EL-SUR

Martes 27 de Septiembre de 2022

Guerrero, México

Opinión

Carta abierta al IEPC-Guerrero

Héctor Manuel Popoca Boone

Julio 09, 2022

¿Alguien ha visto a Vicente Suástegui Muñoz?

Consejera presidenta, Luz F. Matildes Gama y C. secretario ejecutivo, Pedro Pablo Martínez Ortiz del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC): Como ciudadano independiente de partido político alguno, me permito disentir públicamente de lo expuesto y aprobado en el Consejo General del IEPC, en su sexta sesión ordinaria del 29 de junio de este año, por lo que se refiere a los resultados del análisis de los votos nulos para la gubernatura, en la pasada elección ordinaria electoral 2020-2021.
Del resultado del análisis muestral de votos nulos para la gubernatura, el Consejo General que usted preside, analizó una muestra de 394 boletas con voto nulo, de un total de 47 mil 480 votos ubicados en esa categoría. Es decir, tomaron como tamaño de muestra ¡menos del uno por ciento de dichos votos!
En términos del método estadístico muestral simple, el rango de la muestra a analizar debió ser de al menos 2 mil 884 boletas para otorgarle confiabilidad al cálculo. Por lo tanto, los resultados que ustedes informan son totalmente irrelevantes, poco consistentes y de nula credibilidad para cualquier inferencia estadística válida; sobre todo si fue un análisis estratificado no aleatorio con el que se deseaba saber, con aproximación razonable, el porcentaje de votos nulos por intención, por error o por otra razón (sic).
La importancia de los votos nulos intencionados (emitidos como repudio a una democracia discriminadora y mercantilizada, donde predominan las canonjías a la partidocracia), estriba en que, aun cuando por su cuantía fueron mucho menor a los votos para la gubernatura obtenidos por Morenal, el PRI y el PT; la sumatoria de todos los votos nulos nos ubicó en un sorprendente cuarto lugar, por arriba incluso de los obtenidos por el MC y el PAN, entre otros. No menos insólito es que los votos nulos intencionados los promovimos, sin haber erogado un solo centavo de las decenas de millones de pesos, que el Congreso local aprueba anualmente al IEPC para, entre otros rubros, soportar la operatividad de los partidos políticos, sus campañas electorales y hasta el pago de sanciones económicas electorales. ¡Uf!
Por otra parte, la maestra Luz F. Matildes Gama, en entrevista periodística (El Sur, 5/07/2022) manifiesta usted la discusión que han mantenido los consejeros, para contratar en las próximas elecciones una nueva empresa que se encargue del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), por la experiencia fallida tenida (suspensión del flujo de información en el día de las elecciones). Le recuerdo que aún no han rendido cuentas públicas pormenorizadas a la ciudadanía sobre las causas de ese grave fracaso; no obstante haberse adquirido un sistema de cómputo electrónico (que en su conjunto costó alrededor de 38 millones de pesos), diseñado por el Centro de Investigación en Cómputo del Instituto Politécnico Nacional, para que operado por el IEPC le fuera de utilidad en varios procesos electorales. No sabemos cuanta de la culpabilidad puede atribuírsele al IPN en el diseño del sistema y que tanta al IEPC, en la operación del mismo, ya que este último lo tuvo bajo su entera responsabilidad.
Del Consejo General del IEPC fue la decisión de usarlo; no obstante que el Instituto Nacional Electoral (INE) les advirtió, por escrito y con suficiente antelación, que el sistema presentaba fallas e inconsistencias en su instalación y puesta en operación detectadas en el periodo de pruebas (Comunicado de prensa No. 288 del 5/junio/2021). El INE recomendó que NO SE USARA el día de las elecciones. Cuestión importante a la que ustedes no hicieron caso. De este disparate mucho debe informar a la ciudadanía el pillín de Nazarín Vargas Armenta, otrora consejero presidente del IEPC.
Solo con una auditoría integral, en torno al diseño técnico, compra, implementación y operación del sistema utilizado en el PREP-Guerrero, podremos discernir las irresponsabilidades de cada cual, y, por otra parte, saber si hubo la fianza exigible al IPN, tomado como base la cuantía económica del contrato; cuestión que no ha realizado la Auditoría Superior del Estado, por estar acéfala desde hace un año, debido a la ineptitud de la “liliputiense” Jucopo del Congreso local. ¡Uf! ¡Uf!
El hecho del paro del flujo de información y de resultados del PREP el día de las elecciones (“caída del sistema”), provocó una gran confusión de credibilidad en la ciudadanía, en los partidos políticos y en las esferas gubernamentales de la federación y del estado; habiendo violentando así, el propio IEPC, varios de los principios básicos de su existencia, como es otorgarle transparencia y total certidumbre al proceso electoral. No omito mencionar que fue el INE quien salvó al proceso electoral 20-21 de ese difícil trance en Guerrero, gracias al uso alternativo del sistema federal de Conteo Rápido.
Este tipo de deficiencias institucionales, le dan sustento al presidente de la República, Andrés M. López Obrador, de incluir dentro de sus propuestas para la próxima reforma electoral, el suprimir en las entidades federativas a los organismos públicos locales electorales, para concentrar en un solo instituto la organización de comicios federales, estatales y municipales. Ahorrándoles, además, cientos de millones de pesos a los estados, que bien pueden destinarlos a la atención de las ingentes demandas del pueblo pobre: seguridad, salud y educación pública, por ejemplo.
De las atenciones que le merezca la presente carta, quedo de usted.

[email protected]