercero de la Constitución todavía dice: “Toda la educación que el Estado imparta será gratuita”. Toda, incluida la de posgrado. @@@ Fernando del Paso cumplió 82 años… y sigue tan campante. Muchos años más para ese maestro de la lengua, orgullo de las letras mexicanas. @@@ El próximo jueves se inaugura la exposición Cien años de una artista, con la cual se inician las celebraciones por el centenario de Leonora Carrington. @@@ Alicia Reyes se va a residir a París, donde convivirá con su hijo y nietos. Para despedirla, se celebró un acto en el Palacio de Bellas Artes y ahí, Adolfo Castañón dijo que era “una especie de escudera y caballera andante de la persona y de la obra del alto poeta, ensayista y humanista mexicano” que fue Alfonso Reyes.