EL-SUR

Sábado 04 de Diciembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

¿Cambios a la ley autoral?

Humberto Musacchio

Julio 24, 2017

Entrevistado por Alejandro González para el diario Reforma (20/VII/2017), Jean Ives Peñalosa, especialista en propiedad industrial, declaró que en la renegociación del TLC Estados Unidos buscará “que las leyes mexicanas se apeguen a las suyas en materia de protección intelectual… Van a exigir que sea tal cual como la ley americana (sic) lo establece”. Por su parte, Sergio Legorreta, de la firma Baker & McKensie, considera que “hace falta actualizar la Ley Federal de Derechos de Autor que data de 1996”… Al respecto, hay que insistir en que México, lejos de homologar sus normas con las de Estados Unidos, debe defender lo que tenemos. De ahí lo peligroso que es “actualizar” la legislación autoral de 1996, misma que por cierto ya ha sido actualizada, porque las autoridades mexicanas creen que las leyes son trajes que deben quedar a la medida de sus conveniencias de cada día. El riesgo principal de una homologación es que en el país del norte priva el llamado Copyright, que otorga todos los derechos a quien paga por explotar la obra. En México, pese a todos los pesares, no hemos llegado a eso y los derechos morales son todavía definitivos, en tanto que los patrimoniales son objeto de un manoseo inmundo, pero finalmente siguen en la letra de la ley y los autores mantienen la posibilidad de pelear por lo suyo. Del actual gobierno mexicano no se puede esperar una actitud digna, de ahí que las sociedades autorales harían bien en intervenir en el asunto para evitar un nuevo golpe a la creación.

Antología de Juan Gelman

En 2008, el Fondo de Cultura Económica de España publicó una antología de Juan Gelman prologada por el entonces infaltable Carlos Monsiváis. Hasta donde recordamos, ese libro no circuló en México, de ahí que resulte oportuna la edición mexicana del bardo platense que pasó sus últimos años entre nosotros, precisamente en la colonia Condesa, donde vivía cuando después de mucho tiempo de búsqueda pudo localizar en Uruguay a su nieta, pues los padres de la chica fueron torturados hasta la muerte por la dictadura argentina. Hasta entonces, Juan caminaba un tanto doblado por el pesar, pero una vez que recuperó a la nieta tomó un andar alegre y vivaz. Otromundo se llama la antología a que nos referimos, para la cual el también poeta Eduardo Hurtado hizo la nada breve selección metida apretadamente en 200 páginas, pues no resultaba fácil escoger lo más representativo de aquello que entre 1956 y 2007 produjo Gelman, una de las más altas cumbres de la poesía contemporánea.

80 años sin Gerda Taro

En la excelente revista de internet Periodistas en Español.com, un texto de María Eugenia Eyras nos recuerda que el próximo jueves hará 80 años que murió la legendaria fotógrafa alemana Gerta Taro (nombre de batalla de Gerta Pohorylle), quien vivió un romance de película con el húngaro André Friedman, judío como ella, quien fuera su maestro. Bajo el nombre de Robert Capa, que posteriormente adoptaría Friedman, comerciaban sus fotos exitosamente. Vivieron en París, ligados a los círculos intelectuales de izquierda y al estallar la Guerra Civil española se trasladaron a los frentes de batalla, donde ella murió después de ser aplastada por un tanque, el 27 de junio de 1937, cuando estaba por cumplir 27 años. Setenta años después se descubrió la llamada “maleta mexicana” con negativos de Capa y por lo menos 300 de Gerda, quien fue sepultada en París, en el cementerio de Pére-Lachaise, en un sepulcro esculpido por Giacometti. Murió joven y hermosa. Rafael Alberti dijo que “arrastraba la alegría del peligro y la sonrisa de una juventud inmortal”.

Cine excelente ¡y gratis!

El viernes de la semana pasada, el cineclub del Museo de los Ferrocarrileros proyectó Liv & Ingmar, el documental de Dheeraj Akolkar sobre la pareja que formaron que en el arte y el amor Liv Ullman e Ingmar Bergman. El sábado a las 12 horas se exhibió Roma, ciudad abierta, de Roberto Rosellini, con Aldo Fabrizi y la espléndida Anna Magnani; a las 4 de la tarde del mismo sábado se pasó otra joya de la cinematografía: La tregua, de Francesco Rossi , en la que actúa el muy solvente John Torturro; y el domingo a las 12 del día el filme escogido fue La leyenda de la llorona, obra de animación del mexicano Alberto Rodríguez, para cerrar la semana a partir de las 16 horas con Vivir (Ikiru), de genial Akira Kurosawa. El Museo de los Ferrocarrileros está en Alberto Herrera s/n, colonia Aragón La Villa. Teléfonos 5118-6407 y 5118-6409 o en http://www.cultura.df.gob.mx/index.php/recintos/museos/mf. ¡Ah, y las funciones son gratuitas!

Breviario…

Desde que se inventaron las disculpas se acabaron las faltas de ortografía. El caso es que hace una semana, influido por la nota sobre el Ex Teresa, el autor de esta columna (o sea yo, HM) escribió “enteresa”, así, con ese, hecho que lo obliga a decir con toda entereza que se equivocó, por lo cual se va a una esquina con orejas de burro. @@@ El pasado viernes se cumplieron 100 años del nacimiento de Margarita Michelena, quien murió en 1998. Poeta reconocida, fue también una filosa periodista de Excélsior, con frecuencia injusta, pero siempre combativa.